Frases de Julian Barnes

Cuando decir la verdad se volvía imposible -porque conducía a una muerte inmediata- había que disfrazarla. En la música popular judía, la desesperación se disfraza de danza. Y, por ende, el disfraz de la verdad era la ironía. El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Disfraz


Sí, es una revolución maravillosa, por supuesto. Y una gran mejora de lo que había antes. Es en verdad un logro inmenso. Pero de cuando en cuando me pregunto... Podría estar totalmente equivocado, desde luego, pero ¿Era absolutamente necesario fusilar a todos esos ingenieros, generales, científicos, musicólogos? ¿Enviar a los campos a millones de personas para utilizarlas como esclavos y explotarlas hasta la muerte, infundir terror a todo el mundo, arrancar falsas confesiones en nombre de la Revolución? ¿Implantar un sistema en que, incluso estando al margen, centenares de hombres aguardan cada noche a que los saquen a rastras de la cama y los lleven a la Casa Grande o a la Lubianka para ser torturados y obligados a firmar con su nombre burdas mentiras y a recibir luego un tiro en la nuca? El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Terrorismo de estado


"Los forjadores del alma humana". Había dos problemas principales. El primero era que mucha gente no quería que nadie le forjara el alma, muchísimas gracias. Se contentaban con que la dejaran como estaba cuando vinieron al mundo; y cuando intentabas guiarles, se resistían. Ven a este concierto al aire libre, camarada. Oh, de verdad pensamos que deberías asistir. Sí, claro que es voluntario, pero podría ser un error que no te dejases ver... Y el segundo problema que entrañaba la forja del alma humana era más básico. Era el siguiente: ¿Quién forja a los forjadores? El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Coerción


-Soy un gusano comparado con Su Excelencia. Soy un gusano. -Sí, exactamente, es un gusano, en efecto. Y es bueno que ahora parece poseer un sano sentido de la autocrítica. El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Autocrítica


(...) Una persona podía creer verdaderamente en los derechos de otra; en su derecho al amor libre. Pero sí, entre el principio y su realización muchas veces había cierta angustia. El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Derecho


Si te salvabas quizá salvaras también a los que te rodeaban, a los seres que amabas. Y puesto que harías cualquier cosa en el mundo para salvar a los que amabas, hacías cualquier cosa en el mundo para salvarte. Y como no había elección, tampoco existía la posibilidad de evitar la corrupción moral. El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Corrupción


La música es inmortal, siempre perdurará y siempre será necesaria, la música puede decir cualquier cosa, la música... El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Origen de la música


En la guerra, en aquellos trenes lentos, infestados de tifus, entre Kuibyshev y Moscú, llevaba amuletos de ajo alrededor de las muñecas y el cuello; le habían ayudado a sobrevivir. Pero ahora tenía que llevarlos permanentemente: no contra el tifus sino contra el Poder, contra los enemigos, contra los hipócritas y hasta contra los amigos bienintencionados. El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Estado totalitario


La música escapa a las palabras; es su propósito y su majestad. El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Importancia de la música


Ser ruso era ser pesimista; ser soviético era ser optimista. Por eso la expresión "Rusia soviética" era contradictoria. El Poder nunca lo había comprendido. Pensaba que si exterminabas a una parte suficiente de la población e imponías al resto una dieta de propaganda y terror, brotaría el optimismo. El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Moscú


(...) Los directores de este tipo gritaban y maldecían a las orquestas, montaban escenas, amenazaban con despedir al clarinete principal por llegar tarde. Y la orquesta, obligada a aguantarlo, replicaba contando cosas a espaldas del director, historias que lo definían como un "auténtico personaje". Después llegaban a creer lo que creía este emperador de la batuta: que sólo tocaban bien porque los estaban azotando. Se apelotonaban en un rebaño masoquista, de vez en cuando soltaban un comentario irónico entre sí, pero esencialmente admiraban a su guía por su nobleza y su idealismo, por la meta que se había propuesto y su capacidad de visión, más amplia que la de quienes se limitaban a raspar y soplar delante de sus atriles. Por muy áspero que pudiese ser por necesidad cada cierto tiempo, el maestro era un gran dirigente al que debían seguir. Ahora, ¿Quién continuaría negando que una orquesta era un microcosmos de la sociedad? El ruido del tiempo

Frases de "El ruido del tiempo" (2016) Frases de Orquesta


Puede que el amor sea esencial porque es innecesario. Una historia del mundo en 10 capítulos y medio

Frases de Esencial

Influencias

Autores relacionados

Gustave Flaubert Ian Mcewan Kazuo Ishiguro Paul Auster

Ocupación

Críticos » Críticos siglo XX » Críticos de Inglaterra

Editores » Editores siglo XX » Editores de Inglaterra

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Inglaterra

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Inglaterra

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Inglaterra

Julian Barnes


Escritor, novelista, ensayista, editor y crítico inglés, autor de "El loro de Flaubert" (1984), "Hablando del asunto" (1991), "Inglaterra, Inglaterra" (1998), "Nada que temer" (2008) y "El sentido de un final" (2011).

Nombres

RealJulian Patrick Barnes
SeudónimoDan Kavanagh, Edward Pygge, Fat Jeff, PC49, Waugh-lilke Basil Seal

Biografía Julian Barnes

Julian Barnes nace en Leicester, de padres profesores de francés, y seis meses después la familia se traslada a los suburbios de Londres.

Entre 1957 y 1964 estudia en la "Escuela Ciudad de Londres" y luego en el Colegio Magdalen (Oxford), donde estudia Lenguas Modernas.

Tiempo después Julian Barnes trabaja como lexicógrafo para el "Diccionario Inglés de Oxford" y posteriormente se desempeña como editor literario y crítico cinematográfico, al tiempo que escritor.

Entre sus libros destacan "El loro de Flaubert" (1984), "Arthur & George" (2005), "Nada que temer" (2008), "El sentido de un final" (2011) y "El ruido del tiempo" (2016).

Libros destacados

  • El loro de Flaubert (1984)
  • Hablando del asunto (1991)
  • Inglaterra, Inglaterra (1998)
  • Nada que temer (2008)
  • El sentido de un final (2011)
  • Amor, etcétera (2000)

Enlaces

Síguenos en