Frases de Lucy Montgomery

Tenemos tanta empatía, que podemos sentir los pensamientos del otro. Nadie comprende a Terry, salvo yo, y quiero ser una fuente de inspiración eterna para él. No soy inteligente como usted, pero siento que puedo ser la inspiración, puesto que somos almas gemelas y nos hemos jurado verdad y constancia eternas, a pesar de toda la gente celosa y todas las amistades falsas que quieran causar problemas entre nosotros. Ana la de Álamos Ventosos

Frases de Almas gemelas


Ahora estoy comenzando a comprender cuan solitaria y hambrienta estaba. Nadie se preocupaba por mí ni quería que se le molestara por mi causa. Hubiera sido muy desgraciada a no ser por esa extraña vida interior mía, donde imaginaba todo el amor y los amigos de que no disponía. Pero cuando vine a "Tejas Verdes", todo cambió. Y entonces, te encontré. No sabes cuánto significó tu amistad para mí. Quiero agradecerte en este momento todo el cariño sincero que me has dado siempre. Ana la de Avonlea

Frases de Sincero


Hoy fue un día salido de junio y caído en abril. La nieve ha desaparecido y los prados y las colinas doradas cantan la primavera. El Rey de las Tormentas estaba embanderado con una ligerísima bruma violeta. Hemos tenido mucha lluvia últimamente y disfruté mucho sentada en la torre durante las silenciosas horas mojadas de los atardeceres. Pero esta noche es una noche apresurada...Hasta las nubes que corren por el cielo tienen prisa, y la luz de la Luna que asoma entre ellas está apurada por inundar al mundo. Ana la de Álamos Ventosos

Frases de Luna


¿Hay árboles alrededor de la casa? -A montones, ¡Oh, ninfa de los bosques! Hay un bosquecito de abetos detrás de la casa, dos hileras de álamos de Lombardía en el sendero de la entrada y un anillo de abedules blancos rodeando un jardín precioso. La puerta principal da al jardín pero hay otra entrada, una especie de portón pequeño, entre dos abetos. Las bisagras están sujetas a un tronco y el pasador a otro. Las ramas forman un arco encima de él. - ¡Ah, me alegro! No podría vivir en un lugar donde no hubiera árboles, algo en mí moriría de sed. Ana y la casa de sus sueños

Frases de Sendero


Marilla, ¿No es hermoso pensar que mañana es un nuevo día, todavía sin errores? - Te puedo garantizar que cometerás bastantes respondió Marilla . Nunca pareces terminar, Ana. - Sí, y bien que lo sé admitió tristemente la niña . Pero no sé si habrá notado una cosa buena en mí: nunca cometo dos veces el mismo error. - No sé de qué te sirve, si siempre descubres errores nuevos. - ¿Pero no lo ve, Marilla? Debe haber un límite en los errores que puede hacer una persona y cuando llegue al final, habré acabado con ellos. Es un pensamiento muy reconfortante. Ana de las Tejas Verdes

Frases de "Ana de las Tejas Verdes" (1908) Frases de Error


Por un instante, el corazón de Ana aceleró su ritmo y por vez primera no pudo sostener la mirada de Gilbert, mientras se teñían de rojo sus pálidas mejillas. Era como si se hubiera alzado un velo en su conciencia, revelándole sentimientos y realidades insospechados. Quizá, después de todo, el romance no llegaba con pompa y esplendor, como un caballero andante; quizá se deslizaba a nuestro lado calladamente como un viejo amigo; quizá se revelaba en prosa, hasta que una repentina iluminación que recorría sus páginas traicionaba el ritmo y la música; quizá el amor se desprendía naturalmente de una hermosa amistad, cual una rosa de corazón dorado de su tallo. Ana la de Avonlea

Frases de Amistad


Es hora de que Ana se ocupe de su costura -dijo Marilla echando una mirada al reloj para salir luego a enfrentarse con la dorada tarde de agosto donde todo parecía adormecido por el calor. -Estuvo jugando con Diana más de media hora aún después de que la señora Barry llamara a ésta; y ahora está encaramada en el montón de leños charlando con Matthew, cuando sabe perfectamente que debe atender su trabajo. Y por supuesto, él la está escuchando como un perfecto papanatas. Nunca he visto un hombre más atontado. Cuanto más habla ella y cuantas más cosas raras dice, más encantado parece. Ana de las Tejas Verdes

Frases de "Ana de las Tejas Verdes" (1908) Frases de Espectadores


Así fue como el club de cuentos empezó a existir. Al principio estuvo limitado a Ana y Diana, pero luego se extendió para incluir a Jane Andrews y Ruby Gillis y a una o dos más que querían cultivar su imaginación. No se permitieron varones, aunque Ruby opinaba que su admisión lo haría más excitante; cada miembro debía presentar un cuento semanal. Es muy interesante...Cada una debe leer su cuento en voz alta y todos los comentamos. Ana de las Tejas Verdes

Frases de "Ana de las Tejas Verdes" (1908) Frases de Imaginación y creatividad

Influencias

Autores relacionados

Charlotte Brontë Edith Wharton Harriet Beecher Stowe Herman Melville Sinclair Lewis

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Canadá

Maestros » Maestros siglo XIX » Maestros de Canadá

Novelistas » Novelistas siglo XIX » Novelistas de Canadá

Lucy Montgomery

Lucy Montgomery

Escritora, novelista y maestra canadiense, reconocida por la serie de novelas "Ana de las Tejas Verdes" y merecedora de la Orden del Imperio Británico.

Nombres

RealLucy Maud Montgomery
SeudónimoL. M. Montgomery, Maud

Biografía Lucy Montgomery

Lucy Montgomery quedó huérfana de madre a los 21 meses, y su padre, Woolner Macneill Montgomery, la dejó al cuidado de sus abuelos Alexander Marquis Macneill y Lucy Woolner Macneill, quienes la criaron.

En 1890 sus abuelos la enviaron a vivir con su padre y madrastra a Príncipe Alberto (Saskatchewan), retornando con ellos un año más tarde.

En 1892, tras completar su educación inicial, continuó sus estudios en el Colegio Príncipe de Gales en Charlottetown, donde rindió el programa de dos años en uno y obtuvo su certificado de enseñanza.

Entre 1895 y 1896, Lucy Montgomery estudió literatura en la Universidad de Dalhousie (Halifax, Nueva Escocia) y comienza a trabajar como maestra en varias escuelas isleñas.

Tras el fallecimiento de su abuelo, en 1898 se muda a Cavendish a vivir con su abuela, trabajando entre 1901 y 1902 para los periódicos locales "Chronicle" y "Echo".

En 1908 publica su primer libro, "Anne de las Tejas Verdes" y tres años después contrae matrimonio con Ewan Mcdonald, ministro presbiteriano, se mudó a Ontario donde él tomó el cargo de ministro de la Iglesia Presbiteriana de San Pablo en Leaskdale (actualmente Uxbridge Township).

Dedicada a tiempo completo a la crianza de sus hijos y a la escritura, Lucy Montgomery publicó toda la serie de libros basados en el personaje de Anne y también varias antologías de relatos.

En 1935 se le concedió la Orden del Imperio Británico y tras su muerte, recibió la distinción de "persona de importancia histórica nacional" y tanto su casa de Leaskdale como la casa de sus abuelos donde se crió fueron declaradas Sitios Históricos Nacionales de Canadá.

Libros destacados

  • Ana de las Tejas Verdes (1908)
  • Ana la de Avonlea (1909)
  • Ana la de la Isla (1915)
  • Ana y la casa de sus sueños (1917)
  • El Camino Alpino: La historia de mi carrera (1917)
  • Ana la de Álamos Ventosos (1936)

Enlaces

Síguenos en