Frases de Mario Vargas Llosa

Los domingos en la mañana, después del desayuno, hay misa. El capellán del colegio es un cura rubio y jovial que pronuncia sermones patrióticos donde cuenta la vida intachable de los próceres, su amor a Dios y al Perú y exalta la disciplina y el orden y compara a los militares con los misioneros, a los héroes con los mártires, a la Iglesia con el Ejército. Los cadetes estiman al capellán porque piensan que es un hombre de verdad: lo han visto, muchas veces, vestido de civil, merodeando por los bajos fondos del Callao, con aliento a alcohol y ojos viciosos. La ciudad y los perros

Frases de "La ciudad y los perros" (1963) Frases de Sermones


- ¿Usted es un perro o un ser humano? -preguntó la voz. -Un perro, mi cadete. -Entonces, ¿Qué hace de pie? Los perros andan a cuatro patas. Él se inclinó, al asentar las manos en el suelo, surgió el ardor en los brazos, muy intenso. Sus ojos descubrieron junto a él a otro muchacho, también a gatas. -Bueno -dijo la voz-. Cuando dos perros se encuentran en la calle, ¿Qué hacen? Responda, cadete. A usted le hablo. El Esclavo recibió un puntapié en el trasero y al instante contestó: -No sé, mi cadete. -Pelean -dijo la voz-. Ladran y se lanzan uno encima de otro. Y se muerden. El Esclavo no recuerda la cara del muchacho que fue bautizado con él. Debía ser de una de las últimas secciones, porque era pequeño. Estaba con el rostro desfigurado por el miedo y, apenas calló la voz, se vino contra él, ladrando y echando espuma por la boca y de pronto el Esclavo sintió en el hombro un mordisco de perro rabioso y entonces todo su cuerpo reaccionó y mientras ladraba y mordía, tenía la certeza de que su piel se había cubierto de una pelambre dura, que su boca era un hocico puntiagudo y que, sobre su lomo, su cola chasqueaba como un látigo. La ciudad y los perros

Frases de "La ciudad y los perros" (1963) Frases de Humillación


Pero qué importaba el pasado, la mañana desplegaba ahora a su alrededor una realidad luminosa y protectora, los malos recuerdos eran de nieve, el amarillento calor los derretía. Mentira, el recuerdo del colegio despertaba aún esa inevitable sensación sombría y huraña bajo la cual su espíritu se contraía como una mimosa al contacto de la piel humana. Sólo que el malestar era cada vez más efímero, un pasajero granito de arena en el ojo, ya estaba bien de nuevo. La ciudad y los perros

Frases de "La ciudad y los perros" (1963) Frases de Efímero


Soñaba toda la semana con la salida, pero apenas entraba a su casa se sentía irritado: la abrumadora obsequiosidad de su madre era tan mortificante como el encierro. La ciudad y los perros

Frases de "La ciudad y los perros" (1963) Frases de Salida


Ha olvidado también el resto de aquella noche, la frialdad de las sábanas de ese lecho hostil, la soledad que trataba de disipar esforzando los ojos para arrancar a la oscuridad algún objeto, algún fulgor, y la angustia que hurgaba su espíritu como un laborioso clavo. "Los zorros del desierto de Sechura aúllan como demonios cuando llega la noche; ¿Sabes por qué? : para quebrar el silencio que los aterroriza", había dicho una vez tía Adelina. Él tenía ganas de gritar para que la vida brotara en ese cuarto, donde todo parecía muerto. La ciudad y los perros

Frases de "La ciudad y los perros" (1963) Frases de Hostil


La mujer sonreía teatralmente y se había lanzado a hablar sin pausas. En el chisporroteo de palabras, las fórmulas de cortesía que Alberto había escuchado en su infancia aparecían como en caricatura, condimentadas con adjetivos lujosos y gratuitos, y a ratos comprendía que lo trataban de señor y de don y lo interrogaban sin esperar su respuesta. Se halló envuelto en una costra verbal, en un laberinto sonoro. La ciudad y los perros

Frases de "La ciudad y los perros" (1963) Frases de Cortesía


El patriotismo cegaba la lucidez. El sueño del celta

Frases de "El sueño del celta" (2010) Frases de Patriotismo


No era indispensable ser patriota y nacionalista para ser generoso y valiente. El sueño del celta

Frases de "El sueño del celta" (2010) Frases de Patriota


No tengo gran admiración por los mártires... Ni por los héroes. Esas gentes que se inmolan por la verdad o la justicia a menudo hacen más daño del que quieren remediar. El sueño del celta

Frases de "El sueño del celta" (2010) Frases de Mártir


La razón no convence a los místicos ni a los mártires. El sueño del celta

Frases de "El sueño del celta" (2010) Frases de Misticismo


En lo que se refiere a Dios hay que creer, no razonar... Si razonas, Dios se esfuma como una bocanada de humo. El sueño del celta

Frases de "El sueño del celta" (2010) Frases de Dogma


Qué suerte tenían aquellos para quienes la existencia del Ser Supremo no había sido nunca un problema, sino una certeza gracias a la cual el mundo se les ordenaba y todo encontraba su explicación y razón de ser. El sueño del celta

Frases de "El sueño del celta" (2010) Frases de Dios existe

Influencias

Autores relacionados

Carlos Fuentes Jorge Luis Borges Julio Cortázar Mario Benedetti

Mario Vargas Llosa


Escritor, novelista y ensayista peruano, autor de "La ciudad y los perros" (1963), "Pantaleón y las visitadoras" (1973), "La tía Julia y el escribidor" (1977), "¿Quién mató a Palomino Molero?" (1986), "La Fiesta del Chivo" (2000), "El sueño del celta" (2010).

Nombres

RealJorge Mario Pedro Vargas Llosa

Biografía Mario Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa nació en el seno de una familia de clase media, cuyos padres se separaron unos meses antes de su nacimiento.

Vivió un tiempo en la casa de la familia materna hasta que su abuelo fue nombrado cónsul honorario del Perú en Bolivia, trasladándose a Cochabamba.

En 1945 regresaron a Perú, donde Vargas Llosa cursó la escuela primaria en el Colegio Salesiano de Piura.

Un año después la familia se traslada a Lima, donde sus padres restablecieron su relación y se establecieron en Magdalena del Mar.

Entre 1947 y 1949, Vargas Llosa cursó estudios en el colegio cristiano "La Salle" y luego ingresó al "Colegio Militar Leoncio Prado" por recomendación del padre, pero al tiempo abandonó, terminando sus estudios en Piura.

Mientras trabajaba como periodista para el periódico local "La Industria", cursó estudios en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y terminó la carrera de Letras, vocación que paulatinamente desplazó a la de periodista.

En 1958 le fue otorgada una beca para estudiar en la Universidad Complutense de Madrid (España), por lo que se trasladó con su primera mujer hacia Europa.

En 1960, tras finalizar su beca, Vargas Llosa se trasladó un tiempo a Francia y luego volvió a Perú, donde se divorció de su mujer en 1964 y se casó con su prima, Patricia Llosa al año siguiente.

Tras la exitosa publicación de su primera novela "La ciudad y los perros" (1963), le siguió "La casa verde" (1965), continuando el enorme e inesperado éxito de la primera.

Desde 1977 es miembro de la Academia Peruana de la Lengua y de la Real Academia Española desde 1994.

En 1990, Vargas Llosa se presentó como candidato a la Presidencia del Perú, perdiendo en segunda vuelta electoral, experiencia que volcó en "El pez en el agua" (1993).

La fecundidad, riqueza y hondura de su pensamiento, hacen de Mario Vargas Llosa una de las personalidades intelectuales más activas e influyentes de la actualidad.

Libros destacados

  • La ciudad y los perros (1963)
  • La casa verde (1966)
  • Pantaleón y las visitadoras (1973)
  • La Fiesta del Chivo (2000)
  • El sueño del celta (2010)
  • La tía Julia y el escribidor (1977)

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Perú

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Perú

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Perú

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Perú

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Perú

Síguenos en