Frases de Miguel Delibes

El artista no sabe quién le empuja, cuál es su referencia, por qué escribe o por qué pinta, por qué razón dejaría de hacerlo. En mi caso estaba bastante claro. Yo escribía para ella. Y cuando faltó su juicio, me faltó la referencia. Dejé de hacerlo, dejé de escribir, y esta situación duró años. En ese tiempo pensé a veces que todo se había terminado.

Frases de Juicio


Dudo mucho que en mis libros haya un solo héroe; todos son antihéroes, pero, al propio tiempo, todos están envueltos en una cálida mirada de comprensión. He procurado dotarlos de humanidad y de ternura. Una ternura que no siempre está a flor de piel, porque muchos de mis personajes son primarios y bruscos, pero que se adivina en cuanto se les conoce a fondo. Un año de mi vida

Frases de "Un año de mi vida" (1972) Frases de Comprensión


Son cosas compatibles cazar y amar a los animales. Lo que nos impone nuestra moral es no emplear ardides ni trampas. Mi cuadrilla y yo hemos abandonado el campo cuando la canícula o las circunstancias meteorológicas hacían la caza demasiado fácil y la enervaban. Cazar no es matar, sino derribar piezas difíciles tras dura competencia. Esto explica que uno regrese más satisfecho con dos perdices abatidas contra pronóstico que una docena a huevo.

Frases de Caza


Yo he tomado en mi literatura una deliberada postura por el débil. En todos mis libros hay un acoso del individuo por parte de la sociedad y siempre vence ésta. Y esto en cualquiera de mis protagonistas, por dispares que sean, desde el burgués Cecilio Rubes de "Mi idolatrado hijo Sisí", hasta el Nini de "Las ratas", que para sobrevivir tiene que cazar y comer estos animales. A pesar de la distancia social o de clase que evidentemente existe entre ambos personajes, en definitiva nos encontramos con dos seres frustrados y acosados por un entorno social implacable. Un año de mi vida

Frases de "Un año de mi vida" (1972) Frases de Entorno


Cuando la vida le agarra a uno, sobra todo poder de decisión. El camino

Frases de "El camino" (1950) Frases de Decisión


Cada individuo del pueblo preferiría morirse antes que mover un dedo en beneficio de los demás. La gente vivía aislada y sólo se preocupaba de sí misma. Y a decir verdad, el individualismo feroz del valle sólo se quebraba las tardes de los domingos, al caer el sol. El camino

Frases de "El camino" (1950) Frases de Individualismo


(...) El cura, dijo entonces que cada cual tenía un camino marcado en la vida y que se podía renegar de ese camino por ambición y sensualidad y que un mendigo podía ser más rico que un millonario en su palacio, cargado de mármoles y criados. El camino

Frases de "El camino" (1950) Frases de Mendigo


Era todo como un sueño, doloroso y punzante en su misma saciedad. El camino

Frases de "El camino" (1950) Frases de Ensueño


Aparentaba caminar bajo el peso de un fardo invisible que la obligaba a encorvarse por la cintura. Eran, sin duda, los remordimientos. El camino

Frases de "El camino" (1950) Frases de Remordimiento


El ahorro, cuando se hace a costa de una necesidad insatisfecha, ocasiona en los hombres acritud y encono. El camino

Frases de "El camino" (1950) Frases de Ahorro


Las ingentes montañas, con sus recias crestas recortadas sobre el horizonte, imbuían una irritante impresión de insignificancia. El camino

Frases de "El camino" (1950) Frases de Montañas


El pelo rojo podía ser, en efecto, un motivo de longevidad o, por lo menos, una especie de amuleto protector. El camino

Frases de "El camino" (1950) Frases de Pelo

Influencias

Autores relacionados

Camilo José Cela Francisco Umbral Gonzalo Torrente Ballester

Miguel Delibes

Miguel Delibes

Escritor, novelista, cuentista, ensayista, periodista y profesor español, autor de "La sombra del ciprés es alargada" (1947), "El camino" (1950), "Los santos inocentes" (1981) y "Señora de rojo sobre fondo gris" (1991).

Nombres

RealMiguel Delibes Setién
SeudónimoMax

Biografía Miguel Delibes

Miguel Delibes nació en la ciudad de Valladolid, siendo el tercero de los ocho hijos del matrimonio entre María Setién y Adolfo Delibes, profesor de Derecho en la Escuela de Comercio vallisoletana.

Cursó sus estudios iniciales en el Colegio Nuestra Señora de Lourdes y tras estallar la Guerra Civil Española (1936-1939), se enroló como voluntario en la Marina del Ejército y prestó servicio en el crucero Canarias (C-21).

En 1939 regresó a su ciudad natal y cursó estudio en la Escuela de Comercio y se recibió de Licenciado en Comercio y tiempo después inició la carrera de Derecho y se matriculó en la Escuela de Artes y Oficios.

En 1943 se recibió de periodista tras realizar un curso intensivo en Madrid y comenzó a redactar críticas cinematográficas, además de continuar con las caricaturas e impartir clases como profesor de la cátedra de Derecho mercantil en la Escuela de Comercio.

En 1952 fue nombrado subdirector del diario El Norte de Castilla y tiempo después director (1958), este periodo está marcado por sus enfrentamientos con la censura y el control de la dictadura franquista (1939-1975).

La década de 1960 realizó numerosos viajes por el mundo y significó su apogeo como escritor, publicando "Cinco horas con Mario" (1966), considerada su obra maestra.

En 1998 comenzó a padecer los estragos del cáncer de colon que lo alejaron de sus actividades literarias, empeorando en 2010 y falleciendo en marzo de ese año a los 89 años de edad.

Libros destacados

  • El camino (1950)
  • Cinco horas con Mario (1966)
  • Los santos inocentes (1981)
  • Señora de rojo sobre fondo gris (1991)
  • La sombra del ciprés es alargada (1947)
  • Diario de un cazador (1955)

Enlaces

Ocupación

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de España

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de España

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de España

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de España

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de España

Síguenos en