Frases de Ken Follett

Le resultaba muy raro ser una extraña caminando por un lugar que había sido su hogar, ser una infiltrada donde en tiempos tuvo derecho a ir por donde quisiera. Las edificaciones de madera eran distintas. Las cuadras eran más grandes, la cocina había sido trasladada y había una nueva armería construida en piedra. Los pilares de la Tierra

Frases de "Los pilares de la Tierra" (1989) Frases de Madera


William aborrecía las iglesias. Eran viejas y sombrías, incluso con tiempo bueno, y en los rincones oscuros y los túneles bajos de las naves laterales siempre flotaba ese leve olor a pútrido. Y lo peor de todo era que las iglesias siempre le hacían pensar en los tormentos del infierno y a él le aterraba el infierno. Los pilares de la Tierra

Frases de "Los pilares de la Tierra" (1989) Frases de Infierno


Bajo la dirección de Priest, los hippies formaron terrazas en la falda de la colina, desviaron un arroyo para disponer de agua de riego y plantaron un viñedo. El tremendo esfuerzo que tuvo que hacer el equipo los convirtió en un grupo fuertemente cohesionado y el vino los capacitó para vivir sin tener que servirse de la mendicidad. En la boca del dragón

Frases de Viñedo


Al lanzarse los caballeros a la carga, los canteros se escurrieron entre las casas ardiendo. William se dio cuenta, bien a pesar suyo, de que se trataba de una táctica inteligente. Los caballeros los siguieron; pero a los canteros les resultaba más fácil esquivarlos por separado, y los caballos se apartaban de las viviendas en llamas. Los pilares de la Tierra

Frases de "Los pilares de la Tierra" (1989) Frases de Táctica


(...) Entonces, se produjo un cambio de marea en el otro lado. A la derecha, donde luchaban los hombres a caballo, dio la impresión de que el ejército del rey retrocedía. La retirada llegó a convertirse en descarada huida. Fueron muchos los hombres del rey que hicieron volver a sus caballos y empezaron a alejarse del campo de batalla. Los pilares de la Tierra

Frases de "Los pilares de la Tierra" (1989) Frases de Alejarse


Sin embargo persistía la idea de la catedral, y entre historia e historia de espías solía acudir a alguna de las soñolientas catedrales de las ciudades de Inglaterra, y me pasaba un par de días deambulando por la iglesia, intentando descifrar los secretos grabados en sus piedras. Una catedral rebosa de historias si uno sabe dónde buscar. Los pilares de la Tierra

Frases de "Los pilares de la Tierra" (1989) Frases de Catedral


Allí, oculta a los ojos extraños, han despejado la soleada falda de un monte, de cara al mediodía, y en ella crecen vides dispuestas en ordenadas hileras. Al recordar la belleza de aquel lugar se le parte el corazón. Hombres, mujeres y niños se desplazan lentamente por el viñedo, con los cinco sentidos puestos en el cuidado de las cepas. En la boca del dragón

Frases de Cinco sentidos


Mientras regresaba a pie a la ciudad de Shiloh, Priest se sorprendió a sí mismo pensando obsesivamente en el homicidio: en el modo en que la llave inglesa se hundió en la blanda masa encefálica de Mario, en la expresión del rostro del hombre, en la sangre goteando sobre el estribo. Aquello no era bueno. Debía mantenerse tranquilo y alerta. En la boca del dragón

Frases de Homicidio


Los edificios eran demasiado altos, los coches transitaban a velocidad excesiva y había demasiada gente. Tuvo que taparse los oídos cuando pasó un convoy de enormes camiones rusos. Todo le provocaba el asombro de lo nuevo: los edificios de apartamentos, las estudiantes de uniforme, las luces de las calles, los manteles, los ascensores y el sabor del vino. El valle de los leones

Frases de Ascensores


Hicieron el amor, hablaron en susurros de sus proyectos y volvieron a hacer el amor. Poco antes del amanecer, Mack se adormiló ligeramente. Lizzie, en cambio, permaneció despierta, contemplando las facciones de su rostro a la luz del fuego de la chimenea mientras pensaba en el viaje de espacio y tiempo que los había conducido desde High Glen hasta aquella cama. Un lugar llamado libertad

Frases de Susurros


Se aferró a ese jirón de esperanza. Sabía que le amaba. Eso no había cambiado. La misma noche anterior había hecho el amor de forma frenética, como alguien que saciara una sed terrible. Y después de que él quedara satisfecho había rodado encima de él, besándole con avidez, jadeando entre su barba mientras gozaba una y otra vez, hasta quedar tan exhausta de placer que no pudo seguir. Los pilares de la Tierra

Frases de "Los pilares de la Tierra" (1989) Frases de Hacer el amor


El día era cálido, pero en la catedral hacía frío. Aliena contempló durante largo tiempo las hileras de arcos, grandes a nivel del suelo, pequeños encima y medianos en la parte superior. El ritmo regular de la arcada, pilar, arco, pilar, producía una especie de satisfacción profunda. Justo frente a ella, en el muro este, había una bella ventana redonda. El sol, al salir, brillaría a través de la tracería durante los oficios matinales. Los pilares de la Tierra

Frases de "Los pilares de la Tierra" (1989) Frases de Catedral

Contexto histórico

Ateísmo Humanismo

Influencia en las frases de Ken Follett

Influencia a... [mostrar]

Autores relacionados

Carlos Ruiz Zafón Dan Brown John Grisham Stephen King

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Gales

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Gales

Ken Follett


Frases de Ken Follett: Escritor y novelista galés, autor de "Los pilares de la Tierra" (1989), "Un mundo sin fin" (2007), "La caída de los gigantes" (2010), "El Invierno del Mundo" (2012)" y "El umbral de la eternidad" (2014).

Nombres

SeudónimoBernard L. Ross, Martin Martinsen, Simon Myles, Zachary Stone

Biografía Ken Follett

Ken Follett nació en el seno de una familia cristiana muy devota de clase media, siendo el primer hijo de tres que tuvieron Martin Follett y Lavinia Veenie.

Tras terminar su educación inicial, en 1967 ingresó en la "University College of London", donde estudia filosofía y un año después contrajo matrimonio y tuvo su primer hijo.

Tras su graduación en 1970, Ken Follett se matriculó en un curso de periodismo y consiguió trabajo como reportero en el "South Wales Echo" de Cardiff (Gales) y tiempo después en el periódico "Evening Standard" de Londres (Inglaterra).

Tiempo después abandonó su trabajo como reportero para pasar a desempeñarse como subdirector de gestión de "Libros Everest" y paralelamente comenzó a escribir relatos en su tiempo libre.

En 1978 Ken Follett publica "La isla de las tormentas" y su popularidad creció tanto que renunció a su trabajo para dedicarse por entero a la literatura.

A finales de 1970 se involucró en las actividades del Partido Laborista, donde conoció a Daphne Barbara Hubbard, una militante de ese partido con quien se casaría tiempo después.

Tras una serie de obras de suspenso y espionaje, Ken Follett publica "Los pilares de la Tierra" (1989), una novela histórica ambientada en Inglaterra en la Edad Media (siglo XII) que se convierte en su libro más vendido.

Tiempo después aparecerían los libros "La caída de los gigantes" (2010), "El Invierno del Mundo" (2012)" y "El umbral de la eternidad" (2014) entre otros.

Libros destacados

  • Los pilares de la Tierra (1989)
  • Un mundo sin fin (2007)
  • La caída de los gigantes (2010)
  • El Invierno del Mundo (2012)
  • El umbral de la eternidad (2014)
  • La isla de las tormentas (1978)

Enlaces

Síguenos en