Frases de Kisshomaru Ueshiba

Las diversas escuelas de budo interpretan el yin y el yang de manera diferente, pero todas las interpretaciones derivan de las ideas filosóficas básicas de los pensadores chinos clásicos. La fuerza de vivir con la naturaleza, El espíritu del aikido

Frases de "El espíritu del aikido" (1987) Frases de Budo


Los niños también deberían ser considerados como individuos que aspiran a crecer en el sendero del amor y de la armonía, como lo hace cualquiera de nosotros sin distinción de edad. La práctica diaria como camino de perfección, El espíritu del aikido

Frases de "El espíritu del aikido" (1987) Frases de Pautas de crianza


Cuando un enemigo intenta combatirme, es decir al universo mismo, tiene que destruir la armonía del universo. Por tanto, en el momento que tiene la intención de batirse conmigo, ya está vencido. El aikido es no-resistencia y como tal siempre es victoriosa. Contratapa, El espíritu del aikido

Frases de "El espíritu del aikido" (1987) Frases de Aikido


Cuando la concentración impregna la mente y el cuerpo, el poder de la respiración se vuelve uno con el universo, extendiéndose suave y naturalmente hasta el límite absoluto, pero, a la vez, la persona se hace cada vez más autocontenida e independiente. El Ki del universo y el Ki individual, El espíritu del aikido

Frases de "El espíritu del aikido" (1987) Frases de Respiración


Aunque el aikido es fundamentalmente un arte sin armas y su entrenamiento corriente consiste en dos personas que se enfrentan con las manos abiertas, también se encuentra en él aplicaciones de técnicas básicas en las que se usan el sable, el cuchillo y el palo o bastón. Dominio de la mente y cultivo de la técnica, El espíritu del aikido

Frases de "El espíritu del aikido" (1987) Frases de Aikido


Cualquier técnica de un arte marcial debe estar de acuerdo con la verdad del universo. Si no lo está, el arte marcial estará aislado e irá en contra de la concepción de arte marcial como creador de amor, o take-musu (literalmente, marcial-creativo). El aikido es take-musu por excelencia. Dominio de la mente y cultivo de la técnica, El espíritu del aikido

Frases de "El espíritu del aikido" (1987) Frases de Aikido


La curiosidad y el deseo de los niños por el aikido están por encima de la imaginación de la mayoría de los adultos. El método de entrenamiento para niños y jóvenes difiere del de los adultos, pero los fundamentos y la progresión son sustancialmente los mismos. La práctica diaria como camino de perfección, El espíritu del aikido

Frases de "El espíritu del aikido" (1987) Frases de Aikido


El aikido es el verdadero budo, la obra del amor en el universo. Es el protector de todas las cosas vivas, el instrumento que da vida a todo, a cada cosa según su condición individual. Es la fuente creadora no sólo del verdadero arte marcial, sino de todas las cosas, nutriendo su crecimiento y su desarrollo. Introducción, El espíritu del aikido

Frases de "El espíritu del aikido" (1987) Frases de Aikido


No caigas en discusiones técnicas respecto a golpear antes que el adversario. Hacerlo es prueba de que eres demasiado consciente del otro. En aikido hay un adversario, pero en realidad no hay adversario, porque el otro es uno mismo, y si uno se mueve como desea, el otro también se mueve como uno desea. Así que si uno se mueve como quiere, el otro obedecerá naturalmente. Dominio de la mente y cultivo de la técnica, El espíritu del aikido

Frases de "El espíritu del aikido" (1987) Frases de Aikido


En virtud de la actividad sutil del ki, armonizamos la mente y el cuerpo y la relación entre el individuo y el universo. Cuando la actividad sutil del ki es malsana, el mundo cae en la confusión, y el universo, en el caos. La armonización de un ki mente - cuerpo unido con la actividad del universo es decisiva para el orden y la paz en el mundo. El Ki del universo y el Ki individual, El espíritu del aikido

Frases de "El espíritu del aikido" (1987) Frases de Ki


El sable japonés está compuesto por la hoja y la empuñadura, y, a su vez, la hoja se compone de filo, punta, parte posterior y shinogi (un acanalamiento longitudinal situado entre el filo y la parte posterior). Cada una de estas partes tiene una función ligeramente diferente en la lucha con sable, y, por consiguiente, cada una de ellas está hecha con materiales y métodos diferentes. Dominio de la mente y cultivo de la técnica, El espíritu del aikido

Frases de "El espíritu del aikido" (1987) Frases de Función


La austera simplicidad de la espada japonesa disimula sus muchas y buenas cualidades: la extraordinaria atención prestada a los detalles en la hoja y en la empuñadura, la impresión limpia y penetrante del corte, la suave sensación en las manos cuando el impacto del contacto se disipa naturalmente, el escaso daño que sufre su templado filo y la flexibilidad del conjunto, debida a la existencia de un núcleo de acero más blando. Dominio de la mente y cultivo de la técnica, El espíritu del aikido

Frases de "El espíritu del aikido" (1987) Frases de Espadas

Contexto histórico

Segunda Guerra Mundial

Autores relacionados

Morihei Ueshiba

Ocupación

Contadores públicos » Contadores públicos siglo XX » Contadores públicos de Japón

Maestros » Maestros siglo XX » Maestros de Japón

Kisshomaru Ueshiba

Frases de Kisshomaru Ueshiba

Frases de Kisshomaru Ueshiba: Contador, maestro y artista marcial japonés, hijo de Morihei Ueshiba y autor de "El espíritu del aikido" (1987).

Biografía Kisshomaru Ueshiba

Kisshomaru Ueshiba nace en Ayabe (prefectura de Kioto), siendo el tercer hijo del legendario Morihei Ueshiba (fundador del Aikido) y el único que sobrevivió a la Segunda guerra mundial (1939-1945) y a diversas enfermedades.

En 1937 comienza a entrenar con su padre, haciéndose cargo de la dirección del Kobukan Dojo en 1942 y recibiéndose de contador por la Universidad de Waseda en 1946.

Tras la rendición de Japón en agosto de 1945, Kisshomaru Ueshiba refuerza la idea de que el ejercicio del poder basado en el militarismo y el nacionalismo es un error y decide revivir al Aikido y democratiza su práctica.

Dadas las condiciones desfavorables, abandona Tokio para instalarse en Iwama durante tres años, donde entrena con su padre.

En 1967 Kisshomaru Ueshiba es nombrado presidente del Aikikai y en 1970 Aiki Doshu, siguiendo con el legado de su padre.

Su gran contribución a la disciplina fue la creación del primer currículo estándar para la difusión del arte mediante el sistema de grados Kyu-Dan dentro del Aikikai.

Kisshomaru Ueshiba muere en 1999 a los 77 años y es sucedido por su hijo Moriteru Ueshiba, nieto del fundador.

Libros destacados

  • El espíritu del aikido (1987)

Libros de Kisshomaru Ueshiba »

Enlaces

Síguenos en