Frases de Kobayashi Issa - Página 6

01. Caracol a tu manera ¿Puedes llegar a ser un Buda?

+ Frases de Buda


02. Mientras nos mudamos de una cuna a un ataúd... ¡Cuánta palabrería inútil!

+ Frases de Ataúd


03. Si no fuera por Buda. No tendría luz el roció en la hierba.

+ Frases de Buda


04. Un poco fastidiosas, las flores para abrirse. ¡El buda dormido!

+ Frases de Buda


05. De no estar tú, demasiado enorme sería el bosque.

+ Frases de Bosque


06. Tampoco yo he encontrado un hogar. Tarde de otoño.

+ Frases de Hogar


07. Aun la cascada más pequeña resuena, fresca es su agua.

+ Frases de Agua


08. No pises este lugar: ¡Ayer tarde había por aquí luciérnagas!

+ Frases de Luciérnagas


09. En la lluvia primaveral, una hermosa doncella da un gran bostezo.

+ Frases de Doncella


10. No lloréis, bichos, que hasta los astros sufren desengaños.

+ Frases de Astros


11. Pájaro preso, en tus ojos la envidia de los insectos.

+ Frases de Envidia


12. Remordimiento: los campesinos cantan mientras yo duermo.

+ Frases de Remordimiento

Influencias

Autores relacionados

Masaoka Shiki Yosa Buson

Kobayashi Issa

Kobayashi Issa

Escritor y poeta japonés, cuyo nombre original era "Kobayashi Nobuyuki" y apodado "Yataro" en su infancia.

Sobre Kobayashi Issa

Kobayashi Issa nació en el seno de una familia campesina, dedicada a la agricultura, la actividad más habitual en el Japón feudal del siglo XVIII.

Perdió a su madre al poco tiempo de nacer, quedando al cuidado de su abuela y conociendo los haiku de la mano de un poeta llamado Shinpo.

Su padre vuelve a contraer matrimonio nuevamente e Issa pasa a quedar al cuidado de si madrastra, una persona muy agresiva que lo maltrata constantemente, propinándole golpizas terribles que se agudizan con el nacimiento de su hermanastro.

En 1777, Kobayashi Issa viaja a Edo (Tokio), lo que significó un cambio radical en su vida, trabajando en un templo budista y estudiando haiku en la escuela Katsushika.

La ciudad de Edo, lejos de los maltratos de su madrastra, con nuevas gentes y paisajes fascinó al poeta.

Utilizó pseudónimos en sus primeros haiku hasta que en 1792 comenzó a llamarse Kobayashi Issa: "Con la primavera Yataro renació convertido en Issa".

Tiempo más tarde viajó por diferentes ciudades, entre ellas Kyoto, Osaka y Nagasaki, teniendo que trabajar duramente para sobrevivir, pese a que su popularidad como poeta aumentaba.

En 1801 fallece el padre a causa de la fiebre tifoidea y desacuerdos con la herencia le impidieron cumplir la última voluntad de su padre e instalarse en Kashiwabara, logrado recién en 1813.

Tras ello, Kobayashi Issa se casó con una joven del pueblo, continuando las situaciones trágicas que marcaron su vida con la muerte de sus cuatro hijos y su mujer en los diez años que le siguieron.

En 1825 volvió a casarse, divorciándose al poco tiempo y nuevamente contraer matrimonio tiempo después.

Tras el incendio de su casa, Kobayashi Issa pasó sus últimos años en la pobreza, muriendo sin llegar a ver el nacimiento de su última hija.

En sus haiku, siempre reflejó la belleza de las cosas simples de la vida y el amor por la naturaleza.

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XVIII » Escritores de Japón

Poetas » Poetas siglo XVIII » Poetas de Japón

Síguenos