Frases de Marina Tsvetáyeva

Algún día, criatura encantadora, para ti seré sólo un recuerdo.

Frases de Criatura


Aún en el sueño más profundo, saber que eres tú. Y más aún: oír el sonido de tu corazón. Y besarlo.

Frases de Eres tú


Ya me es indiferente en qué lenguaje, no seré comprendida por el hombre.

Frases de Lenguaje


Soy tu ocio del domingo, tu pasión, tu séptimo día y tu séptimo cielo.

Frases de Ocio


(...) Para mí, era el pan, era la nieve; ya la nieve no es blanca, el pan no sabe a nada.

Frases de Pan


Mi río con tu río, mi mano con tu mano se ignoran. Cariño mío, alegría hasta que el alba alcance a la siguiente.

Frases de Cariño


Amor significa unión, y nada ya nos une, ni labios ni vida.

Frases de ¿Qué es el amor?


La altura, como igualdad, no existe; sólo como supremacía.

Frases de Altura


Entre sí y no, por baches indirectos de parábolas, signos, planetas, hasta lanzándose desde el campanario agarra un garfio, pues el camino del cometa es el camino del poeta.

Frases de Poeta


No puedo no marcharme pero tampoco puedo no regresar: así es como un hijo le habla a su madre y un ruso le habla a Rusia.

Frases de Rusia


¡Nostalgia de la patria! ¡Desilusión revelada hace tiempo! Me da absolutamente lo mismo... El dónde, si es para estar sola.

Frases de Desilusión


No me dejaré seducir por mi lengua materna, ni por su promesa de leche. ¡Me es indiferente en qué idioma no he de ser entendida por nadie!

Frases de Lengua

Contexto histórico

Suicidio

Influencia en las frases de Marina Tsvetáyeva

Influenciado por... [mostrar]

Autores relacionados

Aleksandr Blok Anna Ajmátova Borís Pasternak Ósip Mandelshtam

Ocupación

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Rusia

Traductores » Traductores siglo XX » Traductores de Rusia

Marina Tsvetáyeva

Frases, biografía y libros.


Marina Tsvetáyeva: Poeta y traductora rusa de obra viva Y fuerte, considerada una de las figuras más relevantes de la literatura rusa del siglo XX.

Biografía Marina Tsvetáyeva

Marina Tsvetáyeva fue una mujer de pasiones categóricas, voluntariosa y resuelta, que arrancó bruscamente de su corazón todo aquello que la había desilusionado y no podía ya aceptar.

En 1922 debió exiliarse a Praga primero y luego con su marido, oficial del ejército ruso, a Francia en 1925.

En 1939, Marina Tsvetáyeva volvió a Rusia junto a su hija para reencontrarse con su marido.

Ese mismo año fueron detenidos su marido y su hija.

Dos años más tarde, su marido fue fusilado y su hija continuó detenida, causándole una gran depresión a Marina Tsvetáyeva, que fue prohibida por el gobierno y condenada a vivir en al miseria.

Cuando comenzó la Gran Guerra Patria (1941-1945), fue evacuada a Yelábuga, Tartaristán, donde se suicidó en 1941.

Su obra fue prácticamente desconocida hasta después de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), cuando comenzó a ser conocida en forma clandestina.

La visión y el estilo de Marina Tsvetáyeva, es algo único en la poesía rusa hasta hoy.

Síguenos en

Frases y pensamiento en Facebook Frases y pensamiento en Twitter Frases y pensamiento en Google +