Frases de Jonathan Coe

¿Hace usted ejercicio? ¿Va a un gimnasio o algo parecido? -No. ¿Por qué me lo pregunta? -Pues porque tiene usted unas nalgas extraordinariamente duras. Para ser escritor, quiero decir. Fue lo primero en que me fijé de usted. -Gracias -dije, porque no se me ocurrió nada mejor. -Si esta noche nota que mi mano se pierde en algún momento en esa dirección, no se prive de decirlo. Me temo que últimamente estoy hecho un sobón. Cuanto más viejo me hago, menos control parece que tengo sobre esta lamentable libido mía. Noviembre de 1990, ¡Menudo reparto!

"¡Menudo reparto!" (1994) Frases de "¡Menudo reparto!" (1994) Frases de Libido


Esperó en silencio a que wilkins le anudase la venda. -Muy bien -dijo éste satisfecho-. Creo que así está bien. ¿Cuántos dedos tengo levantados? -Tres -respondió thomas. -Maldita sea mi estampa, ¿Cómo lo sabe? ¿Ve a través de la venda? -No, lo he adivinado. -No tiene usted que adivinar nada. Por dios, hombre, estoy intentando asegurarme de que no ve adónde vamos. No estamos aquí para jugar a las adivinanzas. ¿Cuántos dedos tengo levantados? -No tengo ni idea. No veo un carajo. -Estupendo. Eran cuatro, por cierto. Aunque eso da igual. Y ahora calladito. Expo 58

Frases de "Expo 58" (2013) Frases de Adivinar


Para mí, el dinero es un medio para conseguir un fin. Lo usaría para viajar. Para ver el mundo a lo grande. Me gustaría poder permitirme buenas entradas en la ópera. Me gustaría poder tener un Picasso o dos. Pero para Crispin y sus iguales, el dinero es un fin en sí mismo. Sus ambiciones se acaban ahí. Y, lo siento, pero en mi opinión ésa es una forma muy aburrida de ver el mundo. Somera. Superficial. Carente de valor. Quiero decir, ¿Qué tiene esa gente realmente en la cabeza? ¿Dónde está su vida interior? La espantosa intimidad de Maxwell Sim

Frases de "La espantosa intimidad de Maxwell Sim" (2011) Frases de Superficial


¿Por qué no recordaba las cosas más sencillas de la física, la biología o la geografía? ¿Cómo podía haber vivido tanto tiempo en el mundo material y no haber aprendido nada sobre sus leyes y principios? Era vergonzoso. Le hacía darse cuenta de que iba por la vida como sonámbulo, presa de un sueño del que tal vez despertase algún día (seguramente a la vuelta de treinta años) para percatarse de que su tiempo en esta tierra casi se había acabado, antes de que aprendiese a controlarlo siquiera un poco. La espantosa intimidad de Maxwell Sim

Frases de "La espantosa intimidad de Maxwell Sim" (2011) Frases de Paso del tiempo


Aquí, durante los siguientes seis meses, coincidirían todos los países cuyas complejas relaciones, cuyos conflictos y alianzas, cuyas tensas y enmarañadas historias habían dado forma al destino de la humanidad y continuarían haciéndolo. Y esa radiante locura era el centro de todo eso: una gigantesca celosía de esferas interconectadas, imperecederas, cada una emblemática de esa minúscula y misteriosa unidad que sólo recientemente el hombre había aprendido a dividir, con unas consecuencias tan alarmantes como maravillosas: el átomo. La mera visión de ese edificio hizo que se le acelerase el corazón. Expo 58

Frases de "Expo 58" (2013) Frases de Dividir


Una foto no es mucha cosa, la verdad. Sólo puede capturar un momento entre millones de momentos de la vida de una persona, o de la vida de una casa. Pero estas fotos que tengo delante, las que pretendo describirte..., Tienen cierto valor, creo, aunque sólo sea porque me ayudan a recordar. Son la prueba de que las cosas de las que me acuerdo (o algunas de esas cosas, por lo menos) sucedieron de verdad y no son vagos recuerdos, ni fantasías, ni imaginaciones. ¿Pero qué pasa con los recuerdos de los que no hay fotos, ni prueba, ni confirmación posible? La lluvia antes de caer

Frases de "La lluvia antes de caer" (2007) Frases de Fotografiar


Os voy a contar de qué va, ¿Vale? Es la historia de toda la vida de un tío, ¿Entendéis? , y lo va a interpretar el mismo actor todo el rato y se va a rodar a lo largo de cincuenta años. Se le verá pasar de niño a viejo en el espacio de hora y media. Hay un salto brutal de su cara a los veinte años, lleno de entusiasmo juvenil, a su cara de cuando tenga setenta, marcada por la amargura y la desilusión. Como una crónica vertiginosa a cámara rápida que vaya de la esperanza a la desesperación. La casa del sueño

Frases de "La casa del sueño" (1997) Frases de Desilusión


Pero el tren ya aminoraba su marcha, y cuando por fin se paró en medio de la más completa oscuridad del túnel, calculé que sólo habría recorrido unos trescientos metros. Tan pronto se detuvo, se notó que el ambiente se hacía más tenso. No estaríamos allí más de un minuto, quizás, o tal vez minuto y medio, pero pareció una eternidad, y cuando el tren empezó a arrastrarse hacia adelante, todas las caras pusieron gesto de alivio. Pero resultó ser corto. Tras sólo unos segundos, los frenos salieron a relucir de nuevo, y esta vez, mientras el tren hacía con una sacudida un alto definitivo, dando una terrible sensación de algo concluyente. Septiembre de 1990, ¡Menudo reparto!

"¡Menudo reparto!" (1994) Frases de "¡Menudo reparto!" (1994) Frases de Túnel


El adúltero de hoy en día lo tiene muy mal. La tecnología lo ha hecho todo mucho más complicado. Cada vez hay más formas de estar en contacto con alguien, pero todas dejan rastro. Hace tiempo, le podías haber escrito a alguien una carta de amor, y el único testigo era la persona que te había visto echándola al correo. Hoy le mandas a alguien un par de mensajitos, y luego te encuentras con que figuran en la cuenta del teléfono. Puedes borrar todos los correos que quieras de tu ordenador, pero seguirán almacenados, de la forma que sea, en algún servidor que a saber dónde está. Cada vez se necesitan métodos más complicados si no quieres que te pillen. La espantosa intimidad de Maxwell Sim

Frases de "La espantosa intimidad de Maxwell Sim" (2011) Frases de Adulterio


-Nadie contará con que sea una medida muy popular, supongo. -Bueno, habrá protestas, claro, pero luego se pasarán, y ya aparecerá otra cosa que moleste a la gente. Lo importante es que nos ahorramos un montón de dinero, y mientras tanto toda una generación de niños de la clase trabajadora y de familias con pocos ingresos no comerá nada más que patatillas y chocolate todos los días. Lo que significa, en definitiva, que crecerán más débiles físicamente y más lentos mentalmente. -Dorothy alzó una ceja ante esta afirmación-. Pues claro -le aseguró él-. Una dieta rica en azúcares retrasa el desarrollo cerebral. Nuestros chicos lo han demostrado. -Se sonrió-. Como muy bien sabe todo general, el secreto para ganar una guerra es desmoralizar al enemigo. Dorothy, ¡Menudo reparto!

"¡Menudo reparto!" (1994) Frases de "¡Menudo reparto!" (1994) Frases de Cultura de masas


La humanidad (ya se habrán dado cuenta) siempre ha sido muy ingeniosa a la hora de inventar formas de evitar que la gente hable con los demás, y yo había aprovechado muy bien las más recientes. Prefería mandar un sms que hablar con alguien por teléfono. Y en vez de quedar con mis amigos, me dedicaba a redactar actualizaciones alegres e irónicas de mi estatus en Facebook, para demostrarles a todos la vida tan ajetreada que llevaba. Y, por lo visto, a la gente le gustaban, porque ya tenía más de setenta amigos en Facebook: la mayoría de ellos, absolutos desconocidos. Pero parecía que el contacto real cara a cara, de vamos-a-tomar-un-café-y-a-ponernos-al-día, se me había olvidado completamente. La espantosa intimidad de Maxwell Sim

Frases de "La espantosa intimidad de Maxwell Sim" (2011) Frases de Redes sociales


Se quedaron allí sentados, tomándose sus cervezas. Las mesas en las que se reflejaban vagamente sus caras eran de color marrón oscuro, el más oscuro de todos, el color del chocolate Bournville. Las paredes tenían un tono más claro, el del Dairy Milk. La alfombra también era marrón, con pequeños hexágonos de un castaño un poco diferente si lo mirabas de cerca. El techo pretendía ser color hueso, pero en realidad era marrón, por culpa de la nicotina del humo de millones de cigarrillos sin filtro. La mayoría de los coches que estaban en el aparcamiento también eran marrones, así como la mayor parte de la ropa que llevaban los clientes. Pero nadie en el pub era realmente consciente de ese predominio del marrón, o, si alguien lo era, le parecía que no merecía la pena comentarlo. Era una época marrón. La chica y el Chaval melenudo - Invierno, El club de los canallas

"El club de los canallas" (2001) Frases de "El club de los canallas" (2001) Frases de Cerveza

Influencia en las frases de Jonathan Coe

Autores relacionados

David Lodge Ian Mcewan Jonathan Swift

Ocupación

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Inglaterra

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Inglaterra

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Inglaterra

Jonathan Coe


Frases de Jonathan Coe: Escritor, novelista y ensayista inglés, autor de "¡Menudo reparto!" (1994), "La casa del sueño" (1997), "El club de los canallas" (2001), "La lluvia antes de caer" (2007) y "La espantosa intimidad de Maxwell Sim" (2011).

Biografía Jonathan Coe

Jonathan Coe nace en Lickey, un suburbio del suroeste de Birmingham, de padre físico industrial y madre profesora de música y educación física.

Cursa estudios en la escuela "King Edward's school" (Birmingham), en el "Trinity College" (Cambridge) y finalmente en la "Warwick University", completando su formación con un doctorado en Literatura Inglesa.

A finales de 1980 Jonathan Coe se traslada a Londres y tiempo después publica su primera novela, "The accidental woman" (1987).

Con "¡Menudo reparto!" (1994) gana los premios "John Llewellyn Rhys Prize" y "Prix du Meilleur Livre Étranger" y obtiene gran reconocimiento como escritor de sátiras políticas.

Luego llegarían entre otros "La casa del sueño" (1997), "El club de los canallas" (2001), "La lluvia antes de caer" (2007) y "La espantosa intimidad de Maxwell Sim" (2011).

En 2004 Jonathan Coe es nombrado "caballero de las Artes y de las Letras" (Chevalier des Arts et des Lettres).

Libros destacados

Libros de Jonathan Coe »

Enlaces

Síguenos en