Frases de Julio Cortázar

Y no que esté mal si las cosas nos encuentran otra vez cada día y son las mismas. Manual de instrucciones, Historias de Cronopios y de Famas

"Historias de Cronopios y de Famas" (1962) Frases de "Historias de Cronopios y de Famas" (1962) Frases de Vida cotidiana


Cuando de mañana se lavan la cara, les acaricio las mejillas, les lamo la nariz y me voy, vagamente seguro de haber hecho bien. Discurso del oso, Historias de Cronopios y de Famas

"Historias de Cronopios y de Famas" (1962) Frases de "Historias de Cronopios y de Famas" (1962) Frases de Caricia


Mi secretaria lloraba, leyendo el decreto por el cual me dejaban cesante. Para consolarme decidí abstraer sus lágrimas, y por un rato me deleité con esas diminutas fuentes cristalinas que nacían en el aire y se aplastaban en los biblioratos, el secante y el boletín oficial. La vida está llena de hermosuras así. Posibilidades de la abstracción, Historias de Cronopios y de Famas

"Historias de Cronopios y de Famas" (1962) Frases de "Historias de Cronopios y de Famas" (1962) Frases de Deleite


Los cronopios no tienen casi nunca hijos, pero si los tienen pierden la cabeza y ocurren cosas extraordinarias. Por ejemplo, un cronopio tiene un hijo, y en seguida lo invade la maravilla y está seguro de que su hijo es el pararrayos de la hermosura y que por su venas corre la química completa con aquí y allá islas llenas de bellas artes y poesía y urbanismo. Entonces este cronopio no puede ver a su hijo sin inclinarse profundamente ante él y decirle palabras de respetuoso homenaje. Educación de príncipe, Historias de Cronopios y de Famas

"Historias de Cronopios y de Famas" (1962) Frases de "Historias de Cronopios y de Famas" (1962) Frases de Cronopios


Un cronopio se recibe de médico y abre un consultorio en la calle Santiago del Estero. En seguida viene un enfermo y le cuenta cómo hay cosas que le duelen y cómo de noche no duerme y de día no come. -Compre un gran ramo de rosas -dice el cronopio. El enfermo se retira sorprendido, pero compra el ramo y se cura instantáneamente. Lleno de gratitud acude al cronopio, y además de pagarle le obsequia, fino testimonio, un hermoso ramo de rosas. Apenas se ha ido el cronopio cae enfermo, le duele por todos lados, de noche no duerme y de día no come. Terapias, Historias de Cronopios y de Famas

"Historias de Cronopios y de Famas" (1962) Frases de "Historias de Cronopios y de Famas" (1962) Frases de Enfermo

Contexto histórico

Ateísmo Comunismo Realismo mágico Revista Sur Surrealismo

Influencia en las frases de Julio Cortázar

Autores relacionados

Carlos Fuentes Gabriel García Márquez Juan Rulfo Mario Benedetti Mario Vargas Llosa

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Argentina

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Argentina

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Argentina

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Argentina

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Argentina

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Argentina

Traductores » Traductores siglo XX » Traductores de Argentina

Julio Cortázar

Frases de Julio Cortázar

Frases de Julio Cortázar: Escritor, novelista, poeta, dramaturgo, ensayista, traductor y profesor argentino, autor de "Bestiario" (1951), "Historias de Cronopios y de Famas" (1962), "Rayuela" (1963), "Todos los fuegos el fuego" (1966) y "62/Modelo para armar" (1968).

Nombres

RealJulio Florencio Cortázar Descotte
SeudónimoJulio Denis

Biografía Julio Cortázar

Julio Cortázar nace en la embajada de Argentina en Ixelles (Bélgica), para trasladarse luego junto a su familia a Suiza, España y Argentina (1918).

En 1932 se recibe de maestro y de profesor en 1935, trabajando tiempo después como docente en varias escuelas.

En 1951 Julio Cortázar obtiene una beca para realizar estudios en París (Francia) y paralelamente comienza a trabajar como traductor de la UNESCO.

En 1963 viaja a Cuba, donde afianza su compromiso político y social con América Latina y tiempo a Chile, donde se solidariza con el gobierno de Salvador Allende.

En 1981 Julio Cortázar sufre una hemorragia gástrica y su salud se deteriora, aunque no deja nunca de escribir.

François Mitterrand, presidente de Francia (1981-1995), le otorga en 1983 la nacionalidad francesa y muere un año después a causa de una leucemia.

Destacan de la extensa obra de Julio Cortázar "Bestiario" (1951), "Historias de Cronopios y de Famas" (1962), "Rayuela" (1963), "Todos los fuegos el fuego" (1966) y "62/Modelo para armar" (1968).

Libros destacados

Libros de Julio Cortázar »

Enlaces

Síguenos en