Frases de Katherine Neville

Llevarse simplemente mil millones de dólares es demasiado sencillo -me soltó nada más empezar-; cualquier hacker podría hacerlo. Para que sea interesante de verdad, creo que no deberíamos concretar la cantidad de dinero. - ¿Cómo determinaremos entonces quién ha resultado ganador? -quise saber. -Estableceremos un tiempo límite, tres meses o algo así, y añadiremos un poco más para planear los detalles. Luego cogeremos el dinero que hemos "tomado prestado"... ¡Y lo invertiremos! De este modo, el desafío de la especulación constituirá un aliciente añadido. La cuestión no será sólo quién roba más dinero, sino también quién hace un mejor uso del mismo. La sociedad limitada, Riesgo calculado

Frases de "Riesgo calculado" (1992) Frases de Especulación


Para mi decepción, el resto de la semana transcurrió sin más dificultades. No es que esperara una persecución automovilística ni otro alud para que me rescatara del aburrimiento. La rueda del caballero, El ocho

Frases de "El ocho" (1988) Frases de Decepción


Los idealistas que empiezan queriendo crear una civilización superior suelen acabar convenciéndose de que tienen que mejorar las culturas y las sociedades. Y de forma invariable, la cosa termina como está mandado, separando el grano de la paja a través de la genética, de la eugenesia, sea lo que sea, para crear una raza mejor de seres humanos. Análisis posicional, El ocho

Frases de "El ocho" (1988) Frases de Idealista


Un mundo perfecto en la cima de una montaña, el retorno a la edad dorada... El siglo pasado, todo el mundo buscaba ese tipo de cosas, y muchos lo siguen haciendo hoy en día. Pero como también dije, la vida no es sencilla ni tampoco en blanco y negro. El octavo cuadrado, El ocho

Frases de "El ocho" (1988) Frases de Cima


Ninguna civilización en la historia, por muy poderosa que fuera, había logrado sobrevivir largo tiempo sin un buen sistema de cañerías decentes. Roma controlaba la mitad del mundo con los acueductos, agua y sistemas de residuos. Cuando gandhi quiso liberar a la india de los británicos, lo primero que hizo fue poner a todo el mundo de rodillas para limpiar los inodoros. La isla, El ocho

Frases de "El ocho" (1988) Frases de Desagüe


La espada es un sable medieval, no es ni mucho menos un arma hebrea o romana. Y la lanza que tenemos aquí delante no es más que una reproducción. También se han escrito muchos libros sobre el tema. Todo el mundo la codiciaba, hasta el propio Adolf Hitler, por los poderes misteriosos que poseía. Se sabe que Hitler se llevó la espada auténtica de Longino a Nuremberg, junto con otros tesoros similares que había reunido, y encargó que se hicieran reproduciones de todos ellos; esas copias son las que vemos ahora. Desde entonces, todo el que siente interés por el poder o la gloria busca los originales, incluidos los Windsor durante su largo exilio y el general americano George Patton, que estudió esta parte de la historia antigua y que puso el castillo de Nuremberg patas arriba para encontrarlos en cuanto llegó al final de la guerra. Pero los objetos auténticos habían desaparecido. Análisis posicional, El ocho

Frases de "El ocho" (1988) Frases de Espadas


(...) Detectó un potencial enorme para él en esa situación. Con rapidez y sin piedad, decidió matar dos pájaros de un tiro. El silencio antes de la tormenta, El ocho

Frases de "El ocho" (1988) Frases de Potencial


Para mí siempre ha sido un misterio por qué el viejo y pomposo fantasma es incapaz de permanecer en su tumba -comentó Voltaire exasperado-. En mi condición de ateo, me resulta muy desagradable que un cura muerto siga flotando y aconsejando a los jóvenes que visiten mi cabecera. Siempre distingo a sus enviados por esa inclinación babeante y metafísica de la boca, por el vano deambular de sus ojos, como los vuestros... ¡Si en Ferney el tráfago de visitantes era denso, aquí, en París, es una verdadera avalancha! Fianchetto, El ocho

Frases de "El ocho" (1988) Frases de Metafísica


La carrera de Alejandro fue breve, pero los dados del oráculo habían sido echados antes de su nacimiento. En trece años y muchas campañas conquistó la mayoría del mundo conocido. Luego, a los treinta y tres años, falleció en Babilonia. Debido a que su vasto imperio, conseguido a base de esfuerzo, se desmanteló inmediatamente tras su muerte. El sonido del desierto, El ocho

Frases de "El ocho" (1988) Frases de Imperio


Pero como sucede con todo final, implicaba también un principio. En este caso estuvo marcado por el inicio de una guerra terrorista y de guerrilla, campos de concentración y prácticas de genocidio: el albor de una brillante nueva era, que tenemos que agradecer a los bóers, si bien los ingleses pronto se pusieron al mismo nivel, con muchas contribuciones nefastas de su propia cosecha. El tiovivo, El círculo mágico

Frases de "El círculo mágico" (1998) Frases de Campo de concentración


Al llegar a las montañas cercanas al río Eufrates, lo primero que vio fue a una hermosa pastora que llevaba las ovejas a un pozo, y se enamoró de ella. Brigantium: verano del año 34 d.C., El círculo mágico

Frases de "El círculo mágico" (1998) Frases de Pastor


Conocí a Earnest Behn durante muchos años. Era un hombre muy atractivo y rico. Vino al norte de Idaho mucho antes de la guerra para comprar propiedades mineras, veinte mil hectáreas al norte de Lapwai, que contenían muchas montañas sin explotar y grutas llenas de recursos minerales, un gran pedazo de la Madre Tierra. Con la guerra se hizo mucho más rico, por supuesto. Urano, El círculo mágico

Frases de "El círculo mágico" (1998) Frases de Madre tierra

Influencia en las frases de Katherine Neville

Autores relacionados

Carlos Ruiz Zafón Ildefonso Falcones Ken Follett Matilde Asensi

Ocupación

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Estados Unidos

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Estados Unidos

Fotógrafos » Fotógrafos siglo XX » Fotógrafos de Estados Unidos

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Estados Unidos

Katherine Neville

Frases de Katherine Neville

Frases de Katherine Neville: Escritora, novelista, ensayista y fotógrafa estadounidense, autora de "El ocho" (1988), "Riesgo calculado" (1992), "El círculo mágico" (1998) y "El fuego" (2008).

Biografía Katherine Neville

Katherine Neville nace en San Luis (Misuri), donde transcurre su infancia y adolescencia, para luego mudarse a Nueva York y estudiar informática.

Durante varios años ocupa el cargo de vicepresidenta para el Banco de América, y luego se desempaña como asesora técnica de instalaciones informáticas tanto para gobiernos como empresas privadas como IBM y Deutsche Bundesbank.

Paralelamente Katherine Neville trabaja en el ámbito de los transportes y en el de energía, además de ser fotógrafa comercial, modelo y pintora.

A finales de la década de 1980 se convierte en escritora, debutando con el libro "El ocho", un libro de intrigas protagonizado por la heroína Catherine Velis.

Katherine Neville publica tiempo después "Riesgo calculado" (1992), "El círculo mágico" (1998) y "El fuego" (2008).

Libros destacados

  • El ocho (1988)
  • Riesgo calculado (1992)
  • El fuego (2008)
  • El círculo mágico (1998)

Libros de Katherine Neville »

Enlaces

Síguenos en