Frases de Oliverio Girondo

Allí están las ventanas que te dan un pretexto para abrir bien los brazos. Asómate al marítimo bullicio de las calles. ¿No oyes una sirena que llama desde el puerto?

Frases de Sirena


La cotidianeidad nos teje, diariamente, una telaraña en los ojos.

Frases de Cotidiano


¿Estupidez? ¿Ingenuidad? ¿Política? .."Seamos argentinos", gritan algunos...Sin advertir que la nacionalidad es algo tan fatal como la conformación de nuestro esqueleto.

Frases de Argentinos


Lloremos. ¡Ah! Lloremos purificantes lágrimas, hasta ver disolverse el odio, la mentira, y lograr algún día -sin los ojos lluviosos- volver a sonreírle a la vida que pasa.

Frases de Lágrimas


Aunque ellos mismos lo ignoren, ningún creador escribe para los otros, ni para sí mismo, ni mucho menos, para satisfacer un anhelo de creación, sino porque no puede dejar de escribir.

Frases de Creador


Yo también... ¡Sí! Yo tengo - ¿Por qué no confesarlo? - un pequeño fantasma, un duende de familia.

Frases de Fantasma


Así como hay hombres cuya sola presencia resulta de una eficacia abortiva indiscutible, la mía provoca accidentes a cada paso, ayuda al azar y rompe el equilibrio inestable de que depende la existencia.

Frases de Azar


(...) Hasta que el día menos pensado, la mujer que nos electriza intensifica tanto sus descargas sexuales, que termina por electrocutarnos en un espasmo, lleno de interrupciones y de cortocircuitos.

Frases de Interrupciones


Lo cotidiano podrá ser una manifestación modesta dejo absurdo, pero aunque Dios -reencarnado en algún sacamuelas- nos obligara a localizar todas nuestras esperanzas en los escarbadientes, la vida no dejaría de ser, por eso, una verdadera maravilla.

Frases de Cotidiano


Solo, con la ventana abierta a las estrellas, entre árboles y muebles que ignoran mi existencia, sin deseos de irme, ni ganas de quedarme a vivir otras noches, aquí, o en otra parte, con el mismo esqueleto, y las mismas arterías, como un sapo en su cueva circundado de insectos.

Frases de Insectos


(...) El verdever el todo ver quizás en libre aleo el ser el puro ser sin hojas ya sin costas ni ondas locas ni recontras sólo su ámbito solo recién quizás recién entonces.

Frases de Ver


Yo no pretendo sufrir la humillación de los gorriones. Yo no aspiro a que me babeen la tumba de lugares comunes, ya que lo único realmente interesante es el mecanismo de sentir y de pensar. ¡Prueba de existencia!

Frases de Mecanismo

Contexto histórico

Surrealismo

Influencia en las frases de Oliverio Girondo

Autores relacionados

Juan Gelman Leopoldo Marechal Macedonio Fernández

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Argentina

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Argentina

Oliverio Girondo


Frases de Oliverio Girondo: Escritor y poeta argentino, de vida y obra que vibra al compás de la época que le tocó vivir.

Biografía Oliverio Girondo

Nacido en el seno de una familia de clase alta, Oliverio Girondo fue el hijo de Juan Girondo y Josefa Uriburu y el menor de cinco hermanos.

En 1900, Oliverio Girondo realiza su primer viaje a Europa, llevado por sus padres a visitar la "Exposición Universal de París" (Francia).

Tiempo después Oliverio Girondo comienza a viajar periódicamente a Europa, donde estudia en el liceo "Louis Le Grand" (Francia) y en "Epsom College" (Inglaterra).

En 1909, tras convencer a sus padres de que seguirá la carrera de abogacía en Europa, Oliverio Girondo visita numerosos países, llegando incluso hasta África.

A comienzos de 1922, Oliverio Girondo participó en varias revistas literarias, entre ellas "Proa", "Prisma" y "Revista Martín Fierro", en las que también escribieron Jorge Luis Borges y Leopoldo Marechal entre muchos insignes escritores.

En 1926, en un almuerzo organizado en honor a Ricardo Güiraldes, conoció a la poetisa Norah Lange, con quien se casó en 1943 y realizó innumerables viajes.

Tras años de residencia dividida entre Europa y América, Oliverio Girondo vuelve para establecerse en Buenos Aires en 1931.

En 1943, Oliverio Girondo contrae matrimonio con Norah Lange y realiza un extenso viaje por Brasil, que dura 6 meses.

Promediando 1950, Oliverio Girondo comienza a pintar con una orientación surrealista, aunque nunca expuso sus cuadros.

En 1961, Oliverio Girondo sufrió un grave accidente que le disminuyó sus condiciones físicas.

Tras recuperarse parcialmente, realizó su último viaje a Europa, en compañía de Norah Lange en 1965.

Libros destacados

  • Veinte poemas para leer en el tranvía (1922)
  • Calcomanías (1925)
  • Persuasión de los días (1942)
  • En la masmédula (1953)
  • Espantapájaros (1932)
  • Interlunio (1937)

Síguenos en