Frases de Ludwig von Mises

Aquellos que luchan por la libre empresa y por la competición libre no defienden los intereses de aquellos que son ricos hoy. Ellos quieren que se deje libertad a hombres desconocidos que serán los emprendedores del mañana. La acción humana

Frases de "La acción humana" (1949) Frases de Libre empresa


Para un observador ingenuo, el dinero hecho de metales preciosos era "dinero fuerte", porque la pieza de metal precioso era "intrínsecamente" un objeto valioso, en tanto que el papel moneda era "dinero malo", porque su valor era sólo "artificial". Pero incluso el profano que opina de esta forma acepta el dinero en el curso de sus transacciones, no por motivo de su valor de uso industrial, sino por su valor de cambio objetivo, que depende en gran parte de su uso monetario. Valora una moneda de oro no sólo por su valor de uso industrial, por ejemplo, por la posibilidad de usarla como joya, sino principalmente a causa de su utilidad monetaria. Naturalmente, hacer algo, y percatarse de lo que se hace y por qué se hace, son cosas totalmente diferentes. La teoría del dinero y del crédito

Frases de "La teoría del dinero y del crédito" (1912) Frases de Moneda


Pero, aunque las cuestiones de política monetaria no son nunca más que cuestiones relacionadas con el valor del dinero, algunas veces se disfrazan de tal modo, que su verdadera naturaleza queda oculta para los no iniciados. La opinión pública se halla dominada por puntos de vista erróneos acerca de la naturaleza del dinero y de su valor, y eslóganes engañosos ocupan el lugar de ideas precisas y claras. El complicado y sutil mecanismo del sistema monetario y crediticio se oscurece; los procedimientos bursátiles son un misterio; no se comprende la función e importancia de los bancos. Por tanto, no es de extrañar que los argumentos que se aducen en los conflictos de distintos intereses con frecuencia fallen su objetivo. Se emplean palabras misteriosas cuyo significado escapa incluso a quienes las pronuncian. Los americanos hablaban del "dólar de nuestros padres" y los austriacos de "nuestro querido billete gulden de otros tiempos"; la plata, dinero del hombre corriente, se enfrentó al oro, dinero de la aristocracia. Muchos tribunos del pueblo, en apasionados discursos, tronaron en clamorosas alabanzas de la plata, que, oculta en profundas minas, yace en espera del momento en que sea sacada a la luz del día para rescatar a la miserable humanidad, que languidece en su triste situación. La teoría del dinero y del crédito

Frases de "La teoría del dinero y del crédito" (1912) Frases de Banco


Las viejas teorías, que partían de una errónea concepción de la demanda agregada de dinero, eran incapaces de llegar a una solución de este problema. Su única contribución se limita a exponer la idea de que un aumento en la cantidad de dinero a disposición de la comunidad mientras la demanda del mismo permanece idéntica disminuye el valor de cambio objetivo del dinero, y que un aumento de la demanda con una cantidad disponible constante produce el efecto contrario, etc. En un golpe de genio, ya lo habían reconocido los partidarios de la teoría cuantitativa. Por nuestra parte, no podemos en modo alguno considerarlo un avance cuando la fórmula que expresa la cantidad de la demanda de dinero (volumen de las transacciones dividido por velocidad de circulación) se reducía a sus elementos, o cuando se intentaba dar una total precisión a la idea de una cantidad de dinero, tal como sucede bajo un concepto erróneo de la naturaleza de los medios fiduciarios y de las operaciones de compensación. Ninguna aproximación hicieron estos teóricos al problema central de esta parte de la teoría del dinero, ya que eran incapaces de mostrar la forma en que las valoraciones subjetivas quedan afectadas por las variaciones en la relación entre la cantidad de dinero y la demanda del mismo; era ésta una tarea que estaba fuera del alcance de estas teorías, las cuales fallaron en el punto crucial. La teoría del dinero y del crédito

Frases de "La teoría del dinero y del crédito" (1912) Frases de Dinero


Nada justifica la extendida creencia de que las variaciones en la cantidad de dinero producen variaciones inversamente proporcionales en el valor de cambio objetivo del dinero, esto es, que una duplicación de la cantidad de dinero se traduce en una reducción a la mitad en el poder adquisitivo del mismo. La teoría del dinero y del crédito

Frases de "La teoría del dinero y del crédito" (1912) Frases de Poder adquisitivo


Si comparamos dos sistemas económicos estáticos, cuya única diferencia es que en uno de ellos hay dos veces más dinero que en el otro, parece que el poder adquisitivo de la unidad monetaria de uno de los sistemas ha de ser igual a la mitad del poder adquisitivo de la unidad monetaria en el otro. No obstante, de aquí no podemos deducir que la duplicación de la cantidad de dinero conduzca a una disminución a la mitad del poder adquisitivo de la unidad monetaria, ya que toda variación en la cantidad de dinero introduce un factor dinámico en el sistema económico estático. La nueva posición estática de equilibrio resultante al completarse los efectos de las fluctuaciones en marcha no puede ser la misma que la que existía con anterioridad a la introducción de la cantidad adicional de dinero. Por consiguiente, las condiciones de la demanda de dinero en el nuevo estado de equilibrio, dado un cierto valor de cambio de la unidad monetaria, serán también diferentes. Si el poder adquisitivo de cada unidad de la cantidad de dinero duplicada fuera la mitad, la unidad no tendría bajo las nuevas condiciones la misma significación para cada individuo que tenía en el sistema estático anterior al aumento en la cantidad de dinero. La teoría del dinero y del crédito

Frases de "La teoría del dinero y del crédito" (1912) Frases de Poder adquisitivo


La opinión de que la vida es más cara en un lugar que en otro no implica la proposición de que el poder de compra del dinero es diferente. Aun con una completa igualdad de la relación de cambio entre el dinero y los otros bienes económicos, puede suceder que un individuo se vea obligado a soportar costes desiguales para la obtención del mismo nivel de satisfacción en diferentes lugares. La teoría del dinero y del crédito

Frases de "La teoría del dinero y del crédito" (1912) Frases de Compra


Medir es determinar la relación de una cantidad respecto a otra que es invariable o se presume tal. Esta invariabilidad, o al menos la legitimidad de su presunción, es una condición sine qua non de toda medición. Sólo si tal presunción es admisible se podrán determinar las variaciones a medir. La teoría del dinero y del crédito

Frases de "La teoría del dinero y del crédito" (1912) Frases de Medir


Las apreciaciones subjetivas de los individuos son la base de la valoración económica del dinero como de la de los demás bienes. Y estas estimaciones subjetivas se derivan en definitiva, tanto en el caso del dinero como en el de otros bienes económicos, de la importancia que se atribuye a un bien o conjunto de bienes como condición considerada necesaria para la existencia de una utilidad, dados ciertos fines últimos por parte de algunos individuos. La teoría del dinero y del crédito

Frases de "La teoría del dinero y del crédito" (1912) Frases de Utilidad


Cuando los juristas y los hombres de negocios aseguran que la depreciación del dinero tiene una gran influencia en toda clase de relaciones de deuda; que dificulta, e incluso imposibilita, los negocios; que produce invariablemente consecuencias que nadie desea y que todo el mundo cree injustas, naturalmente que estamos de acuerdo con ellos. En un orden social que se basa en el uso del dinero y en el que todo cálculo se efectúa con referencia a él, la destrucción del sistema monetario significa nada menos que la destrucción de las bases de todo cambio. Sin embargo, este daño no pueden impedirlo unas leyes ad hoc encaminadas a librar a una persona o grupo de personas o clases de la comunidad de la carga de la depreciación, imponiéndola por consiguiente, más pesada aún, sobre los demás. Si queremos evitar las perniciosas consecuencias de la depreciación, debemos oponernos a la política inflacionista que la engendra. La teoría del dinero y del crédito

Frases de "La teoría del dinero y del crédito" (1912) Frases de Hombres de negocios


Cuando la depreciación monetaria es resultado de la inflación gubernamental producida por la emisión de billetes, se pueden evitar sus desastrosos efectos sobre el cálculo económico llevando la contabilidad en un dinero estable. Pero si lo que se deprecia es el oro, el dinero mundial, la salida no es tan fácil. La teoría del dinero y del crédito

Frases de "La teoría del dinero y del crédito" (1912) Frases de Depreciación


En tiempo de guerra, los nuevos billetes irán primeramente a los bolsillos de los proveedores de material bélico. "Como resultado, las demandas de ciertos artículos por parte de estas personas aumentarán, así como su venta y precio, especialmente en tanto son artículos suntuarios. De este modo mejorará la situación de los productores de estos artículos; Su demanda de otras mercancías también aumentará, continuándose de esta suerte el aumento de precios y ventas, distribuyéndose entre un número de artículos que aumenta continuamente, hasta que al fin alcanza a todos ellos". La teoría del dinero y del crédito

Frases de "La teoría del dinero y del crédito" (1912) Frases de Consecuencias de la guerra

Contexto histórico

Escuela Austríaca de Economía Humanismo Liberalismo Primera Guerra Mundial

Influencia en las frases de Ludwig von Mises

Autores relacionados

Adam Smith Friedrich Hayek John Maynard Keynes Karl Marx Milton Friedman

Ocupación

Economistas » Economistas siglo XX » Economistas de Ucrania

Filósofos » Filósofos siglo XX » Filósofos de Ucrania

Ludwig von Mises


Frases de Ludwig von Mises: Economista y filósofo social austríaco, autor de "La teoría del dinero y del crédito" (1912), "Liberalismo" (1927), "Crítica del intervencionismo" (1929) y "La acción humana" (1949).

Biografía Ludwig von Mises

Hijo del ingeniero en ferrocarriles Arthur von Mises y Adele Landau, Ludwig von Mises nació en la ciudad de Lemberg, en esa época perteneciente al Imperio Austrohúngaro (hoy Lviv, Ucrania).

La familia se traslado a Viena (Austria), donde el pequeño Ludwig ingresa en 1892 al "Akademisches Gymnasium".

Tras graduarse en 1900, asiste a la Universidad de Viena para estudiar derecho y administración pública, siendo discípulo del destacado economista Böhm-Bawerk y recibiendo gran influencia de Carl Menger, especialmente por su obra "Principios de Economía Política".

En 1906 tuvo un fugaz paso por el ministerio de hacienda austríaco, donde se desempaño como funcionario y abandonó al poco tiempo por la excesiva burocracia.

En 1909 ingresó en la Cámara de Comercio e Industria de Viena, donde comenzó a desarrollar su obra y publicar escritos muy influyentes en la política austríaca.

Aplicando conceptos teóricos de Menger, Ludwig von Mises desarrolló una nueva teoría que demostraba que las circunstancias económicas que provocaban las crisis estaban relacionadas con la distribución inadecuada de los recursos debido a la inflación.

Tras estallar la Primera Guerra mundial (1914-1918), sirvió como oficial de artillería y posteriormente asesor económico, experiencias que contribuyeron a desarrollar sus teorías sobre intervencionismo estatal.

Durante la década de 1920, Ludwig von Mises ocupó un cargo en el gobierno austríaco, ocupándose de asuntos financieros con el extranjero y sus críticas hacia el intervencionismo estatal fueron en aumento, defendiendo el "laissez-faire" (libre mercado, libre manufactura, bajos o nulos impuestos, libre mercado laboral, y mínima intervención de los gobiernos).

En 1934 acepta un puesto como profesor del "Institut Universitaire des Hautes Études Internationales" en Ginebra (Suiza), donde permanece hasta 1940, cuando la ocupación nazi lo obligó a emigra a los Estados Unidos.

A partir de 1945 comienza a dar clases en la Universidad de Nueva York y sus seminarios tienen gran concurrencia, atrayendo a economistas de la talla de Murray Rothbard e Israel Kirzner entre otros.

Ludwig von Mises no fue un anti socialista, sino un opositor a todas las formas de intervención gubernamental, dando su apoyo al capitalismo fundado en su amor por la libertad individual.

Ludwig von Mises fue un constante defensor del hombre emprendedor, del intelectual y empresarial, cuyas actividades son la fuente de progreso para toda la humanidad y que, como demostró a lo largo de su obra, sólo pueden florecer bajo el liberalismo.

Libros destacados

  • La acción humana (1949)
  • La teoría del dinero y del crédito (1912)
  • El socialismo: un análisis económico y sociológico (1922)
  • Liberalismo (1927)
  • Crítica del intervencionismo (1929)
  • El fundamento último de la ciencia económica (1962)

Libros de Ludwig von Mises »

Enlaces

Síguenos en