Frases de Jorge Amado - Página 2

01. Cada hombre tiene su gusto propio - decía María Antonia, su ex alumna, una experta en machos y cama- , cada uno tiene su característica, unos sabios, otro no. Pero si una sabe aprovechar, ¡Ah! , todos son buenos... "Doña Flor y sus dos maridos" (1966)

+ Frases de Macho + Pensamientos de "Doña Flor y sus dos maridos"


02. Yo soy un escritor brasileño. Escribo con base en el conocimiento de la realidad de mi país. De las emociones, del sentimiento de mi pueblo. Que es un determinado pueblo, resultante de una determinada experiencia histórica.

+ Frases de Pueblo


03. Pero ¿Qué es una doncella, con su deseo bobo, ignorante, comparada con una viuda, cuya ansiedad está formada por el conocimiento y la ausencia, la contención y la penuria, el hambre y el ayuno, lúcida y atrevida en su deseo? "Doña Flor y sus dos maridos" (1966)

+ Frases de Viuda + Pensamientos de "Doña Flor y sus dos maridos"


04. (...) Pero ni aun así adquirió el difunto un aspecto púdico y decente: era un muerto de carnaval, ni siquiera mostraba sangre de bala o de puñalada corriéndole por el pecho que pudiera rescatarlo de su condición de mascarita. "Doña Flor y sus dos maridos" (1966)

+ Frases de Carnaval + Pensamientos de "Doña Flor y sus dos maridos"


05. En la cama de un matrimonio (en opinión del doctor Teodoro), el deseo no impide el pudor, el amor no se opone al recato, pues el deseo y el amor de los esposos están hechos de materias puras, aun en la secreta intimidad conyugal. "Doña Flor y sus dos maridos" (1966)

+ Frases de Intimidad + Pensamientos de "Doña Flor y sus dos maridos"


06. Nuestras elites son extremadamente preconceptuosas y a esta altura de mi vida no les presto atención. Yo nunca me consideré un literato, sino un novelista profesional sin abandonar mi posición al lado del pueblo, de los que sufren.

+ Frases de Novelista


07. La calle entera cantaba en la serenata a Flor, reclinada en la alta ventana, vestida de volados y encajes, bañada por la luna. Abajo, Vadinho, galante caballero, en la mano la rosa que de tan roja parecía negra. La rosa de su amor. "Doña Flor y sus dos maridos" (1966)

+ Frases de Calle + Pensamientos de "Doña Flor y sus dos maridos"


08. El amor no se prueba ni se mide. Es como Gabriela. Existe, eso sí -dijo Juan Fulgencio-. El hecho de que no se comprenda ni se explique una cosa no acaba con ella. No sé nada de las estrellas, pero las veo en el cielo; son la belleza de la noche. "Gabriela, clavo y canela" (1958)

+ Frases de Prueba + Pensamientos de "Gabriela, clavo y canela"


09. El amor eterno no existe. Hasta la más fuerte pasión tiene su tiempo de vida. Llegando su día, se acaba; nace otro amor. -Por eso mismo el amor es eterno -concluyó Juan Fulgencio-. Porque se renueva. Terminan las pasiones, es el amor el que permanece. "Gabriela, clavo y canela" (1958)

+ Frases de Amor eterno + Pensamientos de "Gabriela, clavo y canela"


10. La tomaba como a un juguete; un juguete o un cerrado capullo de rosa que él hacía abrirse en cada noche de placer. Doña Flor iba perdiendo la timidez, entregándose a esa fiesta lasciva con creciente violencia, transformándose en amante impulsiva y audaz. "Doña Flor y sus dos maridos" (1966)

+ Frases de Juguete + Pensamientos de "Doña Flor y sus dos maridos"


11. Quítate el cartel y apuesto a que antes de seis meses...- ¿Qué cartel? -Ese que llevas en la cara: "Soy viuda para siempre, no existo para la vida y para el casamiento". Decídete, vuelve a reír, a ser igual a todo el mundo y te juro que en menos de seis meses... "Doña Flor y sus dos maridos" (1966)

+ Frases de Viuda + Pensamientos de "Doña Flor y sus dos maridos"


12. La juventud uno la tiene cuando es joven, cuando tiene su edad, y es una cosa maravillosa, es una cosa que no se tendrá más. Después se tiene otra forma de vida, se tiene una experiencia que se ha ganado en el curso de tu vida. Si la supiste vivir tiene una experiencia positiva.

+ Frases de Maravillosa

Influencias

Autores relacionados

Joaquim Machado de Assis

Jorge Amado

Jorge Amado

Escritor, novelista, dramaturgo, cuentista y crítico literario brasileño, autor de "Capitanes de la arena" (1937), "Tierras del sin fin" (1943), "Gabriela, clavo y canela" (1958) y "Doña Flor y sus dos maridos" (1966).

Libros destacados

Enlaces

Ocupación

Críticos literarios » Críticos literarios siglo XX » Críticos literarios de Brasil

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Brasil

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Brasil

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Brasil

Síguenos