Frases de Mario Levrero

Los problemas pasan a ser enemigos que afrontar.

Frases de Grandes problemas


Actualmente ni siquiera sé si realmente soy.

Frases de Ser


Dudo de mi propia existencia.

Frases de Dudar


Sentí que esta era mi forma natural de descansar.

Frases de Descansar


Porque con los árboles siempre hay un diálogo posible...

Frases de Diálogo


Creo que están apareciendo los efectos del antidepresivo, al menos los efectos secundarios...

Frases de Antidepresivos


Debo avanzar muy lentamente porque el piso se hunde, no como pantano sino como carne.

Frases de Piso


No he devenido escritor por vocación, sino por complejas razones socio-político-económico-psíquicas.

Frases de Vocación


El vértigo había desaparecido. Sentí una embriaguez especial, una sensación no malsana de poder, y de dicha. Subía hasta alturas increíbles y luego me dejaba caer, planeando suavemente, con las alas extendidas y aunque cerrara los ojos no corría riesgo de estrellarme, y me dejaba guiar en mi vuelo por impulsos arbitrarios y extraños, y sentía, que de algún modo, estaba trazando en el cielo un dibujo coherente y estético.

Frases de Volar


No pude digerir a Ellroy. Me produjo un intenso malestar físico, estomacal, y además psíquico, durante varios días. Juré no volver a leerlo. Es una lástima porque Ellroy escribe muy bien y es muy talentoso; lástima que sea un auténtico psicópata, y que aproveche su talento para contagiar su horrible enfermedad. Consumir una novela suya es como tragarse un balde lleno de mierda.

Frases de Consumir


En última instancia, cuando estoy en uno de esos prolongados períodos en que prefiero leer novelas policiales a cualquier tipo de libro, mi razonamiento es: mejor tener algo no muy bueno para leer, que no tener nada. Las adicciones actúan así, y uno puede llegar a sufrir grandes humillaciones por necesidad de droga. Ya sé que un día voy a terminar leyendo a Agatha Christie.

Frases de Adicción


Mi relación con la literatura es lo que puedo, apenas, permitirme; lo que, en realidad, los demás me han –hasta cierto punto- permitido. Para decirlo con palabras más duras y más exactas, escribir es más barato y menos peligroso, o más cómodo para mí. Soy perezoso y cobarde, además de pobre; debo, pues, resignarme a escribir, y, todavía, dar gracias por ello.

Frases de Perezoso

Contexto histórico

Ciencia ficción Existencialismo Realismo

Influencia en las frases de Mario Levrero

Ocupación

Editores » Editores siglo XX » Editores de Uruguay

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Uruguay

Fotógrafos » Fotógrafos siglo XX » Fotógrafos de Uruguay

Guionistas » Guionistas siglo XX » Guionistas de Uruguay

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Uruguay

Mario Levrero


Frases de Mario Levrero: Escritor, novelista, fotógrafo, editor y guionista de cómics uruguayo, autor de "París" (1979), "Todo el tiempo" (1982), "El discurso vacío" (1996), "El alma de Gardel" (1996) y "La novela luminosa" (2005).

Nombres

RealJorge Mario Varlotta Levrero
SeudónimoJorge Varlotta

Biografía Mario Levrero

Mario Levrero nace en Montevideo, hijo único de Mario Varlotta y Nilda Levrero, familia uruguaya de ascendencia italiana y francesa.

Entre los tres y los ocho años de edad (1943-1948) se ve obligado a guardar reposo debido al padecimiento de un soplo cardíaco.

Estudió en la escuela Haití número 8, en el barrio de Peñarol y luego en el liceo Rodó.

Entre 1959 y 1969 junto a un socio y amigo inauguró un negocio de venta de libros usados, mostrando gran habilidad para dirigirlo.

Comenzó a publicar a fines de la década de 1960, siendo las novelas "La ciudad" (1970), "París" (1979), "El lugar" (1982), "El alma de Gardel" (1996), "El discurso vacío" (1996) y su obra póstuma "La novela luminosa" (2005) las más recordadas.

Mario Levrero también publicó varios libros de relatos, entre ellos "La máquina de pensar en Gladys" (1970), textos de difícil clasificación como "Caza de conejos" (1986) e hizo incursiones en la historieta o cómic, fruto de la colaboración con el dibujante Edgardo "Lizán" Lizasoain, junto a quien creó "Santo varón" (1986) y "Los profesionales" (1987).

Libros destacados

  • El discurso vacío (1996)
  • La novela luminosa (2005)
  • La máquina de pensar en Gladys (1970)
  • París (1979)
  • Todo el tiempo (1982)
  • El alma de Gardel (1996)

Enlaces

Síguenos en

Frases y pensamiento en Facebook Frases y pensamiento en Twitter Frases y pensamiento en Google +