Frases de Leopoldo Alas

En la vida mezquina de lugar hay muchas miserias ridículas; pero hay algunas trágicas: los rencores. Solos de Clarín

Frases de "Solos de Clarín" (1881) Frases de Rencor


Cabe tanto mal en el espíritu humano, que cabe esta contradicción: la envidia y el desprecio. Solos de Clarín

Frases de "Solos de Clarín" (1881) Frases de Contradicción


Hay muchos que creen imitar el estilo de Victor Hugo, cuando en realidad solo imitan el de sus traductores. Solos de Clarín

Frases de "Solos de Clarín" (1881) Frases de Imitar


Una de las mayores amarguras del crítico es tener que estar muchas veces de acuerdo con los envidiosos. Solos de Clarín

Frases de "Solos de Clarín" (1881) Frases de Amargura


La heroica ciudad dormía la siesta. El viento sur, caliente y perezoso empujaba las nubes blanquecinas que se rasgaban al correr hacia el norte. En las calles no había más ruido que el rumor estridente de los remolinos de polvo, trapos, pajas y papeles, que iban de arroyo en arroyo, de acera en acera, de esquina en esquina, revolando y persiguiéndose, como mariposas que se buscan y huyen y que el aire envuelve en sus pliegues invisibles...

Frases de Perezoso


¡Ah! Debía confesar que el juego de cama era digno de una princesa. ¡Qué sabanas! ¡Qué almohadones! Ella había pasado la mano por todo aquello, ¡Qué suavidad! El satín de aquel cuerpecito de regalo no sentiría asperezas en el roce de aquellas sábanas.

Frases de Sábana


El orgullo es una pasión de los dioses; pero de los dioses falsos. Solos de Clarín

Frases de "Solos de Clarín" (1881) Frases de Falsos


Hay muchos literatos que, pretendiendo castigar el estilo, castigan a los lectores. Solos de Clarín

Frases de "Solos de Clarín" (1881) Frases de Intelectual


El que tolera la vida, dejó escrito un suicida, es el que administra mal sus intereses y no lleva la cuenta de su debe y haber. El que se mata hace un balance y se declara francamente en quiebra. Solos de Clarín

Frases de "Solos de Clarín" (1881) Frases de Suicida


En la filosofía del amor tiene razón el positivismo: sólo se conocen hechos. Solos de Clarín

Frases de "Solos de Clarín" (1881) Frases de Historias de amor


Yo era entonces un idealista de cátedra...

Frases de Idealista


La buena crianza nos exige que no hablemos a las personas de lo que no entienden, de lo que no les interesa; que no aburramos al prójimo con las preocupaciones de nuestro egoísmo haciéndole prestar atención a nuestras gracias, aventuras y milagros.

Frases de Educado

Contexto histórico

Naturalismo Realismo

Influencia en las frases de Leopoldo Alas

Autores relacionados

Armando Palacio Valdés Benito Pérez Galdós Emilia Pardo Bazán Juan Valera Pedro Antonio De Alarcón

Ocupación

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XIX » Dramaturgos de España

Ensayistas » Ensayistas siglo XIX » Ensayistas de España

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de España

Novelistas » Novelistas siglo XIX » Novelistas de España

Periodistas » Periodistas siglo XIX » Periodistas de España

Profesores » Profesores siglo XIX » Profesores de España

Leopoldo Alas


Frases de Leopoldo Alas: Escritor, novelista, ensayista, dramaturgo, periodista y profesor español, apodado "Clarín" y autor de "Solos de Clarín" (1881), "La Regenta" (1885), "Su único hijo" (1890) y "Teresa" (1895).

Nombres

AliasEl gobernador
RealLeopoldo García-Alas y Ureña
SeudónimoClarín

Biografía Leopoldo Alas

Leopoldo Alas nace en Zamora, donde la familia asturiana se había trasladado cuando su padre, Genaro García Alas, fue nombrado gobernador de la ciudad.

En 1859 la familia vuelve a Oviedo (Asturias), donde realiza su educación primaria y secundaria.

En 1871 Leopoldo Alas se traslada a Madrid, donde estudia filosofía y letras y obtiene un doctorado en leyes, además de comenzar a usar el seudónimo "Clarín" a partir de 1875.

En 1881 publica "Solos de Clarín", una recopilación de artículos de crítica literaria que escribe para los periódicos El Globo, La Ilustración y Madrid Cómico.

En 1883 obtiene la cátedra de Derecho Canónigo en Oviedo, donde regresa y permanece hasta su muerte.

Con 31 años de edad, Leopoldo Alas publica "La Regenta", novela que trata el adulterio de una manera inédita en la literatura española.

De su obra destacan además las novelas "Su único hijo" (1890) y "Teresa" (1895) y "Cuentos morales" (1896).

Libros destacados

  • Solos de Clarín (1881)
  • La Regenta (1885)
  • Su único hijo (1890)
  • Teresa (1895)
  • Cuentos morales (1896)
  • Cartas de un estudiante (1878)

Enlaces

Síguenos en