Frases de Oliver Sacks

(...) Así pues, la víctima del supertourettismo se ve obligada a luchar, como no se ve obligado ningún otro, simplemente para sobrevivir...Para convertirse en un individuo, y sobrevivir como tal, frente a un impulso constante. Puede tener que afrontar, desde la más temprana infancia, barreras extraordinarias a la individuación, a la posibilidad de convertirse en una persona real. Lo milagroso es que en la mayoría de los casos lo consigue...Pues la capacidad de supervivencia, la voluntad de sobrevivir, y de sobrevivir como individuo único e inalienable, es, no cabe duda alguna, la más fuerte de nuestro yo: más que cualquier impulso, más que la enfermedad. La salud, la salud militante, es normalmente la que triunfa. 14. Los Poseídos, El hombre que confundió a su mujer con un sombrero

Frases de "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" (1985) Frases de Supervivencia


Debemos abandonar todos nuestros dogmas, reglas y presuposiciones, ya que sólo nos conducirán a un callejón sin salida o al desastre, y debemos también dejar de considerar a los pacientes como meras réplicas de un caso modelo y prestarles una atención personalizada, una atención que tenga en cuenta su evolución y sus reacciones y tendencias individuales. Si obramos de este modo y, en vez de tratar al paciente como si fuera un títere, consideramos que es nuestro igual y colabora con nosotros en la exploración de su enfermedad, podremos hallar tratamientos específicos para su caso y emplear con él tácticas que puedan ser modificadas según sea necesario. Angustia y desesperación, Despertares

Frases de "Despertares" (1973) Frases de Pacientes


Los humanos racionalizamos, disociamos, damos por sentado: damos por sentado, por ejemplo, que la medicina moderna es una ciencia racional, basada en hechos concretos, no en creencias absurdas, y que nada hay más alejado de ella que lo fantástico o lo mítico. Pero no tenemos más que golpear suavemente esa capa de brillante barniz para que se rasgue de arriba abajo y nos revele sus raíces y cimientos, así como su viejo y misterioso corazón, hechos de metafísica, misticismo, magia y mito. La medicina es la más antigua de las artes y de las ciencias: ¿Acaso ha de extrañarnos que brote de los sentimientos y los conocimientos más profundos que tenemos? La introducción de la L-dopa, Despertares

Frases de "Despertares" (1973) Frases de Medicina alternativa


Las enfermedades tienen su carácter propio, pero también comparten el nuestro, y, por más que tengamos un carácter propio, también compartimos el del mundo: el carácter está formado por mónadas o microcosmos, es decir, por mundos dentro de mundos dentro de mundos, por mundos que expresan mundos. La enfermedad, el hombre y el mundo van juntos, y no pueden ser considerados por separado como entidades independientes. Perspectivas, Despertares

Frases de "Despertares" (1973) Frases de Carácter


Leibniz hace hincapié, sin embargo, en que el enfoque metafísico es prioritario, así como en que, aunque el funcionamiento del mundo nunca contraviene las consideraciones mecánicas, éstas sólo tienen sentido, y son completamente inteligibles, a la luz de las consideraciones metafísicas, y en que la mecánica del mundo favorece el diseño de éste. Perspectivas, Despertares

Frases de "Despertares" (1973) Frases de Metafísica


(...) Esos pacientes nos muestran que la naturaleza está en todas partes, viva y real, y que nuestro pensamiento acerca de ella debe ser también vivo y real. Nos recuerdan que nos hemos concentrado en el desarrollo de nuestros conocimientos mecánicos, y ello hace que hayamos dejado de lado la inteligencia, la intuición y la conciencia biológicas, y que debemos recuperarlas cueste lo que cueste, pues son lo que más necesitamos, no sólo en medicina, sino en todas las ciencias. Adaptación, Despertares

Frases de "Despertares" (1973) Frases de Buena salud


Es un rasgo característico de muchos neurólogos (y de algunos pacientes) que confundan la intransigencia con la fuerza, lo que los induce a plantarse ante un mar embravecido de problemas que se precipita rugiendo sobre ellos y desafiar su avance con la fuerza de su voluntad. Y también lo es que nieguen la existencia de ese mar embravecido de problemas que ruge a su alrededor: "¡No quiero saber nada de esos problemas! ¡No deseo hablar de ellos! ¡Niego que existan!". Ni desafiar los problemas ni negar su existencia sirve para nada: debemos tomar las armas contra ellos aprendiendo a navegar por ese mar embravecido salvando los obstáculos que nos opone, convirtiéndonos en lobos de mar, en expertos conocedores del mar de nuestro yo. Adaptación, Despertares

Frases de "Despertares" (1973) Frases de Superar las dificultades


Las armas útiles para luchar contra la angustia y la desesperación causadas por la L-dopa son las mismas que empleamos para el gobierno de nuestras vidas: fuerzas y reservas profundamente arraigadas que surgen de lo más íntimo de nuestro ser y cuya existencia incluso ignorábamos; sentido común, prevención, cautela y cuidados; vigilancia y estratagemas especiales para enfrentarse a peligros de naturaleza también especial; el establecimiento de toda clase de relaciones que sean convenientes para ese objetivo, y, como es natural, la aceptación de lo que ocurra finalmente. Adaptación, Despertares

Frases de "Despertares" (1973) Frases de Prevención


Nos es imposible separar realmente los comportamientos individuales de los sociales, ya que éstos ayudan al paciente a estar en el mundo (u obstaculizan que lo consiga). El comportamiento terapéutico del paciente depende de la colaboración del mundo. Deben cooperar para alcanzar el mejor resultado posible. Adaptación, Despertares

Frases de "Despertares" (1973) Frases de Terapia


El poder terapéutico de la música es realmente notable, y puede permitir una facilidad de movimientos imposible de conseguir de otro modo. Adaptación, Despertares

Frases de "Despertares" (1973) Frases de Importancia de la música


Sentir la presencia del mundo en su totalidad depende de sentir la totalidad de la presencia de otra persona en cuanto tal; la realidad nos es proporcionada por la realidad de los seres reales, y nos es arrebatada por la irrealidad de los seres irreales, de los fantasmas; nuestro sentido de la realidad, de la confianza, de la seguridad, depende de manera fundamental de nuestras relaciones humanas. Adaptación, Despertares

Frases de "Despertares" (1973) Frases de Relaciones humanas


Incluso una sola buena relación humana puede ser una tabla de salvación cuando surgen los problemas, una estrella polar y una brújula que nos guían cuando tenemos que navegar por un océano de dificultades. Adaptación, Despertares

Frases de "Despertares" (1973) Frases de Relaciones humanas

Contexto histórico

Segunda Guerra Mundial

Influencia en las frases de Oliver Sacks

Ocupación

Divulgadores científicos » Divulgadores científicos siglo XX » Divulgadores científicos de Inglaterra

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Inglaterra

Neurólogos » Neurólogos siglo XX » Neurólogos de Inglaterra

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Inglaterra

Oliver Sacks


Frases de Oliver Sacks: Neurólogo, profesor, escritor y divulgador científico inglés, autor de "Despertares" (1973), "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" (1985), "Musicofilia: relatos de música y el cerebro" (2007) y "Alucinaciones" (2012).

Nombres

RealOliver Wolf Sacks

Biografía Oliver Sacks

Oliver Sacks nace en una familia de médicos, siendo su padre el doctor Samuel Sacks y su madre Muriel Elsie Landau, una de las primeras mujeres cirujanas en Inglaterra.

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Oliver Sacks se ve obligado a evacuar Londres junto a su hermano Michael para escapar de los bombardeos alemanes conocidos como "Blitz", permaneciendo en un internado hasta 1943.

De nuevo en Londres, Oliver Sacks asiste a la"St Paul's School" y luego al "Queen's College de Oxford", donde obtiene la licenciatura en fisiología y biología en 1954.

En 1960 viaja a Estados Unidos para especializarse en neurología en las universidades de San Francisco y Los Ángeles y tiempo después se establece en Nueva York, donde desarrollado toda su carrera como profesor y neurólogo.

En 1966 Oliver Sacks comienza a dar consultas en el Hospital Beth Abraham, luego trabaja como profesor clínico de neurología en la Escuela de Medicina Albert Einstein (1966-2007).

En 1973 publica "Despertares", un relato autobiográfico sobre sus esfuerzos por ayudar a las víctimas de encefalitis letárgica, adaptada al cine en 1990.

Tiempo después Oliver Sacks edita "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" (1985), "Un antropólogo en Marte" (1995) y "Musicofilia: relatos de música y el cerebro" (2007).

Libros destacados

  • El hombre que confundió a su mujer con un sombrero (1985)
  • Musicofilia: relatos de música y el cerebro (2007)
  • Alucinaciones (2012)
  • Despertares (1973)
  • En movimiento (2015)
  • La jaqueca: estudio de un trastorno habitual (1970)

Libros de Oliver Sacks »

Enlaces

Síguenos en