Frases de Nikos Kazantzakis - Página 3

01. Los mejores profesores son aquellos que saben transformarse en puentes, y que invitan a sus discípulos a franquearlos.

+ Frases de Maestro


02. Soy el hombre más sencillo que existe, pero cuando siento un "grito" en mí, no acepto transformarlo en una "vocecilla" para complacer a los mudos y a los tartamudos. Pues yo no deseo agradar a nadie, ni tener discípulo ni ser discípulo. He venido a este mundo por algunos instantes y quiero lanzar un grito y partir. Nada más.

+ Frases de Grito


03. Las puertas del cielo y el infierno son adyacentes e idénticas. "La última tentación" (1951)

+ Frases de Puerta + Pensamientos de "La última tentación"


04. Hay una sola mujer en el mundo. Una mujer, con muchos rostros. "La última tentación" (1951)

+ Frases de Rostro + Pensamientos de "La última tentación"


05. El sentido de las palabras arte, amor, belleza, pureza, pasión, me lo estaba aclarando este obrero con las voces humanas más sencillas. "Zorba, el griego" (1946)

+ Frases de Obrero + Pensamientos de "Zorba, el griego"


06. ¡Ésta es otra historia que no tiene fin! -decía a menudo Zorba, mientras ponía la marmita a la lumbre-. No sólo la mujer ¡Maldita sea!, es una historia que no acaba nunca; también la comida lo es. "Zorba, el griego" (1946)

+ Frases de Comida + Pensamientos de "Zorba, el griego"


07. Aparentemente, ambos sentíamos apetito, pues la conversación cayó sobre los alimentos y no nos apartamos ya del tema. "Zorba, el griego" (1946)

+ Frases de Alimentos + Pensamientos de "Zorba, el griego"


08. Tenía la convicción de que el punto más alto a que puede alcanzar el hombre no es el del Saber, ni el de la Virtud ni el de la Bondad, ni el de la Victoria, sino algo mucho más valioso, más heroico y desesperado; el sagrado Sentir de lo poético. "Zorba, el griego" (1946)

+ Frases de Sagrado + Pensamientos de "Zorba, el griego"


09. Las venas os desbordan de energía, el corazón de bondad. Así fueseis un cordero, os volvéis león. "Zorba, el griego" (1946)

+ Frases de León + Pensamientos de "Zorba, el griego"


10. Olvidáis al instante las mezquindades de la vida y toda sujeción estrecha se desgarra. En comunión con los hombres, con las bestias, con Dios, os sentís confundidos con la vida del universo. "Zorba, el griego" (1946)

+ Frases de Comunión + Pensamientos de "Zorba, el griego"


11. Permanecimos silenciosos junto al brasero, hasta muy entrada la noche. Comprendía yo nuevamente qué sencilla y frugal es la felicidad: un vaso de vino, una castaña, un mísero braserillo, el rumor del mar. Nada más. Y sólo se requiere, para comprender que en eso se halla la felicidad, un corazón igualmente sencillo y frugal. "Zorba, el griego" (1946)

+ Frases de Frugalidad + Pensamientos de "Zorba, el griego"


12. Muchos son los goces de este mundo: mujeres, frutas, ideas. Pero hender las aguas de este mar, en el tierno otoño, murmurando el nombre de cada isla, supera a toda otra alegría y abre en el corazón del hombre un paraíso. En ninguna otra región pasa uno tan serena, tan fácilmente, de la realidad al ensueño. Todo límite se sutiliza y en los mástiles de la más vetusta embarcación brotan ramilletes y racimos. Dijérase que aquí, en Grecia, el milagro es la flor de la necesidad. "Zorba, el griego" (1946)

+ Frases de Grecia + Pensamientos de "Zorba, el griego"

Influencias

Autores relacionados

Constantino Cavafis Odysséas Elýtis

Nikos Kazantzakis

Nikos Kazantzakis

Escritor, novelista, filósofo y traductor griego, autor de "Odisea" (1938), "Zorba, el griego" (1946), "Cristo de nuevo crucificado" (1948) y "La última tentación" (1951).

Sobre Nikos Kazantzakis

Nikos Kazantzakis nace en el seno de una familia campesina, de padre cerrado y poco comunicativo y madre afectuosa.

Realiza sus estudios primarios y secundarios en Grecia, en ese momento Imperio Otomano (1299-1923).

En 1902, Nikos Kazantzakis ingresa en la Universidad de Atenas para cursar Leyes y en 1907 se traslada a París (Francia) para estudiar filosofía, donde tuvo como profesor a Henri Bergson y colaboró con numerosas publicaciones griegas.

En 1911, luego de una tormentosa relación sentimental, conoce a la escritora Galatea Alexiou y se casan, viviendo en un pequeño departamento de Atenas.

Durante la Guerras de los Balcanes (1912-1913), Nikos Kazantzakis participa en forma voluntaria, ejerciendo cargos diplomáticos.

Tiempo después se trasladó y residió temporalmente en París y Berlín (Alemania), siendo un periodo crítico en su vida, donde recibió influencias del romanticismo y el budismo.

Nikos Kazantzakis visitó Italia y Rusia en 1925, donde quedó impresionado con Vladimir Lenin y simpatizó con el comunismo, aunque tiempo después lo desilusionó.

En 1926 volvió a Grecia y se divorció de su mujer en 1926, comenzando una serie de viajes que lo llevarían a España en 1932 y luego a Chipre, Egipto, Checoslovaquia y Niza entre otros destinos.

En 1945 se casa con Eleni Samiou, quien lo acompaño y le dio apoyo incondicional el resto de su vida y un año después edita la obra "Alexis Zorbas", que lo haría conocido cuando la adaptaron al cine en la película "Zorba el griego" (1964).

Fue propuesto para el Premio Nobel de Literatura por la Sociedad de Escritores de Grecia en 1946.

En 1957, Nikos Kazantzakis viajó a China y Japón, donde el cuadro de leucemia que sufría se agravó y fue trasladado a Friburgo (Alemania), donde murió.

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Grecia

Filósofos » Filósofos siglo XX » Filósofos de Grecia

Traductores » Traductores siglo XX » Traductores de Grecia

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Grecia

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Grecia

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Grecia

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Grecia

Síguenos