Frases de Margaret Atwood - Página 10

01. Las rubias son como los ratones blancos, sólo se encuentran en las jaulas. No durarían mucho en medio de la naturaleza. Llaman la atención. "El asesino ciego" (2000)

+ Frases de Rubia + Pensamientos de "El asesino ciego"


02. En la vida una tragedia no es un gran grito que dura un instante. Incluye todo lo que conduce a ella. "El asesino ciego" (2000)

+ Frases de Grito + Pensamientos de "El asesino ciego"


03. No se puede comprar la inconsciencia a tan bajo precio. "El asesino ciego" (2000)

+ Frases de Inconsciencia + Pensamientos de "El asesino ciego"


04. (...) Sólo dan muestras de una ingratitud involuntaria. Pero la ingratitud involuntaria es la armadura de los jóvenes; sin ella, ¿Cómo podrían ir por la vida? Los viejos desean lo mejor para los jóvenes, pero también lo peor; les gustaría comérselos y absorber su vitalidad a fin de ser inmortales. "El asesino ciego" (2000)

+ Frases de Jóvenes + Pensamientos de "El asesino ciego"


05. Sin la protección de la hosquedad y la frivolidad, todos los niños quedarían aplastados por el pasado de los demás. El egoísmo es su gracia salvadora. "El asesino ciego" (2000)

+ Frases de Protección + Pensamientos de "El asesino ciego"


06. A menudo las lágrimas no derramadas se vuelven amargas. Como el recuerdo. Como morderse la lengua. Entonces empezaron las malas noches, el insomnio. "El asesino ciego" (2000)

+ Frases de Insomnio + Pensamientos de "El asesino ciego"


07. Él se aleja, y ella no puede llamarlo, su garganta no emite sonido alguno. Se ha ido. Alrededor del corazón siente una presión que la ahoga. No, no, no, no, repite una voz dentro de su cabeza. Le resbalan las lágrimas por la cara. Entonces es cuando despierta de verdad. "El asesino ciego" (2000)

+ Frases de Presión + Pensamientos de "El asesino ciego"


08. Las guerras se declaran y acaban, pero más tarde rebrotan en otra parte. Las casas quedan partidas como huevos, y su contenido es vengativamente quemado, robado o pisoteado; los refugiados son bombardeados desde los aviones. "El asesino ciego" (2000)

+ Frases de Consecuencias de la guerra + Pensamientos de "El asesino ciego"


09. Nuestros pecados son un pozo sin fondo y su fuente inagotable. "El asesino ciego" (2000)

+ Frases de Inagotable + Pensamientos de "El asesino ciego"


10. "Debería haber" es una expresión fútil. Trata de lo que no ocurrió. Pertenece a un universo paralelo, a otra dimensión del espacio. "El asesino ciego" (2000)

+ Frases de Dimensión + Pensamientos de "El asesino ciego"


11. El buen juicio procede de la experiencia. La experiencia procede del mal juicio. "El asesino ciego" (2000)

+ Frases de Juicio + Pensamientos de "El asesino ciego"


12. Podría haberlo dejado ahí. Podría haber elegido la ignorancia, pero hice lo que habríais hecho vosotros, lo que habéis hecho si habéis llegado hasta aquí. Quise saber. "El asesino ciego" (2000)

+ Frases de Elegido + Pensamientos de "El asesino ciego"

Influencias

Autores relacionados

Alice Munro Kazuo Ishiguro Maya Angelou Michael Ondaatje Toni Morrison

Margaret Atwood

Margaret Atwood

Escritora, poetisa, novelista, profesora y crítica literaria canadiense, autora de "Resurgir" (1972), "El cuento de la criada" (1985), "El asesino ciego" (2000) y "Oryx y Crake" (2003).

Sobre Margaret Atwood

Margaret Atwood nace en el seno de una familia de clase media, siendo la segunda de los tres hijos de Carl Edmund Atwood, zoólogo, y Margaret Dorothy William, nutricionista.

Debido al trabajo del padre, su infancia transcurrió en los bosques del norte de Quebec, Ottawa, Ontario y Toronto, no asistiendo a la escuela a tiempo completo los primeros años.

Finalizada su educación inicial, en 1957 ingresó en la Universidad Victoria de Toronto, graduándose en 1961 como licenciada en filología inglesa, con estudios también de francés y filosofía.

Cursó luego estudios de posgrado en la Universidad de Harvard (Estados Unidos) e impartió clases como profesora en la Universidad de Columbia Británica (1965, Canadá), la Universidad Concordia (1967-1968, Canadá), Universidad de Alberta (1969-1970, Canadá), Universidad de York (1971-1972, Canadá) y en la Universidad de Alabama (1985, Estados Unidos).

En 1968 Margaret Atwood se casó con Jim Polk, matrimonio que se disolvería en 1973 y tiempo después contrajo matrimonio nuevamente con el novelista Graeme Gibson, teniendo una hija en 1976.

Es miembro honorario de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias, miembro de la Royal Society de Canadá y Doctora Honoris Causa en más de 15 universidades de todo el mundo.

De todos los galardones recibidos, se destacan el "Governor General's Award" (1985), el "Premio Arthur Clarke" (1987) y el "Príncipe de Asturias de las Letras" (2008).

Libros destacados

Enlaces

Ocupación

Críticos literarios » Críticos literarios siglo XX » Críticos literarios de Canadá

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Canadá

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Canadá

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Canadá

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Canadá

Síguenos