Frases de Joseph Joubert

La naturaleza bien ordenada, contemplada por un hombre bien ordenado; he ahí lo poéticamente bello.

Frases de Naturaleza


La admiración es un alivio para la atención, un término que ésta se prescribe para su placer y reposo.

Frases de Admiración


Las buenas poesías épicas, dramáticas, líricas, no son otra cosa que los sueños de un hombre despierto.

Frases de Lírica


En literatura, el gusto, las reglas, el género, la belleza, son invariables por esencia, como la moral.

Frases de Género


No basta el gusto para apreciar bien las obras de arte; es necesario el juicio, y un juicio ejercitado.

Frases de Juicio


La razón puede advertirnos sobre lo que conviene evitar; sólo el corazón nos dice lo que es preciso hacer.

Frases de Preciso


Hay que entrar en las ideas de los otros si se quiere sacar provecho de las conversaciones y de los libros.

Frases de Provecho


Las cosas que demandan más atención de la que uno les otorga comúnmente cuando las dice deben ser escritas.

Frases de Atención


No es necesario que haya amor en un libro para que nos encante, pero sí es necesario que haya mucha ternura.

Frases de Ternura


Muchos van hacia la verdad por los caminos de la poesía. Yo llego a la poesía, por los caminos de la verdad.

Frases de Caminos


Si no hay arrebato, si no hay hechizo, o, mejor, si no hay cierto embelesamiento, no es posible hablar de genio.

Frases de Arrebato


Todos nuestros instantes de luz son instantes de dicha. Cuando hay claridad en nuestro espíritu, hace buen tiempo.

Frases de Claridad

Influencia en las frases de Joseph Joubert

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XVIII » Escritores de Francia

Profesores » Profesores siglo XVIII » Profesores de Francia

Joseph Joubert

Frases de Joseph Joubert

Frases de Joseph Joubert: Moralista, profesor y escritor francés cuya obra se publicó en forma póstuma y adoptó la forma de aforismos y pensamientos.

Biografía Joseph Joubert

Joseph Joubert se crió en su pueblo natal y cumplidos los quince año se trasladó a Toulouse para estudiar en el colegio de los padres doctrinarios, donde posteriormente fue profesor hasta 1776.

En 1778 se mudo a París, y pasó el resto de su vida alternando su lugar de residencia entre la comuna campestre de Montignac y la ciudad de París.

En tiempos de Napoleón, a instancias de su amigo y administrador de la universidad Louis de Fontanes, fue nombrado Inspector General de la Universidad.

Cuando Joseph Joubert falleció, su viuda le confió sus manuscritos a François-René de Chateaubriand, quien realizó una selección y los publicó en 1838 con el nombre "Colección de Pensamientos del Joseph Joubert".

Libros destacados

  • Colección de Pensamientos del Joseph Joubert (1838)
  • Pensamientos, ensayos y correspondencia de Joseph Joubert (1850)

Enlaces

Síguenos en