Frases de Marian Keyes

Ojalá hubiese tenido un interruptor en la cabeza para desconectarme, como un televisor. Apretar el botón y eliminar de mi mente aquellas imágenes, aquellos perturbadores pensamientos. No ser más que una pantalla vacía. Si pudiera, me desharía de mi cabeza y la dejaría en la mesilla de noche. Al despertar, me la pondría de nuevo y listos. Claire se queda sola

Frases de Televisor


Supe entonces que la vida no respetaba las circunstancias personales. La fuerza que nos arroja las calamidades no dice: "Está bien, no le voy a poner un tumor en el pecho hasta el año que viene. Mejor que antes se sobreponga de la muerte de su madre". Inexorable, prosigue su camino haciendo lo que le da la gana, cuando le da la gana. Claire se queda sola

Frases de Calamidades


El insomnio es un enemigo que ataca de muchas maneras. A veces aparece justo cuando me meto en la cama, y se queda rondando un par de horas. Otras noches permanece alejado hasta las cinco de la mañana, hora en que irrumpe y merodea unos veinte minutos antes de que suene la alarma. Es un trabajo de jornada completa lidiar con ese cabrón. Mi Karma y yo

Frases de Insomnio


(...) Tuve que reconocer que lo hacía muy bien. Sonaba intenso y apasionado. Estaba genial. Tenía las pupilas dilatadas, de modo que aparentaba tener los ojos negros; y tenía el cabello despeinado y muy sexy, a diferencia de cómo solía llevarlo. Lo mejor era la expresión de su rostro: parecía un hombre enamorado, o, como mínimo, lleno de lujuria. Lucy Sullivan se casa

Frases de Pupilas


Dicen que el camino del amor verdadero está lleno de obstáculos. Pues bien, para Luke y para mí, ese camino no sólo estaba lleno de obstáculos, sino que además tenías que recorrerlo con unas botas nuevas que te rozaban los talones. Acababas con los pies llenos de ampollas, en carne viva, y tenías que avanzar cojeando, en medio de un intenso dolor. Rachel se va de viaje

Frases de Obstáculos


La cosa no radica sólo en que si uno toma el desvío adecuado llega a la eterna felicidad, y si toma el erróneo su vida es un desastre. En la vida real a menudo se hace casi imposible decir qué decisión es la acertada porque lo que uno tiene que ganar y lo que tiene que perder van a veces -con frecuencia- a la par. Claire se queda sola

Frases de Ganar


-Tú no tienes ni idea de lo duro que es mi trabajo. Todas esas veinteañeras se mueren de ganas por ocupar mi puesto. Si pudieran me traicionarían, me apuñalarían por la espalda. -El que tú pienses así no quiere decir que lo haga todo el mundo. Estás paranoica. -No estoy paranoica. Es tal como te digo. Esas brujas solo son fieles a sí mismas. -Igual que tú, nena. Sushi para principiantes

Frases de Brujas


Mi vida quedó hecha una ruina. No tenía nada. No tenía ningún bien material, a menos que contaran las deudas. Catorce pares de zapatos que, además, me iban pequeños era lo único que me quedaba después de toda una vida de despilfarro. Ya no tenía amigos. No tenía trabajo, ni estudios. No había hecho nada en la vida. Nunca había sido feliz. No tenía ni marido ni novio. Rachel se va de viaje

Frases de Deudas


Estaba atacada de los nervios. ¿Y si ahora ya fuera demasiado tarde? Nunca debí marcharme. Debí ponerme firme y decirle que entre él y yo lo íbamos a solucionar. Que era imposible que amase a Denise. Que me amaba a mí. Que yo formaba parte de él hasta tal punto que no podía permitirse el lujo de no amarme. Pero acepté la derrota y lo dejé en los brazos celulíticos (te aseguro que tiene celulitis) de Denise, y ni siquiera protesté. Claire se queda sola

Frases de Nervios


(...) Beso inmediato. Unidos por labios, entramos y empezamos a desvestirnos. Ardiendo de deseo. Emocionante. Sexo, sin embargo, frustrante. Cada vez que empezábamos a pillar ritmo y disfrutar, Jake me levantaba, me giraba como bastón de majorette y me cambiaba de postura. En un momento dado pregunté: -Jake, ¿Te han encargado la misión de hacer todas las posturas del Kama Sutra en dos días? Nuevamente ofendido...Finalmente llegamos a acuerdo: no más de cuatro posturas por polvo. Todos contentos. Un tipo encantador

Frases de Postura


Pero sabía que con grandes esfuerzos podía pasar de atractiva a estupenda. Además de las atenciones clásicas que dedicaba a su cabello, uñas, piel, maquillaje y ropa, tomaba gran cantidad de vitaminas, bebía dieciséis vasos de agua diarios, solo esnifaba cocaína en ocasiones especiales y cada seis meses le ponían una inyección contra el botulismo en la frente (paralizaba los músculos y eliminaba por completo las arrugas). Llevaba diez años muerta de hambre. Sushi para principiantes

Frases de Uñas


Ya saben cómo funcionan estas cosas. A veces una conoce a una persona maravillosa, pero sólo por unos instantes. Quizá en unas vacaciones, o en un tren o quizá incluso en la cola del autobús. Y esa persona incide en su vida sólo por un momento pero de una forma muy especial. Y en lugar de lamentarse porque no pueda estar más tiempo con una, o por no haber tenido la oportunidad de conocerle bien, ¿No es mejor alegrarse de haber tenido ese encuentro? Claire se queda sola

Frases de Especial

Autores relacionados

Cecelia Ahern Helen Fielding

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Irlanda

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Irlanda

Marian Keyes

Frases de Marian Keyes

Escritora y novelista irlandesa, autora de "Claire se queda sola" (1995), "Lucy Sullivan se casa" (1996), "Rachel se va de viaje" (1998), "Sushi para principiantes" (2000), "¿Hay alguien ahí fuera?" (2006) y "Un tipo encantador" (2008).

Biografía Marian Keyes

Marian Keyes nace en Limerick (Munster) y se cría en Dublín (Leinster), donde estudia Derecho en el "University College de Dublín".

En 1983 finaliza su carrera y se traslada a Londres (Inglaterra), donde trabaja como oficinista durante un tiempo hasta que sus problemas con el alcohol la obligan a ingresar en un centro de rehabilitación para toxicómanos.

Tiempo después Marian Keyes envía algunos relatos cortos a un editor y éste le pide que finalice una supuesta novela que estaba escribiendo y se la enviarla.

Fue entonces cuando comenzó a escribir "Claire se queda sola", que se publica en 1995 y logra fama inmediatamente y un contrato por cuatro novelas más.

Marian Keyes publica entre otras las obras "Lucy Sullivan se casa" (1996), "Rachel se va de viaje" (1998), "Sushi para principiantes" (2000) y "¿Hay alguien ahí fuera?" (2006).

Se la considera una de las fundadoras del género "Chick lit", escrito y dirigido para mujeres jóvenes, especialmente solteras, que trabajan y están entre los veinte y los treinta años.

Libros destacados

  • Claire se queda sola (1995)
  • Sushi para principiantes (2000)
  • ¿Hay alguien ahí fuera? (2006)
  • Un tipo encantador (2008)
  • Lucy Sullivan se casa (1996)
  • Rachel se va de viaje (1998)

Enlaces

Síguenos en