Frases de Morris West

Sé lo que está pensando. Necesita un signo. ¿Qué mejor signo puedo yo darle que hacer de esta niña una persona nueva y sana? Podría hacerlo, pero no lo haré. Porque soy el Señor y no un mago. A esta niña le he regalado algo que ninguno de ustedes posee: la eterna inocencia. Para ustedes puede ser imperfecta, pero para mí está sana y entera, como el capullo que muere sin haberse abierto o el pajarillo que cae del nido y es devorado por los insectos. Ella nunca me ofenderá, como lo hacen ustedes. Nunca pervertirá o destruirá la obra de mi Padre. Ustedes la necesitan, porque ella siempre evocará la bondad que los ayudará a ser cada día más humanos. Y su invalidez provocará en ustedes un sentimiento de gratitud por su propia buena suerte. Más aún. Ella servirá para recordarles diariamente que soy el que soy, que mis caminos no son los de ustedes y que ni la más insignificante partícula de polvo que gira en las tinieblas del espacio cae fuera de mi mano...Yo soy el que los ha elegido a ustedes. No son ustedes los que me han elegido a mí. Les dejo, como signo, a esta niña. Cuídenla como a un tesoro. Los bufones de Dios

Frases de "Los bufones de Dios" (1981) Frases de Buena suerte


Él sabía que otros sacerdotes experimentaban un placer intenso al escuchar el dialecto crudo y sabroso de la conversación de los campesinos. Descubrían perlas de sabiduría y experiencia en la mesa de una finca o bebiendo una copa de vino en la cocina de un obrero. Hablaban con la misma familiaridad con las prostitutas deslenguadas de Trastevere que con los remilgados señores de Parioli. Gustaban lo mismo del humor procaz de la pescadería que de la agudeza del comedor de un cardenal. Además, eran buenos sacerdotes y hacían mucho por su pueblo, con singular satisfacción para ellos mismos. ¿Cuál era la diferencia entre él y ellos? La pasión, según le dijera Marotta. La capacidad de amar y de desear, de sentir el dolor ajeno, de participar en la alegría de los demás. Cristo comió y bebió vino con publicanos y mozas de taberna, pero Monseñor Meredith, su seguidor profesional, había vivido solitario entre los tomos polvorientos de la biblioteca del Palacio de las Congregaciones. Y ahora, en ese último año de su vida, seguía solo, mientras una pequeña muerte gris crecía en su vientre, sin tener un alma en el mundo que le hiciera compañía. El abogado del diablo

Frases de "El abogado del diablo" (1959) Frases de Perlas

Influencias

Autores relacionados

Giordano Bruno

Ocupación

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Australia

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Australia

Maestros » Maestros siglo XX » Maestros de Australia

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Australia

Morris West

Frases de Morris West

Escritor, novelista, dramaturgo y maestro australiano, autor de "El abogado del diablo" (1959), "Las sandalias del pescador" (1963), "Los bufones de Dios" (1981) y "Eminencia" (1998).

Nombres

RealMorris Langlo West
SeudónimoJulian Morris, Michael East

Biografía Morris West

Morris West nace en San Kilda (Melbourne, Victoria), donde transcurre su infancia y adolescencia.

Estudia en el colegio "Hermanos de la Doctrina Cristiana" (Christian Brothers' College) y luego ingresa en la Universidad de Melbourne en 1937 para estudiar Idiomas Modernos y Matemáticas.

Durante un tiempo Morris West trabaja como maestro en Nueva Gales del Sur y Tasmania, pero al comienzos de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), es reclutado por el ejército y se desempeña en el Servicio de Inteligencia hasta 1943.

En 1944 se convierte en secretario de William Morris "Billy" Hughes, en ese momento ex Primer ministro de Australia (19151923).

En 1955 Morris West deja Australia para vivir en Austria, Italia, Inglaterra y los Estados Unidos hasta 1980, año en que regresa a su país natal.

Entre sus obras destacan "El abogado del diablo" (1959), "Las sandalias del pescador" (1963), "La salamandra" (1973), "Los bufones de Dios" (1981), "Dios salve su alma" (1986), "Lázaro" (1990) y "Eminencia" (1998).

Libros destacados

  • El abogado del diablo (1959)
  • Las sandalias del pescador (1963)
  • Los bufones de Dios (1981)
  • Eminencia (1998)
  • La salamandra (1973)
  • Dios salve su alma (1986)

Enlaces

Síguenos en