Frases de Mario Puzo

Instruyó al chico en las normas básicas de conducta. No mostrar enojo ante un desaire, no revelar nada acerca de uno mismo. Ganarse el respeto de los demás, no con palabras sino con obras. Respetar a los miembros de la familia carnal. El juego era una diversión, no una forma de ganarse la vida. Amar al padre, a la madre y a la hermana, pero guardarse de amar otra mujer que no fuera la esposa. La esposa era la mujer que da a luz a los hijos de uno. En cuanto ocurría tal cosa, uno tenía que entregarse en cuerpo y alma a ganar para ellos el pan de cada día. El último Don

Frases de "El último Don" (1996) Frases de Mafia


(...) Has visto muchas películas y has leído demasiados periódicos sensacionalistas. Tienes una idea muy equivocada de mi padre y de la familia Corleone. Voy a explicarte algo más. Mi padre es un hombre de negocios que trata de ganar dinero para mantener a su familia y ayudar a sus amigos necesitados. No acepta los dictados de la sociedad, porque tales dictados lo hubieran condenado a una vida indigna de un hombre de su inteligencia y personalidad. Lo que quiero que comprendas es que él se considera al mismo nivel que un presidente, un primer ministro, un juez del Tribunal Supremo o un gobernador de cualquier estado. Se niega a aceptar que alguien le imponga su voluntad. No quiere acatar las leyes dictadas por los otros hombres, unas leyes que lo habrían condenado a ser un fracasado. El Padrino

Frases de "El Padrino" (1969) Frases de Hombres de negocios


(...) Luego seguiremos con uno de los éxitos literarios más asombrosos de la historia. Las vidas íntimas de los gigantes de nuestra cultura. En especial la de un cabrón chiflado. El mundo distinguido. Así pues, tenemos el mundo del pobre y esforzado genio, el mundo de la delincuencia y el mundo literario distinguido. Todo esto aderezado con abundante sexo, algunas ideas complicadas que no te machacarán el cráneo y que quizás encuentres incluso interesantes. Y por último, un final espectacular en Hollywood con nuestro héroe amasando todos sus premios: dinero, fama, mujeres hermosas. Y...No te vayas, no te vayas...Veremos cómo todo ello se convierte en cenizas. Los tontos mueren

Frases de "Los tontos mueren" (1978) Frases de Delincuencia


La mayor virtud de la humanidad es la clemencia. Una sociedad culta no ejecuta a un ser humano y se abstiene del castigo todo lo que el sentido común y la justicia le permiten. ¿De dónde has sacado esas ideas? Son cobardes y comodonas; más aún, son sacrílegas. ¿Hay alguien más despiadado que Dios? Él no perdona, no prohíbe el castigo. Hay un cielo y un infierno porque él lo ha decretado. En este mundo no nos libra del dolor y la tristeza. Su deber todopoderoso consiste en no mostrar más clemencia que la estrictamente necesaria. Por consiguiente, ¿Quién eres tú para otorgar esta maravillosa gracia? Eso es arrogancia. ¿Crees acaso que siendo tan virtuosa podrás crear un mundo mejor? Recuerda que los santos sólo pueden murmurar plegarias al oído de Dios y sólo cuando se han ganado este privilegio por medio del martirio. Omertá

Frases de "Omertá" (1999) Frases de Clemencia


Necesito dos millones de dólares en efectivo. Y lo que no es menos importante, necesito un colaborador que tenga amigos poderosos en los puestos clave. Algunos de mis hombres serán atrapados en el transcurso de los años, es inevitable. Ninguno de ellos estará fichado por la policía, eso lo prometo. Por ello, lo lógico será que los jueces les impongan condenas leves. Necesito un amigo que pueda garantizarme que cuando mis hombres tengan problemas, no van a pasar más de un año o dos entre rejas. Si es así, seguro que no hablarán. Pero si les condenan a diez o veinte años, entonces ¿Quién sabe? En este mundo hay muchos hombres débiles. Pueden hablar, pueden comprometer a los demás. La protección legal es importantísima. Según me han dicho, Don Corleone, tiene usted más jueces en el bolsillo que pelos tiene un gato. El Padrino

Frases de "El Padrino" (1969) Frases de Protección


Pero te lo repito, no te vayas. Lo repito, ésta no es una historia de amor. Olvida el amor. Te mostraré todas las dimensiones del poder. Primero la vida de un pobre y esforzado escritor. Un escritor sensible. De talento. Quizás, incluso, una especie de genio. Te mostraré cómo zurran al artista por gracia de su arte. Y porque se lo merece de sobra. Luego lo mostraré como astuto delincuente, disfrutando de la vida. Ay, qué alegría siente el verdadero artista cuando por fin se convierte en un estafador. Sale entonces a la luz su auténtico carácter. Se acabaron las bromas sobre su honor. El tipo ése es un delincuente. Un maleante. Un enemigo de la sociedad claro y abierto en vez de oculto tras el coño de puta del arte. Qué alivio. Qué placer. Qué gozo taimado. Luego, contaré cómo se convierte de nuevo en un hombre honrado. Ser un delincuente entraña una tensión tremenda. Los tontos mueren

Frases de "Los tontos mueren" (1978) Frases de Verdadero artista


¿Pero sabéis qué es lo peor de todo? Soy un elitista. Quería ser artista para convertirme en alguien fuera de lo corriente. Lo que aborrezco del cine es que sea un arte tan democrático. Cualquiera puede hacer una película. Tienes razón, Claudia, he visto películas que me han conmovido hasta las lágrimas y me consta que las personas que las han hecho son imbéciles, insensibles e ignorantes y no tienen la menor idea de lo que es la ética. El guionista es un analfabeto, el director es un ególatra, el productor un carnicero de la moralidad, y los actores pegan puñetazos contra la pared o contra un espejo para que los espectadores comprendan que están furiosos. Pero la película da resultado. ¿Y cómo es posible eso? Pues porque una película utiliza la escultura, la pintura, la música, los cuerpos humanos y la tecnología mientras que un novelista sólo dispone de un puñado de palabras, el negro de la letra impresa sobre el blanco del papel. En realidad eso no es tan terrible como parece. Es el progreso; y el nuevo arte. Un arte democrático, un arte sin sufrimiento. Basta con que te compres una cámara apropiada y te reúnas con tus amigos... ¿No os parece maravilloso un arte que no exige talento? ¿Qué democracia y qué terapia tan extraordinaria poder hacer tu propia película? Acabará sustituyendo al sexo. Yo vengo a ver tu película y tú vienes a ver la mía. Es un arte que transformará el mundo para bien. Claudia, alégrate de participar en una forma de arte que representa el futuro. El último Don

Frases de "El último Don" (1996) Frases de Arte moderno

Contexto histórico

Segunda Guerra Mundial

Influencia en las frases de Mario Puzo

Autores relacionados

Marlon Brando

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Estados Unidos

Guionistas » Guionistas siglo XX » Guionistas de Estados Unidos

Mario Puzo


Frases de Mario Puzo: Escritor y guionista estadounidense, autor y guionista de "El Padrino", historia de una saga mafiosa de origen transalpino.

Nombres

RealMario Gianluigi Puzo
SeudónimoMario Cleri

Biografía Mario Puzo

Mario Puzo nació en el seno de una humilde familia de inmigrantes italianos y su infancia transcurrió en el barrio "Hell's Kitchen" de Manhattan.

Tras graduarse en el "City College", Mario Puzo participó de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) como integrante de las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos.

En 1950 publicó su primera historia, "The Last Christmas", en la revista "American Vanguard" e ingresó en la Universidad de Columbia para estudiar ciencias sociales.

Durante 1950 a 1960, Mario Puzo trabajó como escritor y editor en diferentes revistas, entre ellas "Management Company", "Pulp", "True Action"y "Swank".

Sus dos primeras novelas, "La arena sucia" (1955) y "La Mamma" (1965), tuvieron gran acogida.

Mientras trabajaba como periodista en la revista Pulp, Mario Puzo escuchó numerosas anécdotas de organizaciones mafiosas que le sirvieron para darle forma a su novela "El Padrino", publicada en 1969.

Como co-guionista de la película "El Padrino", Mario Puzo alcanzó la consagración definitiva, ganando dos premios Óscar por la primera y segunda parte de la película, además de ser galardonadas con el premio a la mejor película en sus respectivos años.

Mario Puzo participó también como co-guionista en la película "Supermán" (1978), "Supermán II" (1980) y "Cotton Club" (1984), entre otras.

Libros destacados

  • El Padrino (1969)
  • El siciliano (1984)
  • El último Don (1996)
  • Omertá (1999)
  • Los Borgia (2001)
  • La arena sucia (1955)

Enlaces

Síguenos en