Frases de Ludwig von Mises

La sola existencia de gobiernos intolerantes y de partidos políticos dispuestos a exterminar al disidente es prueba manifiesta del poder de la razón. Apelar a la policía, al verdugo o a la masa violenta no basta para acreditar la veracidad de las ideas defendidas. Lo que tal procedimiento demuestra es que quien a él apela como único recurso dialéctico está en su interior plenamente convencido de que las tesis que defiende son insostenibles. La acción humana

Frases de "La acción humana" (1949) Frases de Intolerancia


Las guerras religiosas son las más terribles porque la reconciliación entre los litigantes resulta impensable. La acción humana

Frases de "La acción humana" (1949) Frases de Fundamentalismo


La democracia garantiza un gobierno acorde con los deseos y planes de la mayoría; lo que, en cambio, no puede impedir es que la propia mayoría sea víctima de ideas erróneas y que, consecuentemente, adopte medidas equivocadas que no sólo sean inapropiadas para alcanzar los fines deseados, sino que además resulten desastrosas. Las mayorías pueden fácilmente equivocarse y destruir la civilización. La acción humana

Frases de "La acción humana" (1949) Frases de Democracia


Quien entienda que el beber o el drogarse resulta dañoso, libre es de proceder en consecuencia. La cuestión, por otro lado, no afecta tan sólo al alcohol y a las drogas. Si se admite el principio de que la mayoría puede imponer su sistema de vida a la minoría, no hay por qué detenerse. ¿Qué debemos hacer con el tabaco, el café, etcétera? ¿Y si el estado impusiera a todos los ciudadanos una dieta alimenticia correcta? Con los deportes, lo mismo; hay quienes se destrozaron con esfuerzos excesivos. Pocas gentes tienen continencia en los placeres sexuales; resulta difícil a muchos viejos comprender que les conviene la abstención o, al menos, una gran morigeración en ese terreno. ¿Hay que llamar también aquí al estado? Liberalismo

Frases de "Liberalismo" (1927) Frases de Intervención estatal


La represión constituye patente confesión de incapacidad para apelar a armas mejores; y decimos mejores por ser las únicas que, al final, se imponen. Liberalismo

Frases de "Liberalismo" (1927) Frases de Represión


Si la organización prevalente impide al individuo promover el bienestar general, al tiempo que procura el propio, déjasele sin otra salida que la de luchar por enriquecerse a base de hundir a los demás en creciente pobreza, apelando a la violencia y la expoliación. Liberalismo

Frases de "Liberalismo" (1927) Frases de Expoliación


El fascismo atrae a gentes horrorizadas por las infamias comunistas. Lo malo es que, a medida que se vayan borrando del recuerdo los crímenes bolcheviques, el socialismo volverá a ejercer su influjo sobre las masas cada vez en mayor grado. El fascismo combate al marxismo prohibiendo la difusión del ideario y aniquilando a quienes lo propagan. Pero eso es inefectivo; si, de verdad, en tal pugna, se quiere vencer, no hay más remedio que recurrir al mundo de las ideas; y, en tal terreno - notésmoslo bien- sólo hay una filosofía que pueda eficazmente desarticular el pensamiento marxista: la teoría del liberalismo. Liberalismo

Frases de "Liberalismo" (1927) Frases de Fascismo


En una sociedad capitalista el control de los bienes de producción hállase siempre en manos de los que en cada momento mejor están empleándolos, debiendo el poseedor preocuparse constantemente de dar a aquéllos el destino de mayor productividad posible. Liberalismo

Frases de "Liberalismo" (1927) Frases de Productividad


El proceso productivo requiere no sólo esfuerzo laboral y recursos naturales, sino la concurrencia, además, de productos intermedios, o sea, factores naturales ya parcialmente transformados por trabajo humano previamente ejecutado. En el lenguaje económico distinguimos, por tanto, tres factores de producción: trabajo, tierra y capital. El concepto tierra comprende cuantas materias y energías la naturaleza pone a nuestra disposición en la corteza terráquea, incluidos naturalmente el subsuelo, el mar y el aire. Bienes de capital, en cambio, son productos intermedios elaborados por el esfuerzo humano a partir del elemento tierra con destino a ulteriores producciones, es decir, máquinas, herramientas, artículos manufacturados de toda clase, etc. Liberalismo

Frases de "Liberalismo" (1927) Frases de Medios de producción


El individuo cívico contribuye con su laboriosidad tanto al bienestar propio como al ajeno, integrándose así pacíficamente en el orden social. El ladrón, en cambio, rehuye el trabajo honrado; lo que quiere es apropiarse del fruto de la labor ajena. Liberalismo

Frases de "Liberalismo" (1927) Frases de Ladrón


La victoria se consigue apelando a la inteligencia, nunca por la mera fuerza. Liberalismo

Frases de "Liberalismo" (1927) Frases de Victoria


El recurrir a la fuerza bruta, es decir, a aquella violencia que no se halla respaldada por argumentos con los que la opinión pública comulgue, no hace más que aumentar los adeptos del contrario, en definitiva, El pensamiento, las ideas, buenas o malas, vencen siempre al puro salvajismo material. Liberalismo

Frases de "Liberalismo" (1927) Frases de Fuerza bruta

Contexto histórico

Escuela Austríaca de Economía Humanismo Liberalismo Primera Guerra Mundial

Influencia en las frases de Ludwig von Mises

Autores relacionados

Adam Smith Friedrich Hayek John Maynard Keynes Karl Marx Milton Friedman

Ocupación

Economistas » Economistas siglo XX » Economistas de Ucrania

Filósofos » Filósofos siglo XX » Filósofos de Ucrania

Ludwig von Mises


Frases de Ludwig von Mises: Economista y filósofo social austríaco, autor de "La teoría del dinero y del crédito" (1912), "Liberalismo" (1927), "Crítica del intervencionismo" (1929) y "La acción humana" (1949).

Biografía Ludwig von Mises

Hijo del ingeniero en ferrocarriles Arthur von Mises y Adele Landau, Ludwig von Mises nació en la ciudad de Lemberg, en esa época perteneciente al Imperio Austrohúngaro (hoy Lviv, Ucrania).

La familia se traslado a Viena (Austria), donde el pequeño Ludwig ingresa en 1892 al "Akademisches Gymnasium".

Tras graduarse en 1900, asiste a la Universidad de Viena para estudiar derecho y administración pública, siendo discípulo del destacado economista Böhm-Bawerk y recibiendo gran influencia de Carl Menger, especialmente por su obra "Principios de Economía Política".

En 1906 tuvo un fugaz paso por el ministerio de hacienda austríaco, donde se desempaño como funcionario y abandonó al poco tiempo por la excesiva burocracia.

En 1909 ingresó en la Cámara de Comercio e Industria de Viena, donde comenzó a desarrollar su obra y publicar escritos muy influyentes en la política austríaca.

Aplicando conceptos teóricos de Menger, Ludwig von Mises desarrolló una nueva teoría que demostraba que las circunstancias económicas que provocaban las crisis estaban relacionadas con la distribución inadecuada de los recursos debido a la inflación.

Tras estallar la Primera Guerra mundial (1914-1918), sirvió como oficial de artillería y posteriormente asesor económico, experiencias que contribuyeron a desarrollar sus teorías sobre intervencionismo estatal.

Durante la década de 1920, Ludwig von Mises ocupó un cargo en el gobierno austríaco, ocupándose de asuntos financieros con el extranjero y sus críticas hacia el intervencionismo estatal fueron en aumento, defendiendo el "laissez-faire" (libre mercado, libre manufactura, bajos o nulos impuestos, libre mercado laboral, y mínima intervención de los gobiernos).

En 1934 acepta un puesto como profesor del "Institut Universitaire des Hautes Études Internationales" en Ginebra (Suiza), donde permanece hasta 1940, cuando la ocupación nazi lo obligó a emigra a los Estados Unidos.

A partir de 1945 comienza a dar clases en la Universidad de Nueva York y sus seminarios tienen gran concurrencia, atrayendo a economistas de la talla de Murray Rothbard e Israel Kirzner entre otros.

Ludwig von Mises no fue un anti socialista, sino un opositor a todas las formas de intervención gubernamental, dando su apoyo al capitalismo fundado en su amor por la libertad individual.

Ludwig von Mises fue un constante defensor del hombre emprendedor, del intelectual y empresarial, cuyas actividades son la fuente de progreso para toda la humanidad y que, como demostró a lo largo de su obra, sólo pueden florecer bajo el liberalismo.

Libros destacados

  • La acción humana (1949)
  • La teoría del dinero y del crédito (1912)
  • El socialismo: un análisis económico y sociológico (1922)
  • Liberalismo (1927)
  • Crítica del intervencionismo (1929)
  • El fundamento último de la ciencia económica (1962)

Libros de Ludwig von Mises »

Enlaces

Síguenos en