Frases de Mario Vargas Llosa - Página 9

01. Desde ese momento, y en todos los minutos y horas siguientes, tiempo en el que se decidió su suerte, la de su familia, la de los conjurados, y, a fin de cuentas, la de la República Dominicana, el general José René Román supo siempre, con total lucidez, lo que debía hacer. ¿Por qué hizo exactamente lo contrario? Se lo preguntaría muchas veces los meses siguientes, sin encontrar respuesta. "La fiesta del Chivo" (2000)

+ Frases de República Dominicana + Pensamientos de "La fiesta del Chivo"


02. Su sola presencia entre los miembros de la Fuerza Pública tenía un efecto intimidatorio: se agrandaban los ojos de los negros, las negras y los negritos cuando lo reconocían, las pupilas blancas de sus caras retintas o azuladas brillaban asustadas imaginando que, ante cualquier error, traspié o falta, el chicote rasgaría el aire con su inconfundible silbido y caería sobre sus piernas, nalgas y espaldas, haciéndolos chillar. "El sueño del celta" (2010)

+ Frases de Opresores + Pensamientos de "El sueño del celta"


03. Le conté toda mi vida, no la pasada sino la que tendría en el futuro, cuando viviera en París y fuera escritor. Le dije que quería escribir desde que había leído por primera vez a Alejandro Dumas, y que desde entonces soñaba con viajar a Francia y vivir en una buhardilla, en el barrio de los artistas, entregado totalmente a la literatura, la cosa más formidable del mundo. "La tía Julia y el escribidor" (1977)

+ Frases de Literatura + Pensamientos de "La tía Julia y el escribidor"


04. La mujer sonreía teatralmente y se había lanzado a hablar sin pausas. En el chisporroteo de palabras, las fórmulas de cortesía que Alberto había escuchado en su infancia aparecían como en caricatura, condimentadas con adjetivos lujosos y gratuitos, y a ratos comprendía que lo trataban de señor y de don y lo interrogaban sin esperar su respuesta. Se halló envuelto en una costra verbal, en un laberinto sonoro. "La ciudad y los perros" (1963)

+ Frases de Cortesía + Pensamientos de "La ciudad y los perros"


05. Le expliqué que el amor no existía, que era una invención de un italiano llamado Petrarca y de los trovadores provenzales. Que eso que las gentes creían un cristalino manar de la emoción, una pura efusión del sentimiento era el deseo instintivo de los gatos en celo disimulado detrás de las palabras bellas y los mitos de la literatura. No creía en nada de eso, pero quería hacerme el interesante. "La tía Julia y el escribidor" (1977)

+ Frases de Interesante + Pensamientos de "La tía Julia y el escribidor"


06. La taza de café o el trago de ron debían saber mejor, el humo del tabaco, el baño de mar un día caluroso, la película de los sábados o el Merengue de la radio, debían dejar en el cuerpo y el espíritu una sensación más grata, cuando se disponía de eso que Trujillo les arrebató a los dominicanos hacía ya treinta y un años: el libre albedrío. "La fiesta del Chivo" (2000)

+ Frases de Libre albedrío + Pensamientos de "La fiesta del Chivo"


07. Tres amantes en una noche, dos marineros entre ellos. ¡Me lo hicieron seis veces! Llegué al hotel caminando con las piernas abiertas como una parturienta. En medio de su mal humor, la enormidad que había escrito le provocó un ataque de risa. Él, tan educado y pulido con su vocabulario ante la gente, sentía siempre, en la intimidad de su diario, una invencible necesidad de escribir obscenidades. Por razones que no comprendía, la coprolalia le hacía bien. "El sueño del celta" (2010)

+ Frases de Amantes + Pensamientos de "El sueño del celta"


08. ¿Sería así toda la Historia? ¿La que se aprendía en el colegio? ¿La escrita por los historiadores? Una fabricación más o menos idílica, racional y coherente de lo que en la realidad cruda y dura había sido una caótica y arbitraria mezcla de planes, azares, intrigas, hechos fortuitos, coincidencias, intereses múltiples, que habían ido provocando cambios, trastornos, avances y retrocesos, siempre inesperados y sorprendentes respecto a lo que fue anticipado o vivido por los protagonistas. "El sueño del celta" (2010)

+ Frases de Historiador + Pensamientos de "El sueño del celta"


09. Pero qué importaba el pasado, la mañana desplegaba ahora a su alrededor una realidad luminosa y protectora, los malos recuerdos eran de nieve, el amarillento calor los derretía. Mentira, el recuerdo del colegio despertaba aún esa inevitable sensación sombría y huraña bajo la cual su espíritu se contraía como una mimosa al contacto de la piel humana. Sólo que el malestar era cada vez más efímero, un pasajero granito de arena en el ojo, ya estaba bien de nuevo. "La ciudad y los perros" (1963)

+ Frases de Efímero + Pensamientos de "La ciudad y los perros"


10. Le dije, volviendo al tema, que yo era más optimista. Con fogosidad, para convencerme a mí mismo al tiempo que a ella, le aseguré que, fueran cuales fueran las diferencias, el amor duraba poco basado en lo puramente físico. Con la desaparición de la novedad, con la rutina, la atracción sexual disminuía y al final moría (sobre todo en el hombre), y la pareja entonces sólo podía sobrevivir si había entre ellos otros imanes: espirituales, intelectuales, morales. Para esa clase de amor la edad no importaba. "La tía Julia y el escribidor" (1977)

+ Frases de Atracción + Pensamientos de "La tía Julia y el escribidor"


11. Herbert fue una de las escasas personas a quien Roger confió su decepción con Stanley, con Leopoldo II, con la idea que lo trajo al África: que el Imperio y la colonización abrirían a los africanos el camino de la modernización y el progreso. Herbert coincidió totalmente con él, al comprobar que la verdadera razón de la presencia de los europeos en el África no era ayudar al africano a salir del paganismo y la barbarie, sino explotarlo con una codicia que no conocía límites para el abuso y la crueldad. "El sueño del celta" (2010)

+ Frases de Colonización + Pensamientos de "El sueño del celta"


12. Ha olvidado también el resto de aquella noche, la frialdad de las sábanas de ese lecho hostil, la soledad que trataba de disipar esforzando los ojos para arrancar a la oscuridad algún objeto, algún fulgor, y la angustia que hurgaba su espíritu como un laborioso clavo. "Los zorros del desierto de Sechura aúllan como demonios cuando llega la noche; ¿Sabes por qué? : para quebrar el silencio que los aterroriza", había dicho una vez tía Adelina. Él tenía ganas de gritar para que la vida brotara en ese cuarto, donde todo parecía muerto. "La ciudad y los perros" (1963)

+ Frases de Hostil + Pensamientos de "La ciudad y los perros"

Influencias

Autores relacionados

Carlos Fuentes Jorge Luis Borges Julio Cortázar Mario Benedetti

Mario Vargas Llosa


Escritor, novelista y ensayista peruano, autor de "La ciudad y los perros" (1963), "Pantaleón y las visitadoras" (1973), "La tía Julia y el escribidor" (1977), "¿Quién mató a Palomino Molero?" (1986), "La Fiesta del Chivo" (2000) y "El sueño del celta" (2010).

Sobre Mario Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa nació en el seno de una familia de clase media, cuyos padres se separaron unos meses antes de su nacimiento.

Vivió un tiempo en la casa de la familia materna hasta que su abuelo fue nombrado cónsul honorario del Perú en Bolivia, trasladándose a Cochabamba.

En 1945 regresaron a Perú, donde Mario Vargas Llosa cursó la escuela primaria en el Colegio Salesiano de Piura.

Un año después la familia se traslada a Lima, donde sus padres restablecieron su relación y se establecieron en Magdalena del Mar.

Entre 1947 y 1949, Mario Vargas Llosa cursó estudios en el colegio cristiano "La Salle" y luego ingresó al "Colegio Militar Leoncio Prado" por recomendación del padre, pero al tiempo abandonó, terminando sus estudios en Piura.

Mientras trabajaba como periodista para el periódico local "La Industria", cursó estudios en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y terminó la carrera de Letras, vocación que paulatinamente desplazó a la de periodista.

Tras la exitosa publicación de su primera novela "La ciudad y los perros" (1963), le siguió "La casa verde" (1965), continuando el enorme e inesperado éxito de la primera.

Desde 1977 Mario Vargas Llosa es miembro de la Academia Peruana de la Lengua y de la Real Academia Española desde 1994.

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Perú

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Perú

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Perú

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Perú

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Perú

Síguenos