Frases de José Ingenieros


La imaginación es madre de toda originalidad.

Frases de Originalidad

Es un gran signo de mediocridad dijo Leibniz elogiar siempre moderadamente.

Frases de Mediocridad

En la utopía de ayer, se incubó la realidad de hoy, así como en la utopía de mañana palpitarán nuevas realidades.

Frases de Utopía

Las personas debemos el progreso a los insatisfechos.

Frases de Progreso

La rutina es el hábito de renunciar a pensar.

Frases de Rutina

No se nace joven, hay que adquirir la juventud. Y sin un ideal, no se adquiere.

Frases de Joven

El amor a la propia patria debe reflejarse en el respeto a las otras.

Frases de Patria

Enseñemos a perdonar; pero si enseñamos también a no ofender, sería más eficiente.

Frases de Perdonar

La imaginación y la experiencia van de la mano. Solas no andan.

Frases de Imaginación

Él es apenas un objeto en el cuadro.

Frases de Cuadro

Sin ideales sería inconcebible el progreso.

Frases de Ideales

Cuando las miserias morales asolan a un país, culpa es de todos los que por falta de cultura y de ideal no han sabido amarlo como patria: de todos los que vivieron de ella sin trabajar para ella.

Frases de Patria

Contexto histórico

Anarquismo - Ateísmo - Comunismo - Metafísica - Positivismo

Influencias José Ingenieros

Relacionados con José Ingenieros

Domingo Faustino Sarmiento - Leopoldo Lugones

Ocupación

Médicos » Médicos siglo XX » Médicos de Argentina

Psiquiatras » Psiquiatras siglo XX » Psiquiatras de Argentina

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Argentina

Filósofos » Filósofos siglo XX » Filósofos de Argentina

Sociólogos » Sociólogos siglo XX » Sociólogos de Argentina

José Ingenieros

Biografía de José Ingenieros

Nace: 24 de abril de 1877 - Palermo, Italia

Muere: 31 de octubre de 1925 - Buenos Aires, Argentina

Fue médico, psiquiatra, farmacéutico, escritor, docente, filósofo y sociólogo nacido en Italia y nacionalizado argentino, considerado uno de los máximos representantes del positivismo en Latinoamérica.

José Ingenieros nació en la ciudad de Palermo (Italia), donde trascurrió su infancia y luego emigró con la familia hacia Argentina. En 1892 finalizó sus estudios secundarios y fundó el periódico "La reforma" y un año después ingresó a la Facultad de Medicina de Buenos Aires, donde se recibió de farmacéutico en 1897 y de médico en 1900. En 1903, José Ingenieros escribió su tesis doctoral, "La simulación en la lucha por la vida", en clara consonancia con corriente darwinista que prevalecía en Argentina por aquella época. Tiempo después fue profesor en diversas cátedras, dirigió los archivos de Psiquiatría y Criminología y se hizo cargo del Instituto de Criminología de la Penitenciaría Nacional de Buenos Aires (1902-1913). En 1909 fue elegido Presidente de la Sociedad Médica Argentina y nombrado Delegado Argentino del Congreso Científico Internacional de Buenos Aires. En 1919, José Ingenieros renunció a todos los cargos docentes y comenzó su etapa de lucha política, participando de manera activa en favor del grupo progresista de tendencia comunista "Claridad". José Ingenieros desarrolló una versión particular del positivismo que hacía posible la metafísica. Fue miembro del Partido Socialista Obrero Argentino y defendió la idea de que la lucha de clases era una de las manifestaciones de la lucha por la vida. Llegando al final de su vida, se acercó al pensamiento anarquista. Muere de meningitis en Buenos Aires a los 48 años. José Ingenieros fue uno de los introductores de la psicología en la Argentina, participando del positivismo imperante en la época y erigiéndose, quizá, en la última gran figura de esta corriente de pensamiento tan enraizada durante el siglo XIX.

Obras destacadas

  • El hombre mediocre (1913)
  • Simulación de la locura en la lucha por la vida (1903)
  • Sociología argentina (1908)
  • Criminología (1912)
  • La evolución de las ideas argentinas (1918)
  • La simulación en la lucha por la vida (1903)