Frases de Michael Ende

Ya sé que me odiáis, porque os han dicho que yo os he mantenido prisioneros para saciar mi ansia de poder con vuestro sufrimiento. ¿No es así? Os han contado que todo este sistema infinito de catacumbas, el mundo de Misraim, no es más que un gigantesco calabozo en el que os consumís, y que yo soy el director de esta cárcel, empeñado en manteneros en absoluta esclavitud. ¿No es ésta vuestra convicción? Las catacumbas de Misraim, La prisión de la libertad

Frases de "La prisión de la libertad" (1994) Frases de Esclavitud


Existe una cosa muy misteriosa, pero muy cotidiana. Todo el mundo participa de ella, todo el mundo la conoce, pero muy pocos se paran a pensar en ella. Casi todos se limitan a tomarla como viene, sin hacer preguntas. Esta cosa es el tiempo. Hay calendarios y relojes para medirlo, pero eso significa poco, porque todos sabemos que, a veces, una hora puede parecernos una eternidad, y otra, en cambio, pasa en un instante. La cuenta está equivocada, pero cuadra, Momo

Frases de "Momo" (1973) Frases de Calendario


(...) Eso no es nada especial, dirá, quizás, algún lector; cualquiera sabe escuchar. Pues eso es un error. Muy pocas personas saben escuchar de verdad. Y la manera en que sabía escuchar Momo era única. Momo sabía escuchar de tal manera que a la gente tonta se le ocurrían, de repente, ideas muy inteligentes. No porque dijera o preguntara algo que llevara a los demás a pensar esas ideas, no; simplemente estaba allí y escuchaba con toda su atención y toda simpatía. Una cualidad poco común y una pelea muy común, Momo

Frases de "Momo" (1973) Frases de Escuchar


(...) Y la alegría lo llenó de la cabeza a los pies, alegría de vivir y alegría de ser él mismo. Porque ahora sabía otra vez quién era y de dónde era. Había nacido de nuevo. Y lo mejor era que quería ser precisamente quien era. Si hubiera tenido que elegir una posibilidad entre todas, no hubiera elegido ninguna otra. Porque ahora sabía: en el mundo hay miles y miles de formas de alegría, pero en el fondo todas son una sola: la alegría de poder amar. Eran aspectos de una misma cosa. XXVI. Las Aguas de la Vida, La historia interminable

Frases de "La historia interminable" (1979) Frases de Elegir


Los dragones de la suerte -como ya se ha dicho- son criaturas de aire y de fuego. El elemento líquido no sólo les resulta extraño, sigo también sumamente peligroso. Pueden apagarse realmente en el agua como una llama...Si es que antes no se ahogan, porque respiran aire ininterrumpidamente por todo el cuerpo, a través de sus cien mil escamas de color madreperla. Se alimentan por igual de aire y de calor y no precisan otro alimento, pero sin luz y calor sólo pueden vivir poco tiempo. X. El vuelo a la Torre de Marfil, La historia interminable

Frases de "La historia interminable" (1979) Frases de Dragones


Mira -gorgoteó la Morla-: somos viejas, pequeño, demasiado viejas y hemos vivido bastante. Hemos vivido demasiado. Para quien sabe tanto como nosotras nada es importante ya. Todo se repite eternamente: el día y la noche, el verano y el invierno..., el mundo está vacío y no tiene sentido. Todo se mueve en círculos. Lo que aparece debe desaparecer, y lo que nace debe morir. Todo pasa: el bien y el mal, la estupidez y la sabiduría, la belleza y la fealdad. Todo está vacío. Nada es verdad. Nada es importante. III. La Vetusta Morla, La historia interminable

Frases de "La historia interminable" (1979) Frases de Desaparecer


"Me gustaría saber", se dijo,"qué pasa realmente en un libro cuando está cerrado. Naturalmente, dentro hay sólo letras impresas sobre el papel, pero sin embargo...Algo debe de pasar, porque cuando lo abro aparece de pronto una historia entera. Dentro hay personas que no conozco todavía, y todas las aventuras, hazañas y peleas posibles...Y a veces se producen tormentas en el mar o se llega a países o ciudades exóticos. Todo eso está en el libró de algún modo. Para vivirlo hay que leerlo, eso está claro. Pero está dentro ya antes. Me gustaría saber de qué modo." Prólogo, La historia interminable

Frases de "La historia interminable" (1979) Frases de Letras


Los dragones de la suerte son criaturas del aire y del buen tiempo, de una alegría desenfrenada y, a pesar de su colosal tamaño, ligeros como una nubecilla de verano. Por eso no necesitan alas para volar. Nadan por los aires del cielo lo mismo que los peces en el agua. Desde tierra, parecen relámpagos lentos. Y lo más maravilloso en ellos es su canto. Su voz es como el repicar de una gran campana y, cuando hablan en voz baja, es como si se oyera el sonido de esa campana en la distancia. Quien escucha alguna vez su canto, no lo olvida en la vida y sigue hablando de él a sus nietos. IV. Ygrámul el Múltiple, La historia interminable

Frases de "La historia interminable" (1979) Frases de Dragones


(...) Las cosas son así: a veces tienes ante ti una calle larguísima. Te parece tan terriblemente larga, que nunca crees que podrás acabarla. (...) Y entonces te empiezas a dar prisa, cada vez más prisa. Cada vez que levantas la vista, ves que la calle no se hace más corta. Y te esfuerzas más todavía, empiezas a tener miedo, al final estás sin aliento. Y la calle sigue estando por delante. Así no se debe hacer. (...) Nunca se ha de pensar en toda la calle de una vez, ¿Entiendes? Sólo hay que pensar en el paso siguiente, en la inspiración siguiente, en la siguiente barrida. Nunca nada más que en el siguiente. Un viejo callado y un joven parlanchín, Momo

Frases de "Momo" (1973) Frases de Tener miedo


Lo más peligroso que existe en la vida son las ilusiones que se cumplen. Encontrado y perdido, Momo

Frases de "Momo" (1973) Frases de Ensueño


(...) Escuchar. Eso no es nada especial, dirá, quizás, algún lector; cualquiera sabe escuchar. Pues eso es un error. Muy pocas personas saben escuchar de verdad. Una cualidad poco común y una pelea muy común, Momo

Frases de "Momo" (1973) Frases de Escuchar


Nunca se ha de pensar en toda la calle de una vez, ¿Entiendes? Sólo hay que pensar en el paso siguiente, en la inspiración siguiente, en la siguiente barrida. Nunca nada más que en el siguiente. Un viejo callado y un joven parlanchín, Momo

Frases de "Momo" (1973) Frases de Paso

Contexto histórico

Humanismo Segunda Guerra Mundial Surrealismo

Influencia en las frases de Michael Ende

Autores relacionados

Astrid Lindgren

Ocupación

Actores » Actores siglo XX » Actores de Alemania

Críticos » Críticos siglo XX » Críticos de Alemania

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Alemania

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Alemania

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Alemania

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Alemania

Michael Ende

Frases de Michael Ende

Frases de Michael Ende: Escritor, poeta, dramaturgo, novelista, actor y crítico de cine alemán, autor de "Momo" (1973), "La historia interminable" (1979) y "El espejo en el espejo" (1984).

Nombres

RealMichael Andreas Helmuth Ende

Biografía Michael Ende

Michael Ende fue el único hijo del pintor surrealista Edgar Ende y la fisioterapeuta Luise Bartholomä, quienes le transmitieron una rica visión de la realidad y una completa educación artística y humanística.

En 1931 la familia se trasladó a una zona de Múnich donde se concentraban gran cantidad de artistas, recibiendo toda clase de influencias artísticas y literarias.

En 1936 Michael Ende ingresó en la escuela primaria de Wilhelm y los problemas económicos se agravaron, dada la prohibición de trabajar y la confiscación de todas las obras de su padre por los nazis.

A comienzos de 1940 ingresó en el "Maximilian Gymnasium", pero al poco tiempo fue convocado por el ejército alemán para incorporarse al batallón antiaéreo en plena Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Tras un bombardeo en la zona donde estaba, Michael Ende se refugió en la ciudad de Garmisch-Partenkirchen, y tiempo después comenzó a colaborar con la organización anti nazi "Frente Libre Bavariana".

Finalizada la guerra estudió interpretación en la escuela de Otto Falckenburg entre 1947 y 1950 y trabajó como actor y escritor de críticas cinematográficas.

En 1960 Michael Ende publicó su primera obra, "Jim Botón y Lucas el Maquinista", que ganó el premio "Deutscher Jugendbuchpreis" como mejor libro alemán del año para público infantil.

En 1962 contrae matrimonio con la cantante Ingeborg Hoffman, quien falleció de cáncer en 1985 y tiempo después se casó por segunda vez con la japonesa Mariko Sato.

En 1973 Michael Ende publicó "Momo" y tiempo después "La historia interminable" (1979), sus obras más importantes.

EN 1994 le diagnostica cáncer de estómago, falleciendo un año después en Stuttgart, capital del Estado federado alemán Baden-Wurtemberg.

Libros destacados

  • Momo (1973)
  • La historia interminable (1979)
  • El espejo en el espejo (1984)
  • Jim Botón y Lucas el maquinista (1960)
  • La leyenda de la luna llena (1993)
  • La prisión de la libertad (1994)

Enlaces

Síguenos en