Frases de Oliver Sacks

La amistad posee virtudes curativas, y todos somos un poco los médicos de los demás... Y el mundo es el hospital donde tiene lugar la curación. Despertares

Frases de "Despertares" (1973) Frases de Curación


Día a día, semana a semana, los sueños, las visiones, se hicieron más frecuentes, más profundos. No eran ya esporádicos, sino que ocupaban la mayor parte del día. La veíamos como arrebatada, como en un trance, los ojos cerrados a veces, otras abiertos pero mirando sin ver, y siempre con una sonrisa dulce, misteriosa en la cara. Si alguien se acercaba a ella o le preguntaba algo, como tenían que hacer las enfermeras, ella respondía inmediatamente, con lucidez y cortesía, pero se tenía la sensación, incluso entre el personal más prosaico, de que estaba en otro mundo y de que no debíamos molestarla. Yo compartía este sentimiento y, aunque sentía curiosidad, me resistía a indagar. Una vez, sólo una vez, le dije: - ¿Qué pasa, Bhagawhandi? -Me estoy muriendo -contestó-. Me voy a casa. Regreso al lugar del que vine... Sí, podríamos decir que es mi regreso. Pasó otra semana y entonces dejó de reaccionar ya a los estímulos externos, parecía completamente encerrada en un mundo propio y, aunque tenía los ojos cerrados, aún seguía presente en su rostro aquella sonrisa serena y feliz. -Está haciendo su viaje de regreso -decía el personal-. Pronto llegará allí. Tres días después murió... ¿O deberíamos decir "llegó", después de completar su viaje a la India? El hombre que confundió a su mujer con un sombrero

Frases de "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" (1985) Frases de Eterno retorno


Un motivo importante de este menosprecio del hemisferio derecho, o "menor", como siempre se le ha llamado, es que si bien resulta fácil demostrar los efectos de lesiones de localización diversa en el lado izquierdo, los síndromes del hemisferio derecho son mucho menos claros. Se consideraba, en general de modo despectivo, que era más "primitivo" que el izquierdo, la flor exclusiva de la evolución humana. El hombre que confundió a su mujer con un sombrero

Frases de "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" (1985) Frases de Hemisferios cerebrales


El hemisferio izquierdo es más complejo y está más especializado, es una excrecencia muy tardía del cerebro primate, y sobre todo del homínido. Por otra parte, el hemisferio derecho es el que controla las facultades cruciales de reconocimiento de la realidad con que ha de contar todo ser vivo para sobrevivir. El hemisferio izquierdo es como una computadora adosada al cerebro básico del ser humano, está dotado de programas y esquemas. El hombre que confundió a su mujer con un sombrero

Frases de "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" (1985) Frases de Hemisferios cerebrales


(...) Se encontraba a sí mismo, encontraba continuidad y realidad en el carácter absoluto del acto y de la atención espiritual. El hombre que confundió a su mujer con un sombrero

Frases de "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" (1985) Frases de Encontrarse


Un hombre no es sólo memoria. Tiene sentimiento, voluntad, sensibilidad, yo moral... Es ahí.. .Donde puede usted conmoverlo y producir un cambio profundo. El hombre que confundió a su mujer con un sombrero

Frases de "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" (1985) Frases de Cambio social


Nuestras "valoraciones", nuestros enfoques, son ridículamente impropios. No nos muestran más que déficits, no nos muestran potencialidades; Sólo nos muestran rompecabezas y esquemas, cuando necesitamos ver música, narración, juego, un ser comportándose espontáneamente a su propio modo natural. El hombre que confundió a su mujer con un sombrero

Frases de "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" (1985) Frases de Esquemas


La clínica, el laboratorio, el pabellón hospitalario están concebidos para reprimir y centrar la conducta, y hasta para excluirla totalmente, en realidad. Son adecuados para una neurología sistemática y científica, reducida a tareas y pruebas fijadas, no para una neurología abierta, naturalista. El hombre que confundió a su mujer con un sombrero

Frases de "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" (1985) Frases de Hospital


¿Hay alguna razón, hemos de preguntarnos, por la que canciones concretas (o escenas) sean "seleccionadas" por pacientes concretos para reproducirlas en sus ataque alucinatorios? El hombre que confundió a su mujer con un sombrero

Frases de "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" (1985) Frases de Canciones


Los únicos niños sordos que no se hallan expuestos a padecer marginaciones tan crueles hasta en sus propios hogares son los hijos de padres sordos (y que hablen por señas). Veo una voz

Frases de "Veo una voz" (1989) Frases de Sordo


Los hijos oyentes de padres sordos ocupan una posición diferente y única, pues crecen con el lenguaje de señas y el habla como primeras lenguas y pueden sentirse igual de cómodos en el mundo de los sordos y en el de los oyentes. Suelen convertirse en intérpretes, y poseen unas condiciones ideales para ello, porque pueden transmitir no sólo el lenguaje sino la cultura de un mundo al otro. Veo una voz

Frases de "Veo una voz" (1989) Frases de Intérprete


La Cultura es tan fundamental como la Naturaleza. Veo una voz

Frases de "Veo una voz" (1989) Frases de Cultura

Influencias

Ocupación

Divulgadores científicos » Divulgadores científicos siglo XX » Divulgadores científicos de Inglaterra

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Inglaterra

Neurólogos » Neurólogos siglo XX » Neurólogos de Inglaterra

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Inglaterra

Oliver Sacks


Neurólogo, profesor, escritor y divulgador científico inglés, autor de "Despertares" (1973), "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" (1985), "Musicofilia: relatos de música y el cerebro" (2007) y "Alucinaciones" (2012).

Nombres

RealOliver Wolf Sacks

Biografía Oliver Sacks

Oliver Sacks nace en una familia de médicos, siendo su padre el doctor Samuel Sacks y su madre Muriel Elsie Landau, una de las primeras mujeres cirujanas en Inglaterra.

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Oliver Sacks se ve obligado a evacuar Londres junto a su hermano Michael para escapar de los bombardeos alemanes conocidos como "Blitz", permaneciendo en un internado hasta 1943.

De nuevo en Londres, Oliver Sacks asiste a la"St Paul's School" y luego al "Queen's College de Oxford", donde obtiene la licenciatura en fisiología y biología en 1954.

En 1960 viaja a Estados Unidos para especializarse en neurología en las universidades de San Francisco y Los Ángeles y tiempo después se establece en Nueva York, donde desarrollado toda su carrera como profesor y neurólogo.

En 1966 Oliver Sacks comienza a dar consultas en el Hospital Beth Abraham, luego trabaja como profesor clínico de neurología en la Escuela de Medicina Albert Einstein (1966-2007).

En 1973 publica "Despertares", un relato autobiográfico sobre sus esfuerzos por ayudar a las víctimas de encefalitis letárgica, adaptada al cine en 1990.

Tiempo después Oliver Sacks edita "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" (1985), "Un antropólogo en Marte" (1995) y "Musicofilia: relatos de música y el cerebro" (2007).

Libros destacados

  • El hombre que confundió a su mujer con un sombrero (1985)
  • Musicofilia: relatos de música y el cerebro (2007)
  • Alucinaciones (2012)
  • Despertares (1973)
  • En movimiento (2015)
  • La jaqueca: estudio de un trastorno habitual (1970)

Libros de Oliver Sacks »

Enlaces

Síguenos en