Frases de Joseph Conrad

El mar nunca ha sido amigable para el hombre. Siempre ha sido cómplice de la inquietud humana.

Frases de Mar


No me gusta el trabajo, a nadie le gusta, pero sí lo que hay en él: la ocasión de encontrarte a ti mismo. El corazón de las tinieblas

Frases de "El corazón de las tinieblas" (1899) Frases de Trabajo duro


Ningún temor puede competir con el hambre, no existe paciencia capaz de acabar con ella, la repugnancia simplemente no existe allí donde hay hambre, y por lo que se refiere a la superstición, las creencias y lo que ustedes podrían llamar principios no son más que hojas muertas que se lleva el viento. El corazón de las tinieblas

Frases de "El corazón de las tinieblas" (1899) Frases de Competir


Hay un toque de mortalidad, un sabor a muerte en las mentiras (justo lo que más odio y detesto del mundo), lo que intento olvidar. El corazón de las tinieblas

Frases de "El corazón de las tinieblas" (1899) Frases de Mortalidad


Esa fuerza no es más que un accidente, resultado tan solo de la debilidad de los otros. El corazón de las tinieblas

Frases de "El corazón de las tinieblas" (1899) Frases de Accidente


Es imposible comunicar la sensación de vida de una época determinada de la propia existencia, lo que constituye su verdad, su sentido, su sutil y penetrante esencia. El corazón de las tinieblas

Frases de "El corazón de las tinieblas" (1899) Frases de Época


La marea fluye y refluye en su constante servicio, ahíta de recuerdos de hombres y de barcos que ha llevado hacia el reposo del hogar o hacia batallas marítimas. El corazón de las tinieblas

Frases de "El corazón de las tinieblas" (1899) Frases de Marea


Producía una sensación de inquietud. ¡Eso era! Inquietud. No una desconfianza definida, sólo inquietud... El corazón de las tinieblas

Frases de "El corazón de las tinieblas" (1899) Frases de Inquietud


¡Es curiosa la vida... ese misterioso arreglo de lógica implacable con propósitos fútiles! Lo más que de ella se puede esperar es cierto conocimiento de uno mismo... que llega demasiado tarde... una cosecha de inextinguibles remordimientos. El corazón de las tinieblas

Frases de "El corazón de las tinieblas" (1899) Frases de Implacable


Es extraordinario comprobar cuán lejos de la realidad pueden situarse las mujeres. Viven en un mundo propio, y nunca ha existido ni podrá existir nada semejante. Es demasiado hermoso; si hubiera que ponerlo en pie se derrumbaría antes del primer crepúsculo. El corazón de las tinieblas

Frases de "El corazón de las tinieblas" (1899) Frases de Extraordinario


Indudablemente es más fácil enfrentarse con la desgracia, con el deshonor, con la perdición del alma, que con el hambre prolongada. El corazón de las tinieblas

Frases de "El corazón de las tinieblas" (1899) Frases de Pobreza


Su aspecto era indudablemente el de un maniquí de peluquería, pero en la inmensa desmoralización de aquellos territorios, conseguía mantener esa apariencia. Eso era firmeza. El corazón de las tinieblas

Frases de "El corazón de las tinieblas" (1899) Frases de Firmeza

Influencias

Autores relacionados

Charles Dickens Charlotte Brontë Edith Wharton Herbert George Wells Herman Melville

Joseph Conrad

Joseph Conrad

Escritor y novelista polaco nacionalizado inglés, autor de "El negro del Narciso" (1897), "El corazón de las tinieblas" (1899), "Lord Jim" (1900), "Nostromo" (1904) y "El agente secreto" (1907).

Nombres

RealJózef Teodor Konrad Korzeniowski

Libros destacados

  • El corazón de las tinieblas (1899)
  • Nostromo (1904)
  • El agente secreto (1907)
  • La locura de Almayer (1895)
  • El negro del Narciso (1897)
  • Lord Jim (1900)

Enlaces

Ocupación

Novelistas » Novelistas siglo XIX » Novelistas de Polonia

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Polonia

Síguenos