Frases de Johan August Strindberg

Yo nunca me conformaría con ser un macho para usted y sé que jamás lograría despertar su amor. El hijo de la sierva

Frases de "El hijo de la sierva" (1886) Frases de Macho


Las ilusiones se habían esfumado, pero era consolador saberse ascendido sin necesidad de hundir a alguien. El hijo de la sierva

Frases de "El hijo de la sierva" (1886) Frases de Ilusión


La sociedad se basa aún en las clases, en los grupos que, surgidos de manera natural a partir de oficios y profesiones, permanecen en conflicto. El hijo de la sierva

Frases de "El hijo de la sierva" (1886) Frases de Conflicto


Aunque un marido viviera más de cien años nunca podría saber nada de la verdadera existencia de su mujer. Podrá conocer el mundo, el universo, pero nunca a esa persona que convive con él. Autodefensa

Frases de "Autodefensa" (1967) Frases de Marido


Cuando se tienen veinte años, uno cree haber resuelto el enigma del mundo; a los treinta reflexiona sobre él, y a los cuarenta descubre que es insoluble.

Frases de Enigma


Ni una felicitación, ni un apretón de manos. Pues bien, era el carácter islandés de su padre que no le permitía expresar sentimientos más afectuosos. El hijo de la sierva

Frases de "El hijo de la sierva" (1886) Frases de Padre


(...) No había podido decidir entonces qué instintos debían reprimirse y qué parte de su yo debía sacrificar a la sociedad en la que se disponía a entrar. El hijo de la sierva

Frases de "El hijo de la sierva" (1886) Frases de Sociedad


Pero, ¿Qué se sabe acerca de lo que se quiere? Se quiere o no se quiere, no hay más alternativa. Si tratamos de reflexionar sobre lo que se quiere, veremos que la mayoría de las veces no interviene la voluntad. El hijo de la sierva

Frases de "El hijo de la sierva" (1886) Frases de Alternativa


La sociedad honra con el nombre de caracteres a quienes han buscado y encontrado su sitio, a quienes han jugado un papel, a quienes han llegado a descubrir ciertas reglas de conducta que terminan por asimilarlas automáticamente a sus acciones. El hijo de la sierva

Frases de "El hijo de la sierva" (1886) Frases de Conducta

Contexto histórico

Expresionismo Simbolismo

Influencia en las frases de Johan August Strindberg

Autores relacionados

Antón Pávlovich Chéjov Ingmar Bergman William Shakespeare

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Suecia

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XIX » Dramaturgos de Suecia

Johan August Strindberg


Frases de Johan August Strindberg: Escritor y dramaturgo sueco cuyas obras tuvieron gran influencia en el teatro moderno, además de ser considerado el renovador del teatro sueco y precursor del teatro de la crueldad y el teatro del absurdo.

Biografía Johan August Strindberg

Johan Strindberg nació en el seno de una familia de padre comerciante, autoritario y cerrado y madre extremadamente religiosa que trabajó como criada de su padre antes de contraer matrimonio.

En 1867 termina el bachillerato e ingresa en la Universidad de Uppsala para cursar estudios de Medicina, que abandona tiempo después.

Tras ejercer diversos oficios, Johan Strindberg asiste a la Real Escuela de Arte Dramático de Estocolmo sin resultados positivos.

En 1869 comienza a escribir dramas, entre ellos "A Roma" (1870), siendo un éxito y logrando que el Rey le conceda una beca para que continúe sus estudios.

Johan August Strindberg ingresa a trabajar en 1875 a la Biblioteca Nacional de Estocolmo como ayudante y dos años después contrae matrimonio con la baronesa finlandesa Siri Krangel.

Tras consagrarse como escritor con su novela "El cuarto rojo" en 1879, provoca una gran polémica al enfrentarse al estamento político y se exilia en forma voluntaria en Francia, Suiza, Alemania e Italia.

En 1884, Johan Strindberg publica "Casados", una crítica a las relaciones matrimoniales burguesas y con posturas claras a favor de los derechos de la mujer, por lo que recibe el repudio de la burguesía y paralelamente comienzo a manifestarse en él la dualidad sentimental de amor - odio frecuente en los esquizoides, exhibiendo notables rasgos de misoginia y paranoia.

Con su popularidad en descenso, publica "Gentes de Hemso", ganándose nuevamente al público sueco y alentándolo a gestar el Teatro Experimental en Copenhague (Dinamarca), fracasando en todos sus intentos.

Tras un breve paso por Suecia, donde se divorcia de Siri, Johan Strindberg se traslada a Berlín (Alemania), y se casa en 1893 con la periodista austriaca Frida Uhl, divorciándose un año después.

En 1894 se traslada a París (Francia), donde vive su peor crisis, con abusos de todo tipo, obsesionándose con el ocultismo y la alquimia.

En 1899, ya superada la crisis, Johan Strindberg se instala definitivamente en Estocolmo y publica la novela "Inferno" (1898) y la obra de teatro "Camino a Damasco" (1904), donde plasma sus experiencias personales durante la crisis.

Contrae matrimonio por tercera vez con la actriz Harriet Bosse, con la que vivirá otra tormentosa relación matrimonial y una gran actividad creadora, llegando a concretar la apertura de su propio teatro, el "Intima Teatern".

En 1912, Johan Strindberg muere de cáncer, siendo despedido por una gran muchedumbre en su entierro y reconocido como ídolo nacional.

Libros destacados

  • El padre (1887)
  • La señorita Julia (1888)
  • La habitación roja (1879)
  • El hijo de la sierva (1886)
  • El librepensador (1870)
  • En Roma (1870)

Enlaces

Síguenos en