Frases de José Saramago


No busques trabajo: escribe.

Frases de Escribir

La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva.

Frases de Derrota

Las tres enfermedades del hombre actual son la incomunicación, la revolución tecnológica y su vida centrada en su triunfo personal.

Frases de Actual

Soy un comunista hormonal.

Frases de Comunista

El poder lo contamina todo, es tóxico. Es posible mantener la pureza de los principios mientras estás alejado del poder. Pero necesitamos llegar al poder para poner en práctica nuestras convicciones. Y ahí la cosa se derrumba, cuando nuestras convicciones se enturbian con la suciedad del poder.

Frases de Pureza

¿Qué clase de mundo es éste que puede mandar máquinas a marte y no hace nada para detener el asesinato de un ser humano?

Frases de Asesinato

Es un bosque que navega y se balancea sobre las olas, un bosque en donde, sin saberse cómo, comenzaron a cantar pájaros, debían de estar escondidos por ahí y de repente decidieron salir a la luz, tal vez porque la cosecha ya esté madura y es la hora de la siega...

Frases de Bosque

Ahora, no hay duda de que la búsqueda incondicional del triunfo personal implica la soledad profunda. Esa soledad del agua que no se mueve.

Frases de Triunfo

El nombre que tenemos sustituye lo que somos: no sabemos nada del otro.

Frases de Nombre

Dentro de nosotros existe algo que no tiene nombre y eso es lo que realmente somos.

Frases de Nombre

No creo en dios y no me hace ninguna falta. Por lo menos estoy a salvo de ser intolerante. Los ateos somos las personas más tolerantes del mundo. Un creyente fácilmente pasa a la intolerancia. En ningún momento de la historia, en ningún lugar del planeta, las religiones han servido para que los seres humanos se acerquen unos a los otros. Por el contrario, sólo han servido para separar, para quemar, para torturar. No creo en dios, no lo necesito y además soy buena persona.

Frases de Ateo

No he sentido jamás la necesidad de un triunfo, la necesidad de tener una carrera, la necesidad de ser reconocido, la necesidad de ser aplaudido, no lo he sentido jamás en mi vida. No he hecho en cada momento nada más que lo que tenía que hacer y las consecuencias han sido éstas, podrían haber sido otras.

Frases de Consecuencias

Contexto histórico

Ateísmo - Comunismo - Premio Nobel de Literatura - Revolución de los Claveles

Influencias José Saramago

Relacionados con José Saramago

Fernando Meirelles - Fernando Pessoa - Gabriel García Márquez - Luís de Camões - Mario Vargas Llosa

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Portugal

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Portugal

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Portugal

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Portugal

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Portugal

Traductores » Traductores siglo XX » Traductores de Portugal

José Saramago

Biografía de José Saramago

Nace: 16 de noviembre de 1922 - Azinhaga, Ribatejo, Portugal

Muere: 18 de junio de 2010 - Tías, Lanzarote, España

Escritor, novelista, poeta, dramaturgo, traductor y periodista portugués, autor de "Alzado del suelo" (1980), "El Evangelio según Jesucristo" (1991), "Ensayo sobre la ceguera" (1995), "El hombre duplicado" (2002) y "Las intermitencias de la muerte" (2005).

José Saramago nace en el seno de una familia humilde, de padres campesinos José de Sousa y Maria da Piedade.

En 1925 la familia se traslada a Lisboa, tras un breve paso por Argentina, donde su padre comenzó a trabajar de policía.

Terminada su educación primaria, José Saramago ingresa en una escuela industrial en 1934, abandonando los estudios tiempo después por problemas económicos y trabajando en diferentes lugares.

Durante la dictadura de Antonio Salazar (1932-1968), José Saramago es censurado y perseguido y se dedica a traducir obras para una editorial.

En 1974 participa de la "Revolución de los Claveles", que provocó la caída de la dictadura salazarista y permitió que Portugal se convirtiera en un estado de derecho democrático.

Durante la década de 1980 José Saramago publica, entre otras obras, "Alzado del suelo" (1980), "Memorial del convento" (1982), "El año de la muerte de Ricardo Reis" (1984) y "La balsa de piedra" (1986).

En 1998 se le otorgó el Premio Nobel de Literatura, siendo el primer escritor de lengua portuguesa en ganar este premio.

Otras obras destacadas de José Saramago son "El Evangelio según Jesucristo" (1991), "Ensayo sobre la ceguera" (1995), "El hombre duplicado" (2002), "Las intermitencias de la muerte" (2005) y "Las pequeñas memorias" (2006).

Obras destacadas

  • Alzado del suelo (1980)
  • Ensayo sobre la ceguera (1995)
  • El hombre duplicado (2002)
  • Las intermitencias de la muerte (2005)
  • Memorial del convento (1982)
  • El año de la muerte de Ricardo Reis (1984)

Enlaces