Frases de Miguel Delibes

Siempre hubo pobres y ricos, Mario, y obligación de los que, a Dios gracias, tenemos suficiente, es socorrer a los que no lo tienen, pero tú en seguida a enmendar la plana, que encuentras defectos hasta en el Evangelio. Cinco horas con Mario

Frases de "Cinco horas con Mario" (1966) Frases de Solidaridad


Pero, escucha, aún te digo más, dando por bueno que el guardia aquel te pegara un coscorrón, que lo dudo mucho, ¿No vale un coscorrón por un piso de seis habitaciones, ascensor, agua caliente central y setecientas de renta? Dejémonos de romanticismos y piensa con la cabeza, cariño, que tú tienes a gala nadar contra corriente, que vivimos una época práctica y eso es hacer el tonto por no decir otra cosa, porque no digo darle la razón, simplemente con mostrarte tolerante, sin avasallar, lo mismo con el alcalde que con Oyarzun y Josechu Prados, que al demonio se le ocurre decirle que a contar, ¿Crees tú que ni uno ni otro nos niegan el voto para lo de la casa? Desengáñate, Mario, mal se puede recoger sin sembrar, que ya lo decía mamá, que en paz descanse, "en la vida vale más una buena amistad que una carrera". Cinco horas con Mario

Frases de "Cinco horas con Mario" (1966) Frases de Corromper


Que no, Mario, que pedís imposibles, un gallinero, eso, una casa de locos, que por muchas vueltas que le des, la Inquisición era bien buena porque nos obligaba a todos a pensar en bueno, o sea en cristiano, ya lo ves en España, todos católicos y católicos a machamartillo, que hay que ver qué devoción, no como esos extranjerotes que ni se arrodillan para comulgar ni nada, que yo sacerdote, y no hablo por hablar, pediría al gobierno que los expulsase de España, date cuenta, que no vienen aquí más que a enseñar las pantorras y a escandalizar. Todo esto de las playas y el turismo, por mucho que tú digas, está organizado por la Masonería y el Comunismo. Cinco horas con Mario

Frases de "Cinco horas con Mario" (1966) Frases de Discriminación


Quino se acercó a ella sugestionado más que enamorado. Su natural tendencia le inclinaba a las hembras rollizas, de formas calientes, caídas por su propio peso, y exuberantes. Concretamente, hacia mujeres como la Josefa, duras, densas y apelmazadas. Pero Quino, el Manco, reflexionaba así: "En las ciudades, los señoritos se casan con las hembras flacas. Algo especial tendrán las flacas cuando los señoritos que tienen estudios y talento, las buscan así". Y se arrimó a la Mariuca porque era flaca. A los pocos días, sí se enamoró. Se enamoró ciegamente de ella porque tenía la mirada triste y sumisa como un corderillo y la piel azulada y translúcida como la porcelana. Se entendieron. A la Mariuca le gustaba Quino, el Manco, porque era su antítesis: macizo, vigoroso, corpulento y con unos ojos agudos y punzantes como bisturíes. El camino

Frases de "El camino" (1950) Frases de Estética


La gente en seguida arremete contra los niños, aunque muchas veces el enojo de los hombres proviene de su natural irritable y suspicaz y no de las travesuras de aquéllos. El camino

Frases de "El camino" (1950) Frases de Mal humor


Pero a Daniel, el Mochuelo, le bullían muchas dudas en la cabeza a este respecto. Él creía saber cuanto puede saber un hombre. Leía de corrido, escribía para entenderse y conocía y sabía aplicar las cuatro reglas. Bien mirado, pocas cosas más cabían en un cerebro normalmente desarrollado. No obstante, en la ciudad, los estudios de Bachillerato constaban, según decían, de siete años y, después, los estudios superiores, en la Universidad, de otros tantos años, por lo menos. ¿Podría existir algo en el mundo cuyo conocimiento exigiera catorce años de esfuerzo, tres más de los que ahora contaba Daniel? Seguramente, en la ciudad se pierde mucho el tiempo -pensaba el Mochuelo- y, a fin de cuentas, habrá quien, al cabo de catorce años de estudio, no acierte a distinguir un rendajo de un jilguero o una boñiga de un cagajón. La vida era así de rara, absurda y caprichosa. El camino

Frases de "El camino" (1950) Frases de Universidad


El valle... Aquel valle significaba mucho para Daniel, el Mochuelo. Bien mirado, significaba todo para él. En el valle había nacido y, en once años, jamás franqueó la cadena de altas montañas que lo circuían. Ni experimentó la necesidad de hacerlo siquiera. A veces, Daniel, el Mochuelo, pensaba que su padre, y el cura, y el maestro, tenían razón, que su valle era como una gran olla independiente, absolutamente aislada del exterior. Y, sin embargo, no era así; el valle tenía su cordón umbilical, un doble cordón umbilical, mejor dicho, que le vitalizaba al mismo tiempo que le maleaba: la vía férrea y la carretera. Ambas vías atravesaban el valle de sur a norte, provenían de la parda y reseca llanura de Castilla y buscaban la llanura azul del mar. Constituían, pues, el enlace de dos inmensos mundos contrapuestos. En su trayecto por el valle, la vía, la carretera y el río -que se unía a ellas después de lanzarse en un frenesí de rápidos y torrentes desde lo alto del Pico Rando- se entrecruzaban una y mil veces, creando una inquieta topografía de puentes, túneles, pasos a nivel y viaductos. En primavera y verano, Roque, el Moñigo, y Daniel, el Mochuelo, solían sentarse, al caer la tarde, en cualquier leve prominencia y desde allí contemplaban, agobiados por una unción casi religiosa, la lánguida e ininterrumpida vitalidad del valle. El camino

Frases de "El camino" (1950) Frases de Valle


La vía del tren y la carretera dibujaban, en la hondonada, violentos y frecuentes zigzags; a veces se buscaban, otras se repelían, pero siempre, en la perspectiva, eran como dos blancas estelas abiertas entre el verdor compacto de los prados y los maizales. El camino

Frases de "El camino" (1950) Frases de Pradera

Influencias

Autores relacionados

Camilo José Cela Francisco Umbral Gonzalo Torrente Ballester

Miguel Delibes

Miguel Delibes

Escritor, novelista, cuentista, ensayista, periodista y profesor español, autor de "La sombra del ciprés es alargada" (1947), "El camino" (1950), "Los santos inocentes" (1981) y "Señora de rojo sobre fondo gris" (1991).

Nombres

RealMiguel Delibes Setién
SeudónimoMax

Biografía Miguel Delibes

Miguel Delibes nació en la ciudad de Valladolid, siendo el tercero de los ocho hijos del matrimonio entre María Setién y Adolfo Delibes, profesor de Derecho en la Escuela de Comercio vallisoletana.

Cursó sus estudios iniciales en el Colegio Nuestra Señora de Lourdes y tras estallar la Guerra Civil Española (1936-1939), se enroló como voluntario en la Marina del Ejército y prestó servicio en el crucero Canarias (C-21).

En 1939 regresó a su ciudad natal y cursó estudio en la Escuela de Comercio y se recibió de Licenciado en Comercio y tiempo después inició la carrera de Derecho y se matriculó en la Escuela de Artes y Oficios.

En 1943 se recibió de periodista tras realizar un curso intensivo en Madrid y comenzó a redactar críticas cinematográficas, además de continuar con las caricaturas e impartir clases como profesor de la cátedra de Derecho mercantil en la Escuela de Comercio.

En 1952 fue nombrado subdirector del diario El Norte de Castilla y tiempo después director (1958), este periodo está marcado por sus enfrentamientos con la censura y el control de la dictadura franquista (1939-1975).

La década de 1960 realizó numerosos viajes por el mundo y significó su apogeo como escritor, publicando "Cinco horas con Mario" (1966), considerada su obra maestra.

En 1998 comenzó a padecer los estragos del cáncer de colon que lo alejaron de sus actividades literarias, empeorando en 2010 y falleciendo en marzo de ese año a los 89 años de edad.

Libros destacados

  • El camino (1950)
  • Cinco horas con Mario (1966)
  • Los santos inocentes (1981)
  • Señora de rojo sobre fondo gris (1991)
  • La sombra del ciprés es alargada (1947)
  • Diario de un cazador (1955)

Enlaces

Ocupación

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de España

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de España

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de España

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de España

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de España

Síguenos en