Frases de Orhan Pamuk

A veces pienso que si el tabaco gusta tanto no es por la fuerza de la nicotina, sino porque en este mundo vacío y sin sentido te da con facilidad la impresión de estar haciendo algo que tiene un significado. El museo de la inocencia

Frases de "El museo de la inocencia" (2008) Frases de Tabaco


Probablemente la mejor manera de proteger la felicidad consiste en no darse cuenta de que existe. El museo de la inocencia

Frases de "El museo de la inocencia" (2008) Frases de Satisfacción


Sólo se miente por algo que da mucho miedo perder. El museo de la inocencia

Frases de "El museo de la inocencia" (2008) Frases de Cazador de mentiras


Como la mayoría de los varones turcos que viven en mi mundo y caen en mi situación, en lugar de comprender lo que pasaba por la cabeza de la mujer que amaba y de entender sus sueños, lo único que hacía era forjarme fantasías sobre ella. El museo de la inocencia

Frases de "El museo de la inocencia" (2008) Frases de Vida de pareja


(...) Pero también sabemos que en cuanto señalemos el momento más feliz hará mucho que éste habrá quedado en el pasado, que no volverá nunca más y que, precisamente por eso, nos producirá dolor. Y lo único que puede hacemos soportable dicho dolor es poseer algún objeto perteneciente a ese instante dorado. Los objetos que nos quedan de los momentos felices guardan con mucha más fidelidad que las personas que nos hicieron vivir esa dicha el placer de su recuerdo, sus colores, sus impresiones táctiles y visuales. El museo de la inocencia

Frases de "El museo de la inocencia" (2008) Frases de Dicha


(...) Debió de ser por entonces cuando empecé a intuir por primera vez que la vida, para la mayor parte de la humanidad, no era una felicidad que debía ser vivida espontáneamente, sino una representación constante, un espacio estrecho formado por presiones, castigos y mentiras que estábamos obligados a creernos. El museo de la inocencia

Frases de "El museo de la inocencia" (2008) Frases de Representación


Eché a andar sintiéndome como un fantasma, como siempre que he bebido demasiado. El museo de la inocencia

Frases de "El museo de la inocencia" (2008) Frases de Borrachera


No me tomo tan a pecho nada en esta vida... Simplemente, no hay que agachar la cabeza cuando te pisotean el orgullo y el honor. El museo de la inocencia

Frases de "El museo de la inocencia" (2008) Frases de Honor


Si dos personas se quieren tanto como nos queremos nosotros nadie puede separarles, nadie - dije, yo mismo sorprendido por las palabras que me surgían de la boca sin la más mínima preparación-. Los amantes como nosotros, como saben que nada podrá acabar con su amor, hasta en los peores días, hasta cuando se hacen sin querellas cosas más crueles y equivocadas, llevan dentro de sí un sentimiento de consuelo inagotable. Pero puedes tener por seguro que a partir de ahora me moderaré y corregiré mis faltas. ¿Me escuchas? El museo de la inocencia

Frases de "El museo de la inocencia" (2008) Frases de Inagotable


La pasión por el arte, como el amor, es una enfermedad que nos ciega la mente, nos hace olvidar lo que sabemos y nos oculta la verdad. El museo de la inocencia

Frases de "El museo de la inocencia" (2008) Frases de Magia


En la ciudad uno podía sentirse solo en medio de la multitud, y de hecho lo que convertía a la ciudad en ciudad era la posibilidad de poder camuflar entre la muchedumbre las sensaciones extrañas que uno tenía. Una sensación extraña

Frases de "Una sensación extraña" (2014) Frases de Muchedumbre


Pero yo creo que para una chica debe de ser más fácil casarse con alguien a quien no conoce de nada, porque, creedme, cuanto más conoces a los hombres más difícil es quererlos. Una sensación extraña

Frases de "Una sensación extraña" (2014) Frases de Casamiento

Influencias

Autores relacionados

Elif Shafak

Orhan Pamuk

Orhan Pamuk

Escritor, novelista, ensayista, guionista, profesor y periodista turco, merecedor de numerosas distinciones, entre ellas el Premio Grinzane Cavour (2002) y el Premio Nobel de Literatura (2006).

Nombres

RealFerit Orhan Pamuk

Biografía Orhan Pamuk

Orhan Pamuk nace en el seno de una familia de clase media que vivía en el occidentalizado barrio de Nisantasi (Estambul), donde estudió en el "Robert College" y luego ingresó en la carrera de Arquitectura en la Universidad Técnica de Estambul.

Tres años después abandonó arquitectura para dedicarse a la literatura a tiempo completo, recibiéndose de periodista en 1977 (aunque nunca ejerció como tal).

En 1985 se trasladó a Estados Unidos, residiendo en Nueva York y trabajando como profesor visitante en la Universidad de Columbia hasta 1988, año en que volvió a Turquía.

En 1982 publicó su primera novela, "El astrólogo y el sultán", con la cual obtuvo reconocimiento internacional que luego consolidó con "El libro negro" (1990) y "Me llamo rojo" (1998).

En 2005 Orhan Pamuk fue llevado a juicio por una declaración sobre el genocidio armenio (también conocido como holocausto armenio o masacre armenia), sucedido entre 1915 y 1923.

Su mirada crítica sobre dicha matanza, sumado a su férrea defensa de los derechos humanos y varias amenazas e intentos de asesinato, hicieron que debiera exiliarse varias veces.

Libros destacados

  • Me llamo rojo (1998)
  • Nieve (2001)
  • Cevdet Bey y sus hijos (1982)
  • El castillo blanco (1985)
  • El libro negro (1990)
  • La vida nueva (1995)

Libros de Orhan Pamuk »

Enlaces

Ocupación

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Turquía

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Turquía

Guionistas » Guionistas siglo XX » Guionistas de Turquía

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Turquía

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Turquía

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Turquía

Síguenos en