Frases de Michel Foucault

(...) Lo que hasta entonces había mantenido esta práctica de los suplicios, no era una economía del ejemplo, en el sentido en que habría de entenderse en la época de los ideólogos (que la representación de la pena prevalezca sobre el interés del crimen), sino una política del terror: hacer sensible a todos, sobre el cuerpo del criminal, la presencia desenfrenada del soberano. El suplicio no restablecía la justicia; reactivaba el poder.

Frases de Terror


(...) Los discursos de los antiguos son la imagen de lo que enuncian; si tienen para nosotros el valor de un signo es porque, en el fondo de su ser, y por la luz que no deja de atravesarlos desde su nacimiento, se ajustan a las cosas mismas, en forma de espejo y de emulación; son con respecto a la verdad eterna lo que estos signos a los secretos de la naturaleza (son la marca por descifrar de esta palabra); tienen, con las cosas que develan, una afinidad intemporal. Las palabras y las cosas

Frases de Descifrar


Hasta fines del siglo XVI, la semejanza ha desempeñado un papel constructivo en el saber de la cultura occidental. En gran parte, fue ella la que guió la exégesis e interpretación de los textos; la que organizó el juego de los símbolos, permitió el conocimiento de las cosas visibles e invisibles, dirigió el arte de representarlas. El mundo se enrollaba sobre sí mismo: la tierra repetía el cielo, los rostros se reflejaban en las estrellas y la hierba ocultaba en sus tallos los secretos que servían al hombre. Las palabras y las cosas

Frases de Cultura


¿Qué es lo que hace que la literatura sea literatura? ¿Qué es lo que hace que el lenguaje que está escrito ahí sobre un libro sea literatura? Es esa especie de ritual previo que traza en las palabras su espacio de consagración. Por consiguiente, desde que la página en blanco comienza a rellenarse, desde que las palabras comienzan a transcribirse en esta superficie que es todavía virgen, es ese momento cada palabra es en cierto modo absolutamente decepcionante en relación con la literatura, porque no hay ninguna palabra que pertenezca por esencia, por derecho de naturaleza a la literatura. De lenguaje y literatura

Frases de "De lenguaje y literatura" (1994) Frases de Página en blanco


No se debería decir que el alma es una ilusión, o un efecto ideológico. Pero sí que existe, que tiene una realidad, que está producida permanentemente en torno, en la superficie y en el interior del cuerpo por el funcionamiento de un poder que se ejerce sobre aquellos a quienes se castiga, de una manera más general sobre aquellos a quienes se vigila, se educa y corrige, sobre los locos, los niños, los colegiales, los colonizados, sobre aquellos a quienes se sujeta a un aparato de producción y se controla a lo largo de toda su existencia. Vigilar y castigar

Frases de "Vigilar y castigar" (1975) Frases de Colonizado


Sería absurdo, desde luego, negar la existencia del individuo que escribe e inventa. Pero pienso que -al menos desde hace un cierto tiempo- el individuo que se pone a escribir un texto, en cuyo horizonte merodea una posible obra, vuelve a asumir la función del autor: lo que escribe y lo que no escribe, lo que perfila, incluso en calidad de borrador provisional, como bosquejo de la obra, y lo que deja caer como declaraciones cotidianas, todo ese juego de diferencias está prescrito para la función de autor, tal como él la recibe de su época, o tal como a su vez la modifica.

Frases de Autor


(...) De ahí el efecto mayor del Panóptico: inducir en el detenido un estado consciente y permanente de visibilidad que garantiza el funcionamiento automático del poder. Hacer que la vigilancia sea permanente en sus efectos, incluso si es discontinua en su acción. Que la perfección del poder tienda a volver inútil la actualidad de su ejercicio; Que este aparato arquitectónico sea una máquina de crear y de sostener una relación de poder independiente de aquel que lo ejerce; En suma, que los detenidos se hallen insertos en una situación de poder de la que ellos mismos son los portadores. Vigilar y castigar

Frases de "Vigilar y castigar" (1975) Frases de Panóptico


Ahora bien, parecería, por lo menos al primer golpe de vista, que las reflexiones morales en la Antigüedad griega o grecorromana se orientaron mucho más hacia las prácticas de sí y la cuestión de la askesis que hacia las codificaciones de conductas y la definición estricta de lo permitido y lo prohibido. Si hacemos excepción de La república y de las Leyes, encontraremos muy pocas referencias al principio de un código que definiera detalladamente la conducta a observar, la necesidad de una instancia encargada de vigilar su aplicación, la posibilidad de castigos que sancionaran las infracciones cometidas. El uso de los placeres

Frases de "El uso de los placeres" (1984) Frases de Conducta


La justicia del rey se muestra como una justicia armada. El acero que castiga al culpable es también el que destruye a los enemigos. Todo un aparato militar rodea el suplicio: jefes de la ronda, arqueros, exentos, soldados. Se trata desde luego de impedir toda evasión o acto de violencia; se trata también de prevenir, de parte del pueblo, un arranque de simpatía para salvar a los condenados, o un arrebato de furor para darles muerte inmediatamente; pero se trata también de recordar que en todo crimen hay como una sublevación contra la ley y que el criminal es un enemigo del príncipe. Vigilar y castigar

Frases de "Vigilar y castigar" (1975) Frases de Suplicio


Uno de los rasgos más esenciales de la historia nueva es sin duda ese desplazamiento de lo discontinuo: su paso del obstáculo a la práctica; Su integración en el discurso del historiador, en el que no desempeña ya el papel de una fatalidad exterior que hay que reducir, sino de un concepto operatorio que se utiliza; Y por ello, la inversión de signos, gracias a la cual deja de ser el negativo de la lectura histórica (su envés, su fracaso, el límite de su poder), para convertirse en el elemento positivo que determina su objeto y la validez a su análisis. La arqueología del saber

Frases de "La arqueología del saber" (1969) Frases de Historiador


La mayor parte del tiempo, unos se vinculan con otros y constituyen especies de grandes edificios que aseguran la distribución de los sujetos que hablan en los diferentes tipos de discursos y la adecuación de los discursos a ciertas categorías de sujetos. Digamos en una palabra que ésos son los grandes procedimientos de sumisión del discurso. ¿Qué es, después de todo, un sistema de enseñanza, sino una ritualización del habla; sino una cualificación y una fijación de las funciones para los sujetos que hablan; sino la constitución de un grupo doctrinal cuando menos difuso; sino una distribución y una adecuación del discurso con sus poderes y saberes? El orden del discurso

Frases de "El orden del discurso" (1970) Frases de Metodología


Por su parte, el magistrado tenía el derecho de recibir denuncias anónimas, de ocultar al acusado la índole de la causa, de interrogarlo de manera capciosa, de emplear insinuaciones. Constituía, por sí solo y en todo poder, una verdad por la cual cercaba al acusado, y esta verdad la recibían los jueces hecha, en forma de autos y de informes escritos; para ellos, únicamente estos elementos eran probatorios; no veían al acusado más que una vez para interrogarlo antes de dictar su sentencia. La forma secreta y escrita del procedimiento responde al principio de que en materia penal el establecimiento de la verdad era para el soberano y sus jueces un derecho absoluto y un poder exclusivo. Vigilar y castigar

Frases de "Vigilar y castigar" (1975) Frases de Relaciones de poder

Influencias

Autores relacionados

Gilles Deleuze Jacques Derrida Jacques Lacan Louis Althusser

Ocupación

Filósofos » Filósofos siglo XX » Filósofos de Francia

Historiadores » Historiadores siglo XX » Historiadores de Francia

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Francia

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Francia

Michel Foucault


Escritor, profesor, historiador y filósofo francés, autor de "Las palabras y las cosas" (1966), "La arqueología del saber" (1969), "Vigilar y castigar" (1975) y "Historia de la sexualidad: La voluntad de saber" (1976).

Nombres

RealPaul Michel Foucault

Biografía Michel Foucault

Michel Foucault nace en la ciudad de Poitiers, siendo el segundo de tres hijos que tuvieron Anne Malapert y el eminente cirujano Paul Foucault, quien deseando que siguiera sus pasos lo envía al colegio jesuita Saint-Stanislaus.

Tiempo después y tras un breve periodo en el que su ciudad natal estuvo ocupada por Alemania durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), ingresa en la Escuela Normal Superior de París.

Durante su época universitaria, Michel Foucault sufre graves depresiones que logra superar y obtiene una licenciatura en filosofía y otra en psicología, licenciatura de reciente creación en Francia.

En 1952 se desempeña como profesor de psicología en la École Normale y tras un breve paso por la "Université Lille Nord de France", se traslada como delegado cultural a Suecia, trabajando en la Universidad de Uppsala.

En 1960 Michel Foucault regresa a Francia para terminar su doctorado y asumir un puesto en la Universidad de Clermont-Ferrand, donde conoce a Daniel Defert, quien sería su pareja por el resto de su vida.

En 1966 Michel Foucault publica "Las palabras y las cosas", una de sus obras más importantes que además lo colocaría entre los intelectuales más afamados de Francia.

En 1969 vuelve a Francia y se hace cargo del departamento de filosofía de una universidad experimental en Vincennes y al siguiente año ocupar la cátedra "Historia de los sistemas de pensamiento" en el College de France.

En 1975 Michel Foucault ayuda a formar el grupo "Groupe d'Information sur les Prisons" para que los prisioneros pudieran hacer públicas sus reclamaciones, y termina su obra "Vigilar y castigar".

Tiempo después comienza a desarrollar su monumental obra sobre la historia de la sexualidad, que no termina por verse afectado por el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

Libros destacados

  • Las palabras y las cosas (1966)
  • Vigilar y castigar (1975)
  • La voluntad de saber (1976)
  • Historia de la locura en la época clásica (1961)
  • El nacimiento de la clínica (1963)
  • La arqueología del saber (1969)

Libros de Michel Foucault »

Enlaces

Síguenos en