Frases de Molière

La belleza del rostro es frágil, es una flor pasajera, pero la belleza del alma es firme y segura.

Frases de Rostro


Cien veces os he dicho, siendo vos pequeño, que en este mundo la virtud es siempre perseguida. Porque mueren los envidiosos, pero la envidia jamás.

Frases de Envidia


Tartufo conoce a quien engaña, aprovechase ofuscándole con cien apariencias y con su hipocresía le saca sumas a toda hora, adquiriendo además el derecho de censurarnos a todos.

Frases de Hipocresía


¡Oh perfecta criatura! No he podido veros sin admirar en vos al autor de la naturaleza y sentir mi corazón herido de ardiente amor hacia la más bella de las imágenes en que él se ha pintado.

Frases de Herido


Como os explicaba, vuestro escrúpulo es fácil de destruir. Aquí estáis segura de un pleno secreto y el mal no consiste nunca sino en el escándalo que promueve. Sí; el escándalo del mundo es lo que produce la ofensa, y no es pecar, pecar a calladas.

Frases de Ofensa


¿Acaso no distinguís entre la devoción y la hipocresía? ¿Queréis tratarlas a ambas con igual idioma y rendir el mismo honor a la máscara que al rostro, igualar el artificio a la sinceridad, confundir las apariencias con las verdades, estimar al fantasma como, a la persona y a la moneda falsa como a la buena?

Frases de Hipocresía


No pensarán los que me conocen que soy de alma interesada. Todos los bienes de este mundo tienen pocos atractivos para mí, y su engañoso brillo no me deslumbra. Si me resuelvo a recibir del padre la donación que ha querido hacerme, es, en verdad, porque temo que todos esos bienes caigan en malas manos, que puedan hacer de ellos en el mundo un uso criminal, no sirviendo, según me propongo yo, para gloria del Cielo y bien del prójimo.

Frases de Bienes


(...) No hay por qué ser esclavos de esos fingidores, que hay tantos falsos devotos como falsos valientes, y así como no se ve qué, allí donde el honor los conduce, los verdaderos valientes sean los que más bullicio hacen, así los buenos y verdaderos devotos, merecedores de que se sigan sus huellas, no son los que tanto gesticulan.

Frases de Falsos

Contexto histórico

Centuria del genio

Influencia en las frases de Molière

Autores relacionados

Jean Baptiste Racine Jean De La Fontaine Pierre Corneille Voltaire William Shakespeare

Ocupación

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XVII » Dramaturgos de Francia

Actores » Actores siglo XVII » Actores de Francia

Molière


Frases de Molière: Dramaturgo y actor francés, uno de los más grandes comediógrafos de la literatura occidental.

Nombres

RealJean Baptiste Poquelin

Biografía Molière

Molière, pseudónimo de Jean Baptiste Poquelin, nació en el seno de una familia burguesa, de padre tapicero y camarista del rey.

Estudió en el colegio jesuita de Clermont, siempre demostrando fascinado por el teatro.

En 1632 fallece la madre y varios años después estudia abogacía en la facultad de derecho de Orleans.

En 1643, Molière fundó, junto con el comediante Madeleine Béjart, la compañía del "Illustre-Theâtre", en la que actuó, produjo y dirigió obras que recorrieron toda Francia pero finalmente el proyecto fracasó en 1645.

Recorrió entonces el sur de Francia con el grupo de teatro encabezado por el director Dufresne, siendo actor primero y luego director.

En 1659 la compañía se establece en París con el nombre de "Troupe de Monsieur" y la sátira "Las preciosas ridículas" de Molière es un éxito.

En 1662 se casa con Armande Béjar y dos años después es nombrado responsable de las diversiones de la corte, donde mezcla diálogos, música y danza con ingenios sofisticados.

Tiempo después, las sátiras de Molière sobre la corrupción de la sociedad francesa despertaron gran conmoción y su obra fue prohibida en los teatros, además de ser tildado de "demonio en sangre humana", por la iglesia católica.

En 1666 escribió "El enfermo imaginario", la última y quizás la más genial de todas las creaciones de Molière, que la representó en 1673, sintiendo fuertes dolores durante la cuarta representación de esta y muriendo en su casa donde había sido trasladado.

Debido a su oficio de comediante, se le negó la sepultura cristiana en primera instancia, pero gracias a la intervención del rey, se le pudo enterrar más tarde en el cementerio de Saint-Joseph.

Libros destacados

  • El enfermo imaginario (1673)
  • El atolondrado (1655)
  • La escuela de los maridos (1661)
  • La escuela de las mujeres (1662)
  • Tartufo (1664)
  • El burgués gentilhombre (1670)

Síguenos en