Frases de Marcela Serrano

Creí que iba a descubrir un estado, trazar un mapa de la tristeza. La tristeza, sin embargo, no resultó un estado, sino un proceso. No necesita mapa, sino una historia El albergue de las mujeres tristes

Frases de "El albergue de las mujeres tristes" (1998) Frases de Mapa


(...) Pienso que en la juventud se pelea tanto por vencer a los pecados capitales, sin prever que en la adultez no serán las virtudes las que los neutralizarán, sino los mismos pecados. Lo que está en mi corazón

Frases de "Lo que está en mi corazón" (2001) Frases de Pecados capitales


He optado por la presencia permanente porque le tengo miedo al abandono. ¿Cómo es posible que lo que más amo se convierta en lo que más perturba mi cotidianeidad? Antigua vida mía

Frases de "Antigua vida mía" (1995) Frases de Abandono


Qué rabia da cuando otros ojos pueden -por su propia banalidad- convertir tus logros en un subproducto de ellos o en su vulgarización. Entonces, en vez de irradiar una cierta sabiduría, pareces ramplona. La sobriedad se convierte en falta de imaginación. Y la humildad pasa a ser indefensión. Nosotras que nos queremos tanto

Frases de "Nosotras que nos queremos tanto" (1991) Frases de Banalidad


Debieras ir de a poco... Así no llegarás al límite. El límite es terrorífico, créeme. Suelta un poco cada día, así evitas una explosión final. Nosotras que nos queremos tanto

Frases de "Nosotras que nos queremos tanto" (1991) Frases de Explosión


La terapia tiene esa cosa feroz: el terapeuta es único para una, pero no al revés. ¡Qué injusticia! Es la relación más desigual imaginable. Diez mujeres

Frases de "Diez mujeres" (2011) Frases de Terapia


Existe un antiguo mito que sostiene que contar historias puede curar enfermedades o salvar; sin historias, viviríamos un presente viejo. Dame la mano, Camila, ven conmigo y te contaré alguna. Lo que está en mi corazón

Frases de "Lo que está en mi corazón" (2001) Frases de Mito


En los tiempos de mi abuela nada se echaba a la basura. Tampoco la experiencia. Un beso era casi único en la vida y se atesoraba. El dolor se guardaba con rigor para no olvidarlo. Así aprendieron de él. En los tiempos míos, medias, dolores y besos, todo se consume, todo se rompe, todo se desecha. Para que no me olvides

Frases de "Para que no me olvides" (1993) Frases de Basura


Por generar sentimientos en los demás, olvidó generarlos en sí misma. Por estar atenta al sentir del otro no se sintió ella. Algo le taladra el corazón al comprender que por mirar a través de otros, no vio. Por encender a los demás, se apagó. Y ahora no sabe qué hacer con tanta desolación. Nosotras que nos queremos tanto

Frases de "Nosotras que nos queremos tanto" (1991) Frases de Desolación


Se sentirá orgullosa de que su hija abandone por un momento su vida íntima, personal y limitada. Y de paso vence mágicamente por unos instantes la desolación chilena, esa desolación, aquella que nunca más nos abandonó, la que aguarda pendenciera y sin lenguaje detrás de nuestra eficiencia, de nuestra civilidad, de nuestro pragmatismo. La que nos dejó para siempre sin calor. ¿Por qué hemos llegado a ser un pueblo tan triste, o es que lo fuimos siempre y no nos dimos cuenta? ¿Cuándo, cuándo perdimos el alma? Lo que está en mi corazón

Frases de "Lo que está en mi corazón" (2001) Frases de Chileno


¿El amor? Le da mucho miedo que vuelvan a herirla. Teme, de golpe, sentir el incendio que puede estallar bajo sus párpados. No se cierra ante la posibilidad de enamorarse pero no ve cómo podría esto suceder, a veces ha conocido hombres atractivos en su entorno laboral, sin embargo, siempre resultan ser gays o muertos de hambre. Duda de que todos los humanos deban vivir en pareja aunque tampoco se rasgaría las vestiduras negándolo. Si alguien le preguntara por su vida, ella respondería -con candor irreflexivo- que la suya es una que merece vivirse. Dulce enemiga mía

Frases de "Dulce enemiga mía" (2013) Frases de Arte de vivir


Una mujer es la historia de sus actos y pensamientos, de sus células y neuronas, de sus heridas y entusiasmos, de sus amores y desamores. Una mujer es inevitablemente la historia de su vientre, de las semillas que en él fecundaron, o no lo hicieron, o dejaron de hacerlo, y del momento aquel, el único, en que se es diosa. Una mujer es la historia de lo pequeño, lo trivial, lo cotidiano, la suma de lo callado. Una mujer es siempre la historia de muchos hombres. Una mujer es la historia de su pueblo y de su raza. Y es la historia de sus raíces y de su origen, de cada mujer que fue alimentada por la anterior para que ella naciera: una mujer es la historia de su sangre. Pero también es la historia de una conciencia y de sus luchas interiores. También una mujer es la historia de su utopía. Antigua vida mía

Frases de "Antigua vida mía" (1995) Frases de Diosa

Autores relacionados

Alfonsina Storni Ángeles Mastretta Gioconda Belli Isabel Allende María Luisa Bombal

Marcela Serrano


Escritora y novelista chilena, autora de "Nosotras que nos queremos tanto" (1991), "Para que no me olvides" (1993), "Lo que está en mi corazón" (2001), "Diez mujeres" (2011) y "Dulce enemiga mía" (2013).

Nombres

RealMarcela Serrano Pérez

Biografía Marcela Serrano

Marcela Serrano es la cuarta de cinco hermanas del matrimonio conformado por Horacio Serrano y la novelista Elisa Serrana (seudónimo de Elisa Pérez Walker).

Durante su adolescencia estudia un año en París con dos de sus hermanas y tras el golpe militar del 11 de septiembre de 1973 viaja exiliada a Roma (Italia).

De vuelta en Chile, Marcela Serrano estudia Bellas Artes en la Universidad Católica, donde obtiene una licenciatura en Grabado en 1983, llegando a ganar al poco tiempo un premio del Museo de Bellas Artes de Santiago por un trabajo sobre las mujeres del sur de Chile.

A finales de la década de 1980 abandona por completo sus actividades artísticas y se vuelca a la escritura, publicando su primer libro, "Nosotras que nos queremos tanto", en 1991.

Además de ser la primera novela de Marcela Serrano, "Nosotras que nos queremos tanto" gana el "Premio Sor Juana Inés de la Cruz" (1994), y también el premio de la Feria del Libro de Guadalajara (México) a la mejor novela hispanoamericana escrita por una mujer, también en 1994.

Luego llegarían "Para que no me olvides" (1993), "El albergue de las mujeres tristes" (1998), "Lo que está en mi corazón" (2001), "Diez mujeres" (2011) y "Dulce enemiga mía" (2013) entre otras.

Debido a la profesión de su tercer marido, el político socialista y diplomático Luis Maira, Marcela Serrano vivió en México y Belice (1997-2003) y en Argentina (2004-2010).

En la actualidad vive en Chile y tiene dos hijas, Elisa y Margarita, la primera con su segundo marido, el escritor Antonio Gil y la segunda con su tercer y actual marido, Luis Maira.

Libros destacados

  • Nosotras que nos queremos tanto (1991)
  • Para que no me olvides (1993)
  • Lo que está en mi corazón (2001)
  • El albergue de las mujeres tristes (1998)
  • Diez mujeres (2011)
  • Dulce enemiga mía (2013)

Libros de Marcela Serrano »

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Chile

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Chile

Síguenos en