Frases de Neal Stephenson

Ignoramos la oscuridad del espacio exterior y prestamos atención a las estrellas, especialmente si parecen ordenarse a sí mismas en constelaciones. "Normal como el aire" significaba algo sin valor, pero Hackworth sabía que cada bocanada de aire que Piona respiraba, echada en su pequeña cama por las noches, un resplandor plateado en la oscuridad, era usada por su cuerpo para fabricar piel, pelo y hueso. El aire se convertía en Piona, y merecía -no, exigía- amor. Ordenar la materia era la única tarea de la Vida, ya fuese un montón de moléculas auto replicadoras en el océano primordial, o una fábrica inglesa que convertía hilos en ropas, o Piona tendida en su cama convirtiendo el aire en Piona.

Frases de Moléculas


No hay nada más desagradable para el hacker que la duplicación del esfuerzo. El primer y más importante hábito mental que desarrolla la gente cuando aprende a escribir programas de ordenador es generalizar, generalizar, generalizar. Hacer su código lo más modular y flexible posible, descomponer los problemas grandes en pequeñas subrutinas que puedan usarse una y otra vez en diferentes contextos. En consecuencia, el desarrollo de los sistemas operativos, pese a ser técnicamente innecesario, era inevitable. Porque en el fondo un sistema operativo no es más que una biblioteca que contiene el código más usado, escrito una vez (y con suerte, bien escrito), y puesto a disposición de cualquier escritor de código que lo necesite.

Frases de Sistema operativo


Yong es la manifestación externa de algo. Ti, la esencia subyacente. La tecnología es un yong asociado con un ti particular que es -aquí el doctor se detuvo y, por un esfuerzo evidente, se contuvo para no emplear un término peyorativo como bárbaro o gwailo- occidental, y completamente extraño para nosotros. Durante siglos, desde los tiempos de las Guerras del Opio, hemos luchado por absorber el yong de la tecnología sin importar el ti occidental. Pero ha sido imposible. De la misma forma que nuestros antepasados no podían abrir los puertos al oeste sin aceptar el veneno del opio, no podíamos abrir nuestras vidas a la tecnología occidental sin aceptar las ideas occidentales, que han sido una plaga para nuestra sociedad. El resultado han sido siglos de caos. Le pedimos que le ponga fin dándonos la Simiente.

Frases de Opio


El sistema operativo de Macintosh fue una revolución en el buen y en el mal sentido de la palabra. Obviamente era cierto que las interfaces de línea de comandos (conocidas como CLI, Command Line Interfaces) no eran para todo el mundo, y que estaría bien hacer los ordenadores accesibles a un público menos técnico -si no por razones altruistas, siquiera porque este tipo de gente constituía un mercado incomparablemente mayor-. Está claro que los ingenieros de Mac vieron todo un país nuevo que se les abría; casi se les podía oír mascullar, " ¡Caray! ¡Ya no tendremos que limitarnos más a los archivos como flujos lineales de bytes, vive la revolución, veamos lo lejos que llegamos con esto! " No había ninguna interfaz de línea de comandos disponible en el Macintosh; hablabas con la máquina a través del ratón, o no hablabas. Era una especie de declaración de principios, una credencial de pureza revolucionaria.

Frases de Sistema operativo


Como cualquier compañía de accionariado público y con fines de lucro, Microsoft ha tomado prestado un montón de dinero de algunas personas (sus accionistas) para estar en el negocio del bit. Como ejecutivo de esa compañía, Bill Gates sólo tiene una responsabilidad, que es maximizar el rendimiento de las inversiones. Lo ha hecho increíblemente bien. Cualquier acción emprendida en el mundo por Microsoft -cualquier software que publiquen, por ejemplo- es básicamente un epifenómeno que no puede comprenderse ni entenderse salvo en la medida en que reflejan el desempeño por parte de Bill Gates de su única responsabilidad. De ello se sigue que si Microsoft vende mercancías que son estéticamente desagradables, o que no funcionan demasiado bien, no significa que sean (respectivamente) filisteos o medios tontos. Se debe a que la excelente dirección de Microsoft ha llegado a la conclusión de que pueden ganar más dinero para sus accionistas publicando productos con imperfecciones obvias y conocidas del que ganarían haciéndolos hermosos o libres de errores.

Frases de Ejecutivos

Influencia en las frases de Neal Stephenson

Ocupación

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Estados Unidos

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Estados Unidos

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Estados Unidos

Neal Stephenson

Frases de Neal Stephenson

Frases de Neal Stephenson: Novelista, ensayista y escritor de ciencia ficción estadounidense representante del género "Ficción especulativa" y creador de la obra "Criptonomicón" (1999).

Nombres

SeudónimoStephen Bury

Biografía Neal Stephenson

Neal Stephenson nace en el seno de una familia de ingenieros y científicos, de padre profesor de ingeniería eléctrica, madre bioquímica y abuelos profesores de física y química.

En 1960 la familia se trasladó a Illinois y luego a Iowa en 1966, donde se graduó en la secundaria de Ames (Ames High School).

Terminados sus estudios iniciales, ingresa en la Universidad de Boston matriculándose en física, pero al poco tiempo cambia a geografía, graduándose en 1981.

En 1992 Neal Stephenson publica "Snow Crash", novela donde la alta tecnología está muy presente y su estilo es cercano al cyberpunk y logra mucha notoriedad.

Tiempo después aparece "Criptonomicón" (1999), una novela que mezcla la especulación científica en los campos de los ordenadores y la criptografía en el contexto histórico de la Segunda Guerra Mundial y el supuesto intento en el presente de crear un paraíso de datos.

En sus obras, de escritura compleja y detallada, se mezclan conceptos informáticos y de nanotecnología con elementos históricos, mitológicos y políticos.

Libros destacados

  • Snow Crash (1992)
  • Criptonomicón (1999)
  • La era del diamante (1995)
  • En el principio fue la línea de comandos (1999)
  • Azogue (2003)
  • El sistema del mundo (2004)

Enlaces

Síguenos en