Frases de Juan XXIII


Ahora reconocemos que nuestros ojos han permanecido ciegos durante muchísimos años, de manera que no hemos visto la belleza de tu pueblo elegido y no hemos reconocido en su rostro los rasgos de nuestro hermano primogénito. Distinguimos ahora la señal de Caín en nuestra frente. Durante siglos Abel permaneció postrado entre la sangre y las lágrimas, porque habíamos olvidado tu amor. Perdónanos la maldición que injustamente hicimos caer sobre el nombre de los judíos; perdónanos porque al maldecirlos a ellos te hemos crucificado por segunda vez, porque no sabíamos lo que hacíamos.

Frases de Sangre

La familia es la primera célula esencial de la sociedad humana.

Frases de Familia

Si Dios creó sombras es para destacar mejor la luz.

Frases de Sombra

Contexto histórico

Primera Guerra Mundial - Segunda Guerra Mundial

Relacionados con Juan XXIII

Jorge Bergoglio - Juan Pablo II

Ocupación

Religiosos » Religiosos siglo XIX » Religiosos de Italia

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Italia

Juan XXIII

Biografía de Juan XXIII

Nace: 25 de noviembre de 1881 - Sotto il Monte, Bérgamo, Italia

Muere: 3 de junio de 1963 - Ciudad del Vaticano, Vaticano

Escritor, religioso y Pontífice italiano (1958-1963), beatificado por el Papa Juan Pablo II durante el Jubileo del año 2000.

Juan XXIII es el tercer hijo de los once que tuvieron Giambattista Roncalli y Mariana Mazzola, campesinos humildes de Sotto il Monte.

En 1892 ingresa en el seminario de Bérgamo, y tiempo después pasa al seminario mayor de San Apollinaire (1901).

En 1904 Juan XXIII es ordenado sacerdote, un año después se gradúa como doctor en Teología y monseñor Radini Tedeschi lo nombra su secretario cuando es designado obispo de Bérgamo por el papa Pío X.

Participa como sargento de sanidad y teniente capellán del hospital militar de Bérgamo, tras el estallido de la Primera Guerra Mundial (1914-1918).

Durante la Segunda Guerra Mundial (1938-1945) se mantuvo firme en su puesto de delegado apostólico, y tras su finalización es nombrado nuncio en París por el papa Pío XII.

En 1958 Juan XXIII es nombrado papa tras la muerte de Pío XII y su pontificado abrió nuevas perspectivas a la vida de la Iglesia y, aunque no se dieron cambios radicales en la estructura eclesiástica, promovió una renovación profunda de las ideas y las actitudes.

Tiempo después aparecen las encíclicas "Madre y maestra" (1961) y "Paz en la tierra" (1963), que suponen una revolución copernicana en la visión católica de los problemas temporales.

Obras destacadas

  • Madre y maestra (1961)
  • Paz en la tierra (1963)
  • Diario del alma (1962)

Enlaces