Frases de León Tolstói

El buen general no necesita cualidades de genio, quizá sea mejor que no tenga las mejores cualidades que hay en el hombre: el amor, la poesía, la ternura, la duda filosófica y analítica. Un militar debe ser limitado, firmemente convencido de que es muy importante todo cuanto hace (de otra manera, no tendría paciencia), y sólo así será un jefe valeroso. Dios guarde a ese hombre de amar a alguien, de tener compasión, de pensar en lo que es justo o injusto. Libro tercero - Primera parte - XI, Guerra y paz

Frases de "Guerra y paz" (1865) Frases de Militar


(...) Eres un hombre de una pieza. Y ésa es tu mayor cualidad y tu mayor defecto. Debido a la integridad de tu carácter, querrías que la vida se basara en los mismos principios, pero no sucede así. Desprecias la labor del estado, porque te gustaría que cualquier actividad humana tuviera un fin determinado, y eso no suele suceder. También querrías que todos nuestros actos tuvieran siempre un fin, que el amor y la vida conyugal fueran una misma cosa. Y están lejos de serlo. Primera parte - XI, Anna Karénina

Frases de "Anna Karénina" (1875) Frases de Cualidad


La conversación que había entablado con su hermano sobre el comunismo, que tan a la ligera se había tomado en su momento, ahora le hizo reflexionar. Consideraba absurda una reforma de las condiciones económicas, pero siempre había sido consciente del contraste injusto entre su desahogada posición y la miseria del pueblo. Y ahora determinó que, para sentirse completamente justo, aunque siempre había trabajado mucho y vivido sin lujos, trabajaría todavía más y llevaría una vida aún más sencilla.... Primera parte - XXVI, Anna Karénina

Frases de "Anna Karénina" (1875) Frases de Comunismo


Le habría sido imposible explicar qué concatenación de ideas le había llevado a sonreír. Pero la conclusión final era que su marido, al expresar su admiración por su hermano y proclamarse inferior a él, no era sincero. (...) Sabía que esa falta de sinceridad de su marido se debía al cariño que profesaba a su hermano, a la mala conciencia que sentía por ser demasiado feliz y, sobre todo, a ese deseo constante de ser mejor. Le gustaba ese rasgo: por eso había sonreído. Sexta parte - III, Anna Karénina

Frases de "Anna Karénina" (1875) Frases de Hipócritas


Si el terreno del conocimiento humano se limitara al pensamiento abstracto, al analizar con espíritu crítico la explicación que la ciencia nos da sobre el poder, la humanidad llegaría a la conclusión de que el poder no es más que una palabra, y que en realidad no existe. Mas para conocer un fenómeno, además del razonamiento abstracto, el hombre posee otro medio: el experimento, que le permite comprobar los resultados del razonamiento. Y el experimento le dice que el poder no es una palabra, sino un hecho realmente existente. Epílogo - Segunda parte - V, Guerra y paz

Frases de "Guerra y paz" (1865) Frases de Espíritu crítico


La electricidad produce calor y el calor produce electricidad. Los átomos se atraen y se repelen. Al hablar de las más simples acciones del calor, de la electricidad o de los átomos, no podemos explicar el porqué de esos fenómenos y decimos que ocurre así porque tal es su naturaleza, porque ésa es su ley. Lo mismo sucede en los acontecimientos históricos. ¿Por qué se produce una guerra o una revolución? Lo ignoramos. Lo único que sabemos es que para llegar a ese o a otro hecho, los hombres se unen en determinadas agrupaciones en las cuales todos participan. Epílogo - Segunda parte - VII, Guerra y paz

Frases de "Guerra y paz" (1865) Frases de Motivos de la guerra


La inteligencia y la conciencia de aquel hombre se vieron entenebrecidas -no sólo en aquella hora y día- mucho más que las de todos los demás actores del drama; pero jamás, hasta el fin de su vida, pudo comprender ni el bien, ni la belleza, ni la verdad, ni el significado de sus actos, demasiado contrarios al bien y a la verdad, demasiado apartados de todo sentimiento humano para poder entender su sentido. No podía renegar de sus actos, ensalzados por medio mundo, y por eso debía renunciar a la verdad, al bien y a todo lo humano. Libro tercero - Segunda parte - XXXVIII, Guerra y paz

Frases de "Guerra y paz" (1865) Frases de Poder de la imagen


Opino que lo que se llama belleza, reside únicamente en la sonrisa.

Frases de Belleza


Estaba escribiendo un capítulo nuevo sobre las causas del lastimoso estado de la agricultura en Rusia. Demostraba que la pobreza del país se debía no sólo a la desigual distribución de las tierras y a una dirección equivocada; en los últimos tiempos también había contribuido a ese estado de cosas una civilización ajena injertada de manera artificial en el país, sobre todo los medios de comunicación y el ferrocarril, que habían favorecido la centralización en las ciudades, el aumento del lujo, y, como consecuencia, el desarrollo de las industrias fabriles, el crédito y su compañera, la bolsa, en detrimento de la agricultura. Creía que, si la riqueza del Estado seguía un desarrollo normal, todos esos fenómenos no debían surgir hasta que se lograran avances significativos en la agricultura, hasta que alcanzara una dirección acertada, o al menos definida. Quinta parte - XV, Anna Karénina

Frases de "Anna Karénina" (1875) Frases de Moscú


¿Cuáles son sus principales pecados? -añadió sin la menor interrupción, como si tratara de no perder tiempo. -Mi principal pecado es la duda. Dudo de todo. Apenas hay momentos en que no me asalten las dudas. -La duda es propia de la flaqueza humana -repitió el sacerdote-. ¿Y de qué duda usted principalmente? -De todo. A veces hasta de la existencia de Dios -dijo Levin sin querer y se asustó de la inconveniencia de sus propias palabras. Pero, por lo visto, al sacerdote no le causaron ninguna impresión. - ¿Qué dudas puede haber de la existencia de Dios? -se apresuró a preguntar con una sonrisa apenas perceptible. Levin guardaba silencio-. ¿Qué dudas puede tener usted de la existencia del Creador cuando contempla usted sus obras? -prosiguió el sacerdote, con su habla rápida y monótona-. ¿Quién adornó con estrellas la bóveda celeste? ¿Quién ornó la tierra con todas sus bellezas? ¿Cómo podrían existir todas esas cosas sin el Creador? -concluyó, con una mirada inquisitiva. Pero éste se dio cuenta de que sería improcedente entablar una discusión filosófica con un sacerdote, por eso se limitó a responder estrictamente a lo que le había preguntado. -No lo sé. Quinta parte - I, Anna Karénina

Frases de "Anna Karénina" (1875) Frases de Indecisión

Contexto histórico

Anarquismo Naturalismo Pacifismo Realismo

Influencia en las frases de León Tolstói

Autores relacionados

Antón Pávlovich Chéjov Fiódor Mijáilovich Dostoyevski Iván Turguénev

Ocupación

Novelistas » Novelistas siglo XIX » Novelistas de Rusia

Editores » Editores siglo XIX » Editores de Rusia

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Rusia

Pedagogos » Pedagogos siglo XIX » Pedagogos de Rusia

León Tolstói

Frases de León Tolstói

Frases de León Tolstói: Escritor, novelista, pedagogo y editor ruso, autor de "Guerra y Paz" (1865), "Anna Karénina" (1875), "La muerte de Iván Ilich" (1886) y "Resurrección" (1899).

Nombres

RealLev Nikoláievich Tolstói

Biografía León Tolstói

León Tolstói nació en el seno de una familia noble, de madre condesa, Mariya Tolstaya y padre conde Nikolái Ilich Tolstói, quienes fallecieron durante su infancia.

En 1843 ingresó a la Universidad Estatal de Kazán, donde se matriculó en la Facultad de Letras pero abandonó al poco tiempo para estudiar Derecho en San Petersburgo.

Tras finalizar sus estudios, León Tolstói acepta una invitación de su hermano militar, y viaja al Cáucaso para formar parte de la brigada de artillería junto a su hermano.

Esta experiencia bélica, donde fue testigo de actos heroicos, sacrificios e ineptitudes políticas, cambia su forma de pensar.

De regreso a la vida civil, León Tolstói realiza extensos viajes por Francia, Alemania, suiza, trayendo revolucionarias ideas pedagógicas que le moverían a abrir una escuela para pobres y fundar el periódico "Yasnaia Poliana".

Su discrepancia con la Iglesia Ortodoxa y sus ideas revolucionarias chocaron con los intereses del gobierno, viéndose obligado a cerrar la escuela.

En 1862 León Tolstói contrajo matrimonio con la escritora y fotógrafa Sofía Behrs, y se abocó a escribir intentando reflejar fielmente la sociedad rusa de su tiempo.

Entre sus obras destacan "Los cosacos" (1863), "Guerra y Paz" (1865), "Anna Karénina" (1875) y "Resurrección" (1899).

Libros destacados

  • Guerra y paz (1865)
  • Anna Karénina (1875)
  • Resurrección (1899)
  • Infancia (1852)
  • Adolescencia (1854)
  • Los cosacos (1863)

Enlaces

Síguenos en