Frases de Julian Barnes

Después de los cuarenta años, sólo hay una palabra que resuma el fundamento de la vida: renuncia. La mesa limón

Frases de "La mesa limón" (2004) Frases de Renuncia


Era lo que pasaba con las estrellas de cine, que se las apañaban para no envejecer al ritmo normal. Tampoco tenía que ver con la cirugía. De algún modo seguían teniendo la misma edad que tenían cuando las viste por primera vez. Ni siquiera te lo creías del todo cuando empezaban a interpretar a personajes más maduros; seguías viéndolos jóvenes, aunque actuasen en papeles de viejos, y a menudo no eran muy convincentes. La mesa limón

Frases de "La mesa limón" (2004) Frases de Celebridad


Una de las cosas que había aprendido en la vida y en la que esperaba poder apoyarse, era que un dolor más grande disipa otro menor. Una tensión muscular desaparece ante un dolor de muelas, y un dolor de muelas ante un dedo aplastado. La mesa limón

Frases de "La mesa limón" (2004) Frases de Grande


En mi familia no nos damos abrazos ni palmadas en la espalda, no nos gustan los sentimentalismos. Ritos de iniciación: para éstos nos mandan el certificado por correo. La mesa limón

Frases de "La mesa limón" (2004) Frases de Ritual


La progresión natural de la vida humana va del optimismo al pesimismo, y un sentido de la ironía ayuda a atenuar el pesimismo, ayuda a producir equilibrio, armonía. El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Armonía


En lo sucesivo sólo habría dos clases de compositores: los que estaban vivos y asustados y los que estaban muertos. El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Compositor


¿La ironía podía proteger su música? En la medida en que la música seguía siendo un lenguaje secreto que te permitía pasar de contrabando cosas más allá de los oídos a los que no iban destinadas. El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Importancia de la música


El sarcasmo era peligroso para quien lo usara, identificable como el lenguaje del saboteador y el destructivo. Pero la ironía -quizá, a veces, eso esperaba- podía facultarnos para preservar lo que valoramos, incluso cuando el ruido del tiempo se volvía tan fuerte que rompía cristales. El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Ironía


El arte pertenece a todo el mundo y a nadie. El arte pertenece a todas las épocas y a ninguna. El arte pertenece a quienes lo crean y a quienes lo disfrutan. El arte no pertenece más al pueblo y al Partido de lo que perteneció en otro tiempo a la aristocracia y a los mecenas. El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Mecenas


El arte es el susurro de la historia que se oye por encima del ruido del tiempo. El arte no existe por amor al arte: existe por el bien de la gente. Pero ¿Qué gente, y quién la define? El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Propaganda


Pero no era fácil ser un cobarde. Ser un héroe era mucho más fácil que ser un cobarde. Para ser un héroe sólo tenías que ser valiente un momento: cuando sacabas la pistola, lanzabas la bomba, apretabas el detonador, matabas al tirano y también a ti con él. Pero ser un cobarde era embarcarse en una carrera que duraba toda la vida. Nunca podías relajarte. Tenías que prever la próxima vez que tendrías que disculparte, titubear, achantarte, volver a familiarizarte con el sabor de las botas de caucho y el estado de tu propio personaje caído, abyecto. Ser un cobarde requería obstinación, perseverancia, una negativa a cambiar, lo cual, en cierto modo, constituía una especie de valentía. El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Cobarde


Si le dabas la espalda a la ironía, cuajaba en sarcasmo. ¿Y para qué servía entonces? El sarcasmo era la ironía que había perdido el alma. El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Sarcasmo

Influencias

Autores relacionados

Gustave Flaubert Ian Mcewan Kazuo Ishiguro Paul Auster

Ocupación

Críticos » Críticos siglo XX » Críticos de Inglaterra

Editores » Editores siglo XX » Editores de Inglaterra

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Inglaterra

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Inglaterra

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Inglaterra

Julian Barnes


Escritor, novelista, ensayista, editor y crítico inglés, autor de "El loro de Flaubert" (1984), "Hablando del asunto" (1991), "Inglaterra, Inglaterra" (1998), "Nada que temer" (2008) y "El sentido de un final" (2011).

Nombres

RealJulian Patrick Barnes
SeudónimoDan Kavanagh, Edward Pygge, Fat Jeff, PC49, Waugh-lilke Basil Seal

Biografía Julian Barnes

Julian Barnes nace en Leicester, de padres profesores de francés, y seis meses después la familia se traslada a los suburbios de Londres.

Entre 1957 y 1964 estudia en la "Escuela Ciudad de Londres" y luego en el Colegio Magdalen (Oxford), donde estudia Lenguas Modernas.

Tiempo después Julian Barnes trabaja como lexicógrafo para el "Diccionario Inglés de Oxford" y posteriormente se desempeña como editor literario y crítico cinematográfico, al tiempo que escritor.

Entre sus libros destacan "El loro de Flaubert" (1984), "Arthur & George" (2005), "Nada que temer" (2008), "El sentido de un final" (2011) y "El ruido del tiempo" (2016).

Libros destacados

  • El loro de Flaubert (1984)
  • Hablando del asunto (1991)
  • Inglaterra, Inglaterra (1998)
  • Nada que temer (2008)
  • El sentido de un final (2011)
  • Amor, etcétera (2000)

Enlaces

Síguenos en