Frases de Jorge Luis Borges - Página 9

01. Un atributo de lo infernal es la irrealidad, un atributo que parece mitigar sus terrores y que los agrava tal vez. ¿Cómo hacer verosímil una acción en la que casi no creyó quien la ejecutaba? "El Aleph" (1949)

+ Frases de Atributos + Pensamientos de "El Aleph"


02. He firmado tantos ejemplares de mis libros que el día que me muera va a tener un gran valor uno que no lleve mi firma.

+ Frases de Firma


03. Ser inmortal es baladí; menos el hombre, todas las criaturas lo son, pues ignoran la muerte; lo divino, lo terrible, lo incomprensible, es saberse inmortal. "El Aleph" (1949)

+ Frases de Inmortal + Pensamientos de "El Aleph"


04. Otro demérito de los falsos problemas es el de promover soluciones que son falsas también. A plinio (historia natural, libro octavo) no le basta observar que los dragones atacan en verano a los elefantes: aventura la hipótesis de que lo hacen para beberles toda la sangre que, como nadie ignora, es muy fría. "Otras inquisiciones" (1952)

+ Frases de Problemas + Pensamientos de "Otras inquisiciones"


05. El ajedrez es uno de los medios que tenemos para salvar la cultura, como el latín, el estudio de las humanidades, la lectura de los clásicos, las leyes de la versificación, la ética. El ajedrez es hoy reemplazado por el fútbol, el boxeo o el tenis, que son juegos de insensatos, no de intelectuales.

+ Frases de Ajedrez


06. Como ser humano soy una especie de antología de contradicciones, de gaffes, de errores, pero tengo sentido ético. Esto no quiere decir que yo obre mejor que otros, sino simplemente que trato de obrar bien y no espero castigo ni recompensa. Que soy, digamos, insignificante, es decir, indigno de dos cosas; el cielo y el infierno me quedan muy grandes.

+ Frases de Indigno


07. Una tarde vinieron a casa las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo a contarme lo que pasaba. Algunas serían histriónicas, pero yo sentí que muchas venían llorando sinceramente porque uno siente la veracidad. Pobres mujeres tan desdichadas. Esto no quiere decir que sus hijos fueran invariablemente inocentes pero no importa. Todo acusado tiene derecho, al menos, a un fiscal para no hablar de un abogado defensor. Todo acusado tiene derecho a ser juzgado. Cuando me enteré de todo este asunto de los desaparecidos me sentí terriblemente mal. Me dijeron que un general había comentado que si entre cien personas secuestradas, cinco eran culpables, estaba justificada la matanza de las noventa y cinco restantes. ¡Debió ofrecerse él para ser secuestrado, torturado y muerto para probar esa teoría, para dar validez a su argumento!

+ Frases de Madres de Plaza de Mayo


08. Vivimos postergando todo lo postergable; Tal vez todos sabemos profundamente que somos inmortales y que tarde o temprano, todo hombre hará todas las cosas y sabrá todo. "Ficciones" (1944)

+ Frases de Inmortal + Pensamientos de "Ficciones"


09. Nadie es patria. Todos lo somos. "El otro, el mismo" (1964)

+ Frases de Patria + Pensamientos de "El otro, el mismo"


10. Las razones que puede tener un hombre para abominar de otro o para quererlo son infinitas. "Ficciones" (1944)

+ Frases de Razón y pasión + Pensamientos de "Ficciones"


11. Que la historia hubiera copiado a la historia ya era suficientemente pasmoso; que la historia copie a la literatura es inconcebible... "Ficciones" (1944)

+ Frases de Copia + Pensamientos de "Ficciones"


12. La realidad no suele coincidir con las previsiones; con lógica perversa, prever un detalle circunstancial es impedir que este suceda. "Ficciones" (1944)

+ Frases de Previsión + Pensamientos de "Ficciones"

Influencias

Influencia a... [mostrar]

Autores relacionados

Adolfo Bioy Casares Gabriel García Márquez Julio Cortázar Mario Benedetti Pablo Neruda

Jorge Luis Borges


Escritor, poeta, ensayista, crítico literario, bibliotecario, editor y traductor argentino, autor de "Luna de enfrente" (1925), "Ficciones" (1944), "El Aleph" (1949) y "El hacedor" (1960).

Sobre Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges nace en el seno de una familia de antepasados militares y literarios, hijo del abogado Jorge Guillermo Borges, que impartía clases de psicología y la traductora Leonor Acevedo Suárez.

Al estallar la Primera Guerra Mundial (1914-1918), la familia se traslada a Europa para que el padre realice un tratamiento médico por la misma ceguera progresiva que afectaría a su hijo en el futuro.

Instalados en Ginebra (Suiza), Jorge Luis Borges asiste al Liceo Jean Calvin y estudia francés por su cuenta.

En 1919 la familia se instala en España y unos años después vuelven a Argentina (1921), donde el escritor funda varias publicaciones literarias y filosóficas.

En la década de 1930 Jorge Luis Borges comienza a perder progresivamente la visión.

En 1939 ingresa como bibliotecario en la Biblioteca Nacional (1938-1947), siendo nombrado Director desde 1955 hasta 1973.

Entre 1940 y 1960 Jorge Luis Borges publica varias de sus obras más recordadas, entre ellas "Ficciones" (1944), "El Aleph" (1949) y "El hacedor" (1960).

A partir de 1955 se desempeña como profesor de literatura inglesa en la Universidad de Buenos Aires y ese mismo año es elegido miembro de la Academia Argentina de Letras.

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Argentina

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Argentina

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Argentina

Bibliotecarios » Bibliotecarios siglo XX » Bibliotecarios de Argentina

Editores » Editores siglo XX » Editores de Argentina

Críticos literarios » Críticos literarios siglo XX » Críticos literarios de Argentina

Traductores » Traductores siglo XX » Traductores de Argentina

Síguenos