Frases de Marco Aurelio


Destruye la queja de "se me ha dañado" y destruido queda el daño.

Frases de Queja

El verdadero modo de vengarse de un enemigo, es no asemejársele.

Frases de Verdadero

Lo que no es útil para la colmena, no es útil para la abeja.

Frases de Útil

A la piedra arrojada, no le importa caer ni subir.

Frases de Piedra

Ten muy presente que los hombres, hagas lo que hagas, siempre serán los mismos.

Frases de Varón

Si no conviene, no lo hagas; si no es verdad, no lo digas. Sé dueño de tus inclinaciones.

Frases de Dueño

Realiza cada una de tus acciones como si fuera la última de tu vida.

Frases de Acciones

No obres como si fueras a vivir mil años; obra como si el fin estuviera muy cerca.

Frases de Fin

La dulzura, cuando es sincera, es una fuerza invencible.

Frases de Dulzura

El arte de vivir se asemeja más a la lucha que a la danza.

Frases de Arte de vivir

El mundo no es más que transformación, y la vida, opinión solamente.

Frases de Transformación

Te embarcaste, surcaste mares, atracaste: ¡desembarca!

Frases de Barca

Contexto histórico

Estoicismo

Influencias Marco Aurelio

Ocupación

Emperadores » Emperadores siglo II » Emperadores de Antigua Roma

Filósofos » Filósofos siglo II » Filósofos de Antigua Roma

Marco Aurelio

Biografía de Marco Aurelio

Nace: 26 de abril de 121 - Antigua Roma (Roma, Italia)

Muere: 17 de marzo de 180 - Vindobona (Viena, Austria)

Filósofo y emperador del Imperio Romano (Antigua Roma) entre 161 y 180, fue el último de los llamados "Cinco Buenos Emperadores" y es considerado una de las figuras más representativas de la filosofía estoica.

Hijo de un político y miembro del Senado Romano y una madre de familia rica y poderosa, Marco Aurelio fue el primer hijo del matrimonio. En 124 muere su padre y es adoptado y designado heredero por su madre y por su abuelo paterno, Marco Annio Vero. Tuvo una esmerada educación, interesándose desde joven por la filosofía y estudiando retórica griega y latina. Llevado por su maestro Marco Cornelio Frontón, quién sería su amigo y consejero espiritual desde entonces, formó parte del estoicismo, convirtiéndose en uno de sus más importantes representantes. Tras la muerte de su abuelo en 138, Marco Aurelio es adoptado por Antonino Pío, cumpliendo órdenes del emperador Adriano. En 139 fue César y Cónsul en dos oportunidades entre 140 y 145, casándose ese año con su prima "Faustina la Joven", hija de Antonino Pío. Tras la muerte del emperador en 161, Marco Aurelio ascendió finalmente al trono en un reinado conjunto con Lucio Vero que se prolongaría hasta la muerte del segundo, aunque en los hechos, mientras vivió Aurelio fue él quien gobernó. Su reinado supone el inicio de la crisis general que vivirá el Imperio a lo largo del siglo III. En los primeros años los bárbaros saquearon regiones fronterizas aunque estas malas noticias se compensaron con los triunfos obtenidos ante los partos, consiguiendo recuperar Siria, Mesopotamia y Armenia. A pesar de su temperamento pacífico y meditativo, Marco Aurelio se vio obligado a desprenderse de parte del patrimonio imperial para formar un ejército en el que participaron esclavos, extranjeros y gladiadores para hacer frente a los bárbaros, obligándolos a retirarse tras casi seis años de guerra. En el año 175, tras su triunfo en Roma, Marco Aurelio marchó hacia la frontera del Danubio, donde logró una decisiva victoria contra los germanos, pero cayó enfermo de varicela en el año 180, muriendo tiempo después. A pesar de las luchas incesantes, Marco Aurelio no distrajo la política interior y en estrecha colaboración con el senado reforzó la centralización administrativa. Permitió la práctica de todas las religiones a excepción de la de los cristianos, a quienes dejó perseguir. Al final de su vida escribió "Meditaciones", donde refleja sus reflexiones y máximas con base en el estoicismo.

Obras destacadas

  • Meditaciones (1558)