Frases de Marco Aurelio - Página 2

01. La vida de un hombre es lo que sus pensamientos hacen de ella

+ Frases de Pensamiento


02. Lo que no es útil para la colmena, no es útil para la abeja.

+ Frases de Útil


03. No desprecies la muerte, pero acéptala de buen agrado, porque forma parte de lo establecido "Meditaciones" (1558)

+ Frases de Muerte + Pensamientos de "Meditaciones"


04. En ninguna parte puede hallar el hombre un retiro tan apacible y tranquilo como en la intimidad de su alma.

+ Frases de Intimidad


05. El tiempo es como un río que arrastra rápidamente todo lo que nace. "Meditaciones" (1558)

+ Frases de Tiempo + Pensamientos de "Meditaciones"


06. Una sola es la luz del sol, aunque la obstaculicen muros, montes, incontables impedimentos. "Meditaciones" (1558)

+ Frases de Luz + Pensamientos de "Meditaciones"


07. "Eres una pequeña alma que sustenta un cadáver", como decía Epicteto. "Meditaciones" (1558)

+ Frases de Difuntos + Pensamientos de "Meditaciones"


08. No permitas que tu memoria se enajene de las cosas que tienes, sino de las que te hagan falta.

+ Frases de Memoria


09. Recibir sin orgullo, desprenderse sin apego. "Meditaciones" (1558)

+ Frases de Apego + Pensamientos de "Meditaciones"


10. Quien huye de las obligaciones sociales es un desertor.

+ Frases de Obligación


11. Los hombres han nacido los unos para los otros. Instrúyelos o sopórtalos. "Meditaciones" (1558)

+ Frases de Comunidad + Pensamientos de "Meditaciones"


12. La perfección de las costumbres consiste en vivir cada día como si fuera el último.

+ Frases de Perfección

Influencias

Marco Aurelio

Marco Aurelio

Filósofo y emperador del Imperio Romano (Antigua Roma) entre 161 y 180, fue el último de los llamados "Cinco Buenos Emperadores" y es considerado una de las figuras más representativas de la filosofía estoica.

Sobre Marco Aurelio

Hijo de un político y miembro del Senado Romano y una madre de familia rica y poderosa, Marco Aurelio fue el primer hijo del matrimonio.

En 124 muere su padre y es adoptado y designado heredero por su madre y por su abuelo paterno, teniendo una esmerada educación e interesándose desde joven por la filosofía y estudiando retórica griega y latina.

Llevado por su maestro Marco Cornelio Frontón, quién sería su amigo y consejero espiritual desde entonces, Marco Aurelio forma parte del estoicismo, convirtiéndose en uno de sus más importantes representantes.

Tras la muerte de su abuelo en 138, es adoptado por Antonino Pío, cumpliendo órdenes del emperador Adriano, y un año después es César y Cónsul en dos oportunidades entre 140 y 145.

Tras la muerte del emperador en 161, Marco Aurelio ascendió finalmente al trono en un reinado conjunto con Lucio Vero que se prolongaría hasta la muerte del segundo, aunque en los hechos, mientras vivió Aurelio fue él quien gobernó.

El reinado de Marco Aurelio supone el inicio de la crisis general que vivirá el Imperio a lo largo del siglo III.

En los primeros años los bárbaros saquearon regiones fronterizas aunque estas malas noticias se compensaron con los triunfos obtenidos ante los partos, consiguiendo recuperar Siria, Mesopotamia y Armenia.

En el año 175, tras su triunfo en Roma, Marco Aurelio marchó hacia la frontera del Danubio, donde logró una decisiva victoria contra los germanos, pero cayó enfermo de varicela en el año 180, muriendo tiempo después.

Llegando al final de su vida escribe "Meditaciones", donde refleja sus reflexiones y máximas con base en el estoicismo.

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Emperadores » Emperadores siglo II » Emperadores de Antigua Roma

Filósofos » Filósofos siglo II » Filósofos de Antigua Roma

Síguenos