Frases de Lyman Frank Baum

¿Qué animal es ese que tanto quieres? -Es Toto, mi perro. ¿Es de hojalata o está relleno de paja? -Ninguna de las dos cosas. Es un...Un...Perro de carne y hueso. ¡Vaya! Es un animalito raro y, ahora que lo miro bien, bastante pequeño. Sólo a un cobarde como yo se le ocurriría morder a un animalito tan pequeño manifestó el León con acento apenado. El maravilloso mago de Oz

Frases de "El maravilloso mago de Oz" (1900) Frases de Cobarde


Verás, Oz es un Gran Mago y puede adoptar la forma que desee, de modo que algunos dicen que parece un pájaro, otros afirman que es como un elefante y los demás que tiene la forma de un gato. Para otros es un hermoso duende o trasgo o cualquier otra cosa...Pero ningún ser viviente podría decir quién es el verdadero Oz cuando adopta su forma natural. El maravilloso mago de Oz

Frases de "El maravilloso mago de Oz" (1900) Frases de Mago


El Leñador de Hojalata sabía muy bien que no tenía corazón, razón por la cual se esforzaba más que todos por no ser cruel con nada ni con nadie. Ustedes los que poseen corazón tienen algo que los guía y no necesitan equivocarse manifestó; pero yo no lo tengo y por eso debo cuidarme mucho. Cuando Oz me dé un corazón, entonces ya no me preocuparé tanto. El maravilloso mago de Oz

Frases de "El maravilloso mago de Oz" (1900) Frases de Corazón


Los zapatos de plata tienen un poder maravilloso le explicó la Bruja Buena, y una de sus cualidades más curiosas es que pueden llevarte a cualquier parte del mundo con sólo tres pasos, y cada paso se da en un abrir y cerrar de ojos. Todo lo que tienes que hacer es unir los tacones tres veces seguidas y ordenar a los zapatos que te lleven donde desees ir. El maravilloso mago de Oz

Frases de "El maravilloso mago de Oz" (1900) Frases de Zapatos


(...) Y así, una vez más, el grupito partió de viaje, con el León marchando majestuosamente al lado de Dorothy. Al principio, a Toto no le agradó este nuevo compañero, porque no podía olvidar lo cerca que había estado de ser víctima de las enormes fauces del felino; pero al cabo de un tiempo se sintió más tranquilo y al fin se hizo muy buen amigo del León Cobarde. El maravilloso mago de Oz

Frases de "El maravilloso mago de Oz" (1900) Frases de Buen amigo


El León se enjugó una lágrima con su zarpa. Es mi pena más grande, y lo que me produce mi mayor desdicha. Pero cuando quiera que hay algún peligro, se me aceleran los latidos del corazón. Puede ser que lo tengas enfermo -aventuró el Leñador. Podría ser asintió el León. Si es así, deberías alegrarte, pues ello prueba que tienes corazón -manifestó el hombre de hojalata. El maravilloso mago de Oz

Frases de "El maravilloso mago de Oz" (1900) Frases de Peligro


¿Dónde van ustedes? A la Ciudad Esmeralda para ver al Gran Oz -respondió Dorothy. ¿De veras? -exclamó el hombre. ¿Estás segura de que Oz los recibirá? - ¿Por qué no habría de hacerlo? Pues, se dice que nunca deja a nadie llegar hasta él. Yo he estado muchas veces en la Ciudad Esmeralda, y les aseguro que es tan bonita como maravillosa; pero jamás me permitieron ver al Gran Oz, y no conozco a ningún ser viviente que lo haya visto. El maravilloso mago de Oz

Frases de "El maravilloso mago de Oz" (1900) Frases de Maravillosa


Para gran alegría de todos, los árboles se fueron tornando cada vez más escasos a medida que avanzaban, y en la tarde llegaron de pronto a la orilla de un ancho río de corriente muy rápida. Del otro lado del agua pudieron ver el camino amarillo que se extendía por una hermosa región de verdes praderas salpicadas de flores y llenas de árboles cargados de frutos deliciosos. Grande fue la alegría de todos al contemplar tanta belleza. El maravilloso mago de Oz

Frases de "El maravilloso mago de Oz" (1900) Frases de Pradera


Aun con los ojos protegidos por los anteojos verdes, la brillantez de la maravillosa ciudad encandiló al principio a Dorothy y sus amigos. Bordeaban las calles hermosas casas construidas de mármol verde y profusamente tachonadas con esmeraldas relucientes. El grupo de visitantes marchaba sobre un pavimento del mismo mármol verde formado por grandes bloques a los que unían hileras de aquellas mismas piedras preciosas que resplandecían a la luz del sol. Los vidrios de las ventanas eran todos del mismo color verde, y aun el cielo sobre la ciudad tenía un tinte verdoso y los mismos rayos del sol parecían saturados de ese color. El maravilloso mago de Oz

Frases de "El maravilloso mago de Oz" (1900) Frases de Mármol


El ciclón había depositado la casa con bastante suavidad en medio de una región de extraordinaria hermosura. Por doquier veíase el terreno cubierto de un césped del color de la esmeralda, y en los alrededores se elevaban majestuosos árboles cargados de sabrosos frutos maduros. Abundaban extraordinariamente las flores multicolores, y entre los árboles y arbustos revoloteaban aves de raros y brillantes plumajes. A cierta distancia corría un arroyuelo de aguas resplandecientes que acariciaban al pasar las verdosas orillas, susurrando en su marcha con un son cantarino que resultó una delicia para la niña procedente de las áridas planicies de Kansas. El maravilloso mago de Oz

Frases de "El maravilloso mago de Oz" (1900) Frases de Terreno


La Bruja Maligna se sintió tan sorprendida como preocupada al ver la marca en la frente de Dorothy, pues sabía muy bien que ni los Monos Alados ni ella misma podrían dañar en absoluto a la niña. Observó los pies de su prisionera, y al ver los zapatos de plata empezó a temblar de miedo, porque conocía perfectamente el mágico poder que tenían. Al principio sintióse tentada de huir de Dorothy, más al mirar los ojos de ésta vio reflejado en ellos la sencillez de su alma, comprendiendo que la pequeña desconocía el poder de aquel calzado mágico. De modo que rió para sus adentros y pensó: "Todavía puedo hacerla mi esclava, porque no sabe cómo usar su poder". El maravilloso mago de Oz

Frases de "El maravilloso mago de Oz" (1900) Frases de Zapatillas


Es un misterio -fue la respuesta-. Supongo que nací así. Como es natural, todos los otros animales del bosque esperan que sea valiente, pues en todas partes saben que el león es el Rey de las Bestias. Me di cuenta de que si rugía con bastante fuerza, todo ser viviente se asustaba y se apartaba de mi camino. Siempre que me he encontrado con un hombre he tenido un miedo pánico, pero no tenía más remedio que lanzar un rugido para ponerlo en fuga. Si los elefantes y los tigres y los osos hubieran tratado alguna vez de pelear conmigo, yo habría salido corriendo, por lo cobarde que soy...Pero en cuanto me oyen rugir, todos tratan de alejarse de mí y, por supuesto, yo los dejo ir. El maravilloso mago de Oz

Frases de "El maravilloso mago de Oz" (1900) Frases de León

Contexto histórico

Feminismo Pacifismo

Influencia en las frases de Lyman Frank Baum

Autores relacionados

Frances Hodgson Burnett Gregory Maguire Lewis Carroll

Ocupación

Actores » Actores siglo XIX » Actores de Estados Unidos

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XIX » Dramaturgos de Estados Unidos

Editores » Editores siglo XIX » Editores de Estados Unidos

Guionistas » Guionistas siglo XIX » Guionistas de Estados Unidos

Novelistas » Novelistas siglo XIX » Novelistas de Estados Unidos

Periodistas » Periodistas siglo XIX » Periodistas de Estados Unidos

Lyman Frank Baum

Frases de Lyman Frank Baum

Frases de Lyman Frank Baum: Novelista, guionista, periodista, dramaturgo, editor y actor estadounidense de prodigiosa imaginación y enorme talento literario, creador de la obra "El maravilloso mago de Oz".

Nombres

SeudónimoCapt. Hugh Fitzgerald, Edith Van Dyne, Floyd Akers, George Brooks, John Estes Cooke, Laura Bancroft, Louis F. Baum, Schuyler Staunton, Suzanne Metcalf

Biografía Lyman Frank Baum

Lyman Frank Baum nació en el seno de una familia devota y millonaria de origen alemán por parte del padre, Benjamin Ward Baum y de origen escocesa-irlandesa por parte de Cynthia Stanton, la madre.

Durante su infancia se educó en la mansión de su familia, a la que siempre recordó como una especie de paraíso y por la que pasaron numerosos tutores hasta que cumplió 12 años.

En 1868 Lyman Frank Baum fue enviado por sus padres a la academia militar "Peekskill Military Academy", pero tras dos años desastrosos, volvió a su casa.

Con una máquina de escribir que le regaló el padre y junto a su pequeño hermano Harry Clay Baum, escribieron el periódico "The Rose Lawn Home Journal", publicando varios números.

En 1873 Lyman Frank Baum creó su segundo periódico amateur, "The Stamp Collector" y tiempo después un negocio de sellos en sociedad con varios amigos.

Tras ejercer distintos oficios, en 1876 comenzó a criar aves, especializándose en la cría de una raza especial de aves, el "pollo de Hamburgo", fundando tiempo después una revista especializada en aves, "The Poultry Record" (1880) y en 1886 su primer libro del tema, "The Book of the Hamburgs".

En 1880 su padre le construyó un teatro en Richburg (Nueva York), y Lyman Frank Baum comenzó a escribir obras teatrales y a representarlas, experimentando con el género musical, para el que escribía sus propias canciones relacionadas con el argumento de sus obras.

En 1882 se casó con Maud Gage, hija de Matilda Joslyn Gage, una famosa sufragista y tiempo después un incendio acabó con el teatro y lo llevó a la ruina económica.

En 1888 la familia se traslada a Aberdeen (Dakota del Sur) y abre la tienda "Baum's Bazaar", pero el fracaso económico le llevó a editar un periódico local tiempo después, el "The Aberdeen Saturday Pioneer".

La descripción que tiempo después Lyman Frank Baum hace de Kansas en su obra "El maravilloso mago de Oz" se basa en el seco paisaje de Dakota del Sur.

Tras la quiebra del periódico en 1891, la familia se traslada a Chicago, donde trabaja un tiempo en una tienda hasta que la publicación de la obra "Madre Pato en prosa" le proporciona un moderado éxito y le permite dedicarse a escribir.

En 1899 Lyman Frank Baum se asocia con el ilustrador W.

W.

Denslow y publica "Padre pato, su libro", una colección de poesía del absurdo que sería un éxito rotundo y se convertiría en el libro para niños más vendido del año.

Un año después publicaron "El maravilloso mago de Oz" (1900), con el que obtuvo gran reconocimiento y sería el primero de una zaga de 14 libros basados en los escenarios y personajes de la Tierra de Oz.

Además de toda la saga del mago de Oz, Lyman Frank Baum publicó otras obras con diferentes pseudónimos, pero ninguna tuvo mucha difusión.

En 1914 se trasladó a Hollywood (Los Ángeles), para iniciar su carrera como productor cinematográfico, pero sólo cosechó fracasos comerciales.

Libros destacados

  • El maravilloso mago de Oz (1900)
  • Madre pato en prosa (1897)
  • Padre pato, su libro (1899)
  • La llave maestra (1901)
  • La maravillosa tierra de Oz (1904)
  • Dorothy y el mago de Oz (1908)

Enlaces

Síguenos en