Frases de Nadine Gordimer

(...) Pero tú sabes que embarcarse con ellos significaba huir... La hija de Burger

"La hija de Burger" (1979) Frases de "La hija de Burger" (1979) Frases de Huir


Los padres y los hijos no se entienden...No tienen nada que decirse. Una especie de seguro natural contra la repetición. La hija de Burger

"La hija de Burger" (1979) Frases de "La hija de Burger" (1979) Frases de Repetición


La voluntad me pertenece. La emoción me pertenece. El derecho a ser inconsolable. Cuando siento no existe un "nosotros", sólo existo yo. La hija de Burger

"La hija de Burger" (1979) Frases de "La hija de Burger" (1979) Frases de Yo


Es una idiotez ignorar que el sexo está mezclado con ideas emocionales que han ido creciendo a su alrededor hasta hacerse parte de él, desde el amor cortesano hasta la pasión inmoral y todas esas cosas, que no son dolores de crecimiento. Son tan poderosas a los cuarenta como a los diecisiete. Más. Cuanto más maduro eres, mejor y más humildemente reconoces su importancia. El conservador

Frases de "El conservador" (1974) Frases de Ignorar


Los jueces son personas susceptibles. Ejeee... ¿Sabéis? Se cansan, como nosotros, cuando insistes y ellos ya han tomado la decisión. Hay un momento en que... ¿Me seguís? El juez está sentado con sus asesores y el veredicto ya está allí. No le afectarán más testigos. Hemos causado ya una impresión concreta con nuestros testigos, con el interrogatorio a los testigos de la acusación. Un arma en casa

Frases de Veredicto


Nadie conoce a nadie lo suficiente como para convertirlo en un personaje, ni siquiera a la persona con la que vives durante muchos años: esposo, amante, esposa, tus propios hijos... hay cosas acerca de ellos que nunca llegas a saber y hay cosas en ti que ellos nunca llegan a vislumbrar. Es imposible conocer a alguien por completo para reproducirlo como personaje.

Frases de Personaje


El destino burgués, (...), comer sin hambre, aparearse sin deseo. La hija de Burger

"La hija de Burger" (1979) Frases de "La hija de Burger" (1979) Frases de Burgués


¡Claro que un abogado puede encargarse de un caso así! El individuo tiene derecho a ser juzgado de acuerdo con muchos factores en relación con el acto confeso. Las circunstancias pueden afectar de manera vital el peso de las pruebas indiciarias. El acusado puede juzgarse, pero no puede sentenciarse. Sólo puede hacerlo el juez. Un arma en casa

Frases de Juez


(...) Lo que querían de él era astucia, un tipo especial de habilidad que un lego no podía tener y que la gente con prejuicios generalizadores que ambos acostumbraban a encontrar desagradables atribuía a los abogados que pertenecían a determinadas razas: judíos o indios, para ser exactos. ¿Un abogado negro podía tener los mismos recursos secretos? ¿Era una agudeza que se adquiría mediante la formación y la práctica legal? ¿O era algo que formaba parte de un estereotipo racial que tuvo su origen en la necesidad de estas razas concretas de encontrar medios para derrotar las leyes que los discriminaban? Un arma en casa

Frases de Abogado


Siendo estudiante universitario descubrí por fin la solución a la espantosa contradicción que conocía desde que iba a la escuela y se esperaba que no tuviera en la cabeza nada más conflictivo que mi situación en el equipo de rugby. Me refiero a la contradicción de mi pueblo -el pueblo afrikaner- y del pueblo blanco en general de nuestro país, que idolatra al Dios de la Justicia y practica la discriminación en virtud del color de la piel; profesa la compasión del Hijo del Hombre y niega la humanidad de los negros entre los que vive. La contradicción que escinde los fundamentos de mi vida, que me imposibilitaba verme a mí mismo como un hombre entre los hombres, con todo lo que implica de conciencia y responsabilidad... La hija de Burger

"La hija de Burger" (1979) Frases de "La hija de Burger" (1979) Frases de Discriminación


Es posible sentirse muy vivo cuando flotan en el aire cosas terribles: miedo y dolor y amenazadora valentía. La hija de Burger

"La hija de Burger" (1979) Frases de "La hija de Burger" (1979) Frases de Valentía


No quiero saber nada más de ella, no quiero conocer sus debilidades ni calcularlas. Lo que yo tengo no es para ella; él me da a entender que su mujer no sabría qué hacer con eso y que no es culpa suya. -Uno está casado y no hay nada que hacer. Sin embargo me ha dicho que se casaría conmigo si pudiera, queriendo decir: deseo intensamente estar casado contigo. Lo ofendí un poco al no mostrarme conmovida. Son otras cosas que me ha dicho las que corresponden al texto según el cual vivo. En realidad no sé si deseo alguna forma de manifestación pública, de posición, de código como el matrimonio. No hay nada más privado y personal que la vida de una amante, ¿Verdad? Externamente, nadie sabe siquiera que somos responsables el uno ante el otro. La hija de Burger

"La hija de Burger" (1979) Frases de "La hija de Burger" (1979) Frases de Casado

Influencia en las frases de Nadine Gordimer

Autores relacionados

Chinua Achebe Doris Lessing J. M. Coetzee

Ocupación

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Sudáfrica

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Sudáfrica

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Sudáfrica

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Sudáfrica

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Sudáfrica

Nadine Gordimer

Frases de Nadine Gordimer

Frases de Nadine Gordimer: Escritora, novelista, ensayista, dramaturga, profesora y férrea defensora de los derechos humanos sudafricana, ganadora del Premio Booker por "El conservador" (1974) y el Premio Nobel de Literatura (1991).

Biografía Nadine Gordimer

Nadine Gordimer nació en una familia de inmigrantes, de padre relojero lituano Isidore Gordimer y madre londinense Hannah "Nan" Myers.

Después de un período de aprendizaje autodidacta -provocado por una misteriosa enfermedad que luego se reveló inexistente-, se trasladó a Johannesburgo en 1948 para ingresar en la Universidad de Witwatersrand.

Nadine Gordimer comenzó a publicar cuentos en revistas locales, hasta que en 1951 la revista estadounidense "The New Yorker" se hizo eco de esas publicaciones e inició una relación de larga duración, publicando periódicamente cuentos de su autoría.

En 1956 publicó "La suave voz de la serpiente", donde comenzó a abordar temas sociales, la enajenación de los comportamientos humanos y la segregación racial.

Durante el fenómeno de segregación racial en Sudáfrica conocido como "Apartheid" (1961-1994), su actividad se reparte por igual entre su producción narrativa y su defensa incontestable de la libertad de la población negra, en abierta y beligerante oposición al régimen racista imperante.

En 1974 publica "El conservador", novela que le valió el Premio Booker y donde describe cómo un hombre blanco explota a sus empleados negros para su lucro personal.

A medida que la situación en Sudáfrica se va deteriorando, la literatura de Nadine Gordimer se hace cada vez más comprometida y punzante, por lo cual fue reiteradamente censurada y prohibida por las autoridades sudafricanas.

En 1979 aparece "La hija de Burger", novela donde explora los sentimientos divididos de una mujer blanca sobre el apartheid cuando su padre comunista es encarcelado por oponerse al sistema.

En 1991 recibió el Premio Nobel de Literatura por el conjunto de su obra, siendo la primera mujer africana en recibirlo.

Libros destacados

  • El conservador (1974)
  • La hija de Burger (1979)
  • Un arma en casa (1998)
  • El desaparecido mundo burgués (1966)
  • No hay tiempo como el presente (2012)
  • La suave voz de la serpiente (1956)

Enlaces

Síguenos en