Frases de Nicholas Evans

Al volver a casa, encontró en el contestador automático un mensaje de Benjamin, que llamaba con nerviosismo desde la casa de su madre en Abilene (o eso aseguraba él) y les mandaba a todos recuerdos deseándoles feliz año nuevo. "Sí, claro", pensó Sarah. Cuando el abismo separa

Frases de Año nuevo


Las únicas sombras de aquellos largos e idílicos días eran las aves marinas que hallaban muertas o moribundas en las charcas marinas, con las alas cubiertas de residuos petrolíferos. Salvaban a todas aquellas que podían, pero la mayoría había muerto hacía tiempo. Cuando el abismo separa

Frases de Alas


Tenía las uñas en carne viva de tanto mordérselas. (...) intentó tranquilizarla. Dijo que cualquier juez digno de ese nombre debía saber que estas cosas se debían a los nervios y que no eran ningún signo de culpabilidad. Gina, sin embargo, no parecía convencida. El hombre que quería ser valiente

Frases de Culpabilidad


Algunos creen que el olor de las matanzas persiste durante años en un mismo lugar. Dicen que impregna la tierra, de donde es absorbido poco a poco por un laberinto de raíces; con el tiempo todo lo que crece lleva su marca, desde el liquen más minúsculo al árbol más alto. Tierra de lobos

Frases de Matanzas


De vuelta a casa, Tommy le preguntó a Diane por qué alguien tan simpático como Cal no tenía esposa y Diane le contestó que a veces se tardaba tiempo en encontrar a la persona adecuada y que, en realidad, no todo el mundo se quería casar. Había personas que preferían vivir solas. El hombre que quería ser valiente

Frases de Persona adecuada


Cuidad el uno del otro. Como pareja. Cuando tengáis hijos, querréis anteponerlos a todo. No lo hagáis. El matrimonio es como una planta. Para mantenerlo con vida hay que regarlo y nutrirlo. Si no lo hacéis, cuando vuestros hijos se hayan ido, miraréis a un rincón y veréis que está muerto. Cuando el abismo separa

Frases de Pareja


-Ha podido elegir entre luchar contra la vida o aceptarla. -No ha podido elegir. -Te digo que sí. Le resultaba muy duro, pero podría haber seguido, insistir en volverse cada vez más infeliz. Pero en lugar de eso ha escogido ir hasta el borde del abismo y mirar. Ha visto lo que había más allá y ha elegido aceptarlo. El hombre que susurraba al oído de los caballos

Frases de Elegido


Pero ¿Acaso el matrimonio no es un infierno? ¿Quién lo inventó? Dos personas que tienen que aguantarse un año sí y otro también, y que poco a poco empiezan a aburrirse mortalmente la una de la otra. Los ronquidos, los pedos... Se supone que somos la especie más evolucionada, que somos superinteligentes, ¿Y esto es lo mejor que se nos ocurre? Cuando el abismo separa

Frases de Infierno


Nunca dejaba de sorprenderla el poder de la costumbre humana. ¿Cómo era posible que dos personas inteligentes y buenas que se querían se vieran tan atrapadas en unas pautas de conducta con las que ninguno de los dos -o eso suponía ella- disfrutaba? Parecía como si cada uno supiera cuál era el papel que se esperaba que asumiera y no tuviera otra opción que interpretarlo. Cuando el abismo separa

Frases de Conducta


Su madre había vuelto a casarse después de obtener el divorcio, pasando a vivir una vida de golf, bridge y, por lo visto, sexo volcánico con Ralphie, un agente inmobiliario bajito, calvo y sumamente amable. Resultó que Ralphie llevaba seis años siendo "el otro". "La otra" de su padre sólo duró seis meses, y desde entonces había sido sustituida por una serie de "otras otras", a cuál más joven. Tierra de lobos

Frases de Divorcio


América fue el primer lugar donde los caballos vagaban libremente. Un millón de años antes de la aparición del hombre, pacían ya en las vastas llanuras cubiertas de hierba robusta y visitaban otros continentes cruzando puentes de roca que pronto quedaron cortados al retirarse los hielos. Su primera relación con el hombre fue la de la presa con el cazador, pues mucho antes de considerar el caballo un medio para cazar otros animales, el hombre lo mataba para comer su carne. El hombre que susurraba al oído de los caballos

Frases de Presa


Su única profesión había sido la muerte, y no le tenía ningún miedo. Cuando llegó, no fue con estridentes trompeteos e hirientes saetas de dolor, ni recitando sus pecados en vengadora letanía. Soñando despierto, vio una cara de bebé que lo miraba a la luz de una vela. Tal vez se tratase del de los Hicks, aunque no se parecía. Quizá fuera el hijo que no habían podido tener él y Winnie. De repente, el lobero supo que se estaba viendo a sí mismo; y justo entonces, la sombra de la madre que no había conocido se acercó a la vela y la apagó, soplando suavemente. Tierra de lobos

Frases de Vela

Autores relacionados

Gillian Flynn Jodi Picoult John Green John Grisham Nicholas Sparks

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Inglaterra

Guionistas » Guionistas siglo XX » Guionistas de Inglaterra

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Inglaterra

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Inglaterra

Nicholas Evans

Frases de Nicholas Evans

Frases de Nicholas Evans: Periodista, escritor, novelista y guionista inglés, autor de "El hombre que susurraba al oído de los caballos" (1995), "Tierra de lobos" (1998), "A través del fuego" (2001) y "El hombre que quería ser valiente" (2010).

Nombres

RealNicholas Benbow Evans

Biografía Nicholas Evans

Nicholas Evans nace en una pequeña ciudad del condado de Worcestershire y estudia en la Escuela Bromsgrove (Bromsgrove School).

Tiempo después estudia periodismo en la Universidad de Oxford (University of Oxford) y comienza a trabajar en medios gráficos.

Nicholas Evans está casado con la cantante y compositora Charlotte Gordon Cumming y vive en Devon (Inglaterra).

Biografía de Nicholas Evans

Libros destacados

  • El hombre que susurraba al oído de los caballos (1995)
  • Tierra de lobos (1998)
  • A través del fuego (2001)
  • El hombre que quería ser valiente (2010)
  • Cuando el abismo separa (2005)

Libros de Nicholas Evans »

Enlaces

Síguenos en