Frases de Omar Khayyam - Página 2

01. A pesar de la felicidad que tuvimos, no añoro el pasado. ¡Es tan honda la dulzura del presente!

+ Frases de Dulzura


02. ¿Sabes lo que te puede acontecer mañana? Ten confianza, pues, de lo contrario, no dejará el infortunio de justificar tus temores. No te apegues a nada. No interrogues los libros ni a los hombres: él destino es inescrutable.

+ Frases de Mañana


03. El vino es color de rosa. Quizás no sea la sangre de la vid, sino la sangre de las rosas.

+ Frases de Vino


04. Sólo alcancé la paz definitiva el día en que abandoné todo con desprecio y pude comprender, al fin, que no se puede afirmar ni negar nada.

+ Frases de Desprecio


05. El pasado es un cadáver que debes sepultar.

+ Frases de Cadáver


06. No busques la felicidad: la vida es breve como un suspiro.

+ Frases de Suspiro


07. ¡Y pensar que hay insensatos que en esta misma hora sueñan con riquezas y distinciones! ¡Qué sedosa es tu cabellera, amada mía!

+ Frases de Pensar


08. Detén tu marcha y trata de ser feliz. ¿Por qué te afliges, pequeña mía? Dame vino; la noche se acerca.

+ Frases de Ser feliz


09. Si eres prudente, goza el momento que pasa; lo futuro, ¿qué encerrará?

+ Frases de Prudente


10. Llamas que el viajero olvida, cenizas que dispersa el viento: he ahí la vida del hombre.

+ Frases de Viajero


11. Los sabios de mayor renombre caminaron en las tinieblas de la ignorancia; fueron, sin embargo, las lumbreras de su tiempo.

+ Frases de Tinieblas


12. La verdad y el error, la certeza y la duda, no son sino palabras huecas como pompas de jabón.

+ Frases de Jabón

Influencias

Omar Khayyam

Omar Khayyam

Matemático, poeta, físico y astrónomo iraní de gran erudición y vastos conocimientos, dejando prueba de ello en la calidad de su legado.

Sobre Omar Khayyam

Nacido posiblemente en una familia de fabricantes de tiendas, Omar recibió una sólida educación en ciencias y filosofía en Neishabur, su ciudad natal y Balj.

En 1070 se trasladó a Samargand, donde completa su "Tesis sobre Demostraciones de Álgebra y Comparación", logrando un gran reconocimiento y prestigio.

Un tiempo después es contratado por el sultán Malek Shah para que construya un observatorio astronómico en Marv, (Mary, Turkmenistán).

Khayyam realizó relevantes investigaciones en astronomía, principalmente la corrección del antiguo calendario Zaratustrano.

En el 1092 realizó su peregrinación a La Meca, según la costumbre musulmana y a su regreso a Neishabur trabajó como historiador y maestro en matemáticas, astronomía, medicina y filosofía entre otras disciplinas.

A Khayyam se debe el que la incógnita de las ecuaciones genéricas se llame x: Omar la llamaba shay ("cosa", en árabe).

El término pasó a xay en castellano, y de ahí quedó sólo la inicial x.

Su trabajo literario está escrito en la lengua materna del poeta, el farsi (lengua hablada en Irán, Tayikistán, Afganistán, Georgia, parte de la India y parte de Pakistán, también conocida como dari o tayiko).

En sus poesías se destacan la delicadeza y sutileza en su lenguaje.

Como filósofo, Omar Khayyam fue materialista, pesimista y escéptico.

Ocupación

Matemáticos » Matemáticos siglo XI » Matemáticos de Irán

Poetas » Poetas siglo XI » Poetas de Irán

Físicos » Físicos siglo XI » Físicos de Irán

Astrónomos » Astrónomos siglo XI » Astrónomos de Irán

Síguenos