Frases de Murray Rothbard - Página 4

01. Así, pues, no podemos afirmar sencillamente que la gran norma moral axiomática de la sociedad libertaria sea la protección de los derechos de propiedad tal como aparecen y sin más discusiones. El delincuente no tiene derecho natural a conservar la propiedad de lo que ha robado; al agresor no le asiste el derecho a reclamar propiedad ninguna sobre lo que ha conseguido mediante su agresión. Por tanto, tenemos que modificar o, mejor dicho, clarificar la norma básica de la sociedad libertaria para decir: nadie tiene derecho a agredir la propiedad justa o legítima de otro. En resumen, no podemos limitarnos a hablar simplemente de la defensa de los "derechos de propiedad" o de la "propiedad privada" per se. Si procedemos así, corremos el grave peligro de defender el "derecho de propiedad" de un agresor delincuente, cosa que, por simple lógica, nos veríamos obligados a hacer. Tenemos que hablar, por tanto, de propiedad justa o legítima o, tal vez, de "propiedad natural". Y esto significa que tenemos que determinar, caso por caso, si un acto de violencia es ofensivo o defensivo, esto es, si nos hallamos ante un delincuente que roba a una víctima o ante una víctima que intenta recuperar su propiedad.

+ Frases de Propiedad privada


02. (...) Sin embargo, la gravación impositiva es a menudo impopular y, en épocas menos tranquilas, con frecuencia precipitó revoluciones. La aparición de la moneda, como gran beneficio para la raza humana, abrió también un camino más sutil y disimulado para la expropiación gubernamental de los recursos. En el mercado libre el dinero puede ser adquirido mediante la producción y venta de bienes y servicios que la gente necesita, o a través de la extracción minera (negocio que, a la larga, no es más provechoso que cualquier otro). Pero si el gobierno puede encontrar la manera de dedicarse a falsificar -creación de dinero de la nada-, podrá rápidamente producir su propio dinero, sin tomarse el trabajo de vender servicios o extraer oro. Puede así apropiarse de los recursos ajenos disimuladamente y casi sin que se note, sin despertar la hostilidad que levanta la gravación impositiva. En verdad, la falsificación puede llegar a crear en sus mismas víctimas la engañosa ilusión de que existe una incomparable prosperidad. Evidentemente, falsificación no es otra cosa que un nuevo nombre para la inflación; una y otra crean nuevo "dinero" que no está sujeto al patrón oro o plata, y ambas funcionan de manera similar. Ahora vemos la razón por la cual los gobiernos son inherentemente inflacionistas: se debe a que la inflación es un medio poderoso y sutil de que el gobierno dispone para apropiarse de los recursos del público; procedimiento cuyo efecto no se advierte inmediatamente y, por eso, no determina reacción dolorosa. Es el más peligroso de todos para gravar impositivamente.

+ Frases de Inflación

Influencias

Autores relacionados

Frédéric Bastiat

Murray Rothbard


Escritor, profesor, economista e historiador estadounidense perteneciente a la Escuela Austríaca de Economía, autor de "Hombre, economía y Estado" (1962), "Poder y mercado" (1970), "Hacia una nueva libertad" (1973), "La ética de la libertad" (1982) e "Historia del pensamiento económico" (1995).

Enlaces

Ocupación

Economistas » Economistas siglo XX » Economistas de Estados Unidos

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Estados Unidos

Historiadores » Historiadores siglo XX » Historiadores de Estados Unidos

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Estados Unidos

Síguenos