Frases de Joël Dicker

Un nuevo libro es una nueva vida que empieza. Es también un momento de gran altruismo: ofrece usted, a quien quiera descubrirla, una parte de sí mismo. Algunos le adorarán, otros le odiarán. Algunos le convertirán en una estrella, otros le despreciarán. Algunos se sentirán celosos, otros interesados. No es para ellos para quienes escribe usted, Marcus. Sino para todos los que, en su vida diaria, habrán pasado un buen momento gracias a Marcus Goldman. Me dirá usted que no es gran cosa, y sin embargo, no está nada mal. Algunos escritores quieren cambiar el mundo. Pero ¿Quién puede realmente cambiar el mundo? 5. La chiquilla que había emocionado a América, La verdad sobre el caso Harry Quebert

Frases de "La verdad sobre el caso Harry Quebert" (2012) Frases de Renovación


En cuanto entraba en el pub, su corazón estallaba de nervios y de amor. Se hacía el despistado y luego buscaba a su amada con la mirada entre el gentío anónimo. Cuando por fin la veía, su corazón estallaba de felicidad. Se instalaba en la barra, y esperaba a que viniese a servirle. Preparaba frases, pero no se atrevía a hablar, porque ella le intimidaba y porque su inglés era incomprensible. Entonces pedía sin cesar, solo por tener la ilusión de un intercambio, y se dejaba toda la paga. No quería saber nada de ella porque, mientras no supiese nada, seguiría siendo la mujer más extraordinaria del mundo. 12, Los últimos días de nuestros padres

Frases de "Los últimos días de nuestros padres" (2010) Frases de Amor de mi vida


Habían dejado de soñar: habían dejado que se los tragase una especie de renuncia a la vida. Se habían convertido en gente del montón. Ellos, que habían defendido a los oprimidos, creado su empresa de jardinería y soñado con el fútbol y la amistad eterna. Ese era el aglutinante de la Banda de los Goldman: que éramos unos soñadores de primera categoría. Por eso éramos únicos. Pero ahora yo era el último en seguir persiguiendo un sueño. El sueño primigenio. ¿Por qué quería convertirme en un escritor famoso y no en escritor a secas? Por culpa de los Baltimore. Habían sido mi modelo y se habían convertido en mis rivales. Solo aspiraba a superarlos. 39., El libro de los Baltimore

Frases de "El libro de los Baltimore" (2015) Frases de Pensar en grande


Soy el escritor. Así es como me llama todo el mundo. Mis amigos, mis padres, mi familia e incluso aquellos a quienes no conozco pero que sí me reconocen a mí en un lugar público y me dicen: "¿No será usted el escritor...?". Soy el escritor, es mi identidad. La gente piensa que, en nuestra calidad de escritores, llevamos una vida más bien sosegada. Hace poco, uno de mis amigos, que se estaba quejando de lo largos que eran los trayectos cotidianos entre su casa y la oficina, acabó por decirme, una vez más: -En el fondo, tú te levantas por las mañanas, te sientas detrás de la mesa y escribes. Y ya está. No le contesté nada, demasiado deprimido desde luego al darme cuenta de hasta qué punto consistía mi trabajo, en la imaginería colectiva, en no hacer nada. 1., El libro de los Baltimore

Frases de "El libro de los Baltimore" (2015) Frases de Mesa de trabajo


Suspiró de alivio y se puso a correr como un niño. Nunca en su vida había tenido una sensación como aquella; Había resistido la formación del SOE, y después había sobrevivido a sus misiones y a un interrogatorio de la gestapo. Había sobrevivido a los golpes, al miedo, a la angustia de la clandestinidad; Había sido testigo de lo que se habían hecho unos seres humanos a otros, y también había sobrevivido. Aquello había sido sin duda lo más difícil: sobrevivir al desastre de la humanidad, no renunciar y mantenerse firme. Los golpes no son más que golpes; Hacen daño, un poco, mucho, y después el dolor cesa. Lo mismo con la muerte; La muerte no es más que la muerte. Pero vivir como un hombre entre los hombres era un desafío diario. 58, Los últimos días de nuestros padres

Frases de "Los últimos días de nuestros padres" (2010) Frases de Gestapo


¡El cine, Goldman, ese es el porvenir! ¡Ahora la gente quiere imágenes! ¡La gente ya no quiere pensar, quiere que la guíen! Está esclavizada de la mañana a la noche y cuando vuelve a casa, se siente perdida: su amo y patrono, esa mano bienhechora que la alimenta, no está ahí para pegarle y conducirla. Afortunadamente, está la televisión. El hombre la enciende, se prosterna y le entrega su destino. ¿Qué debo comer, Amo? , le pregunta a la televisión. ¡Lasaña congelada! , le ordena la publicidad. Y se va de cabeza a meter en el microondas el comistrajo ese. Luego vuelve a hincarse de rodillas y pregunta de nuevo: Amo, ¿Y qué debo beber? ¡Coca-Cola hiperazucarada! , le grita la televisión, irritada. Y venga a dar órdenes: ¡Sigue zampando, cerdo, sigue zampando! Que las carnes se te pongan sebosas y fláccidas. Y el hombre obedece. Y el hombre se empapuza. Luego, pasada la hora de comer, la tele se enfada y cambia de anuncios: ¡Estás gordísimo, eres feísimo! ¡Corre a hacer gimnasia! ¡Ponte guapo! ¡Y usted se compra unos electrodos que le esculpen el cuerpo, unas cremas que le inflan los músculos mientras duerme, unas pastillas mágicas que hacen por usted toda esa gimnasia que usted ya no hace porque está digiriendo pizza! Así funciona el ciclo de la vida. 9., El libro de los Baltimore

Frases de "El libro de los Baltimore" (2015) Frases de Poder de la imagen

Influencia en las frases de Joël Dicker

Autores relacionados

Ildefonso Falcones Javier Sierra Julia Navarro María Dueñas Megan Maxwell

Ocupación

Abogados » Abogados siglo XX » Abogados de Suiza

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Suiza

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Suiza

Joël Dicker


Frases de Joël Dicker: Escritor, novelista y abogado suizo francoparlante, autor de "Los últimos días de nuestros padres" (2010), "La verdad sobre el caso Harry Quebert" (2012) y "El libro de los Baltimore" (2015).

Biografía Joël Dicker

Joël Dicker nace en Ginebra, lugar donde trasncurre su infancia y adolescencia, siendo hijo de hijo de una bibliotecaria y un profesor de francés.

Mientras terminaba su carrera de Derecho en la Université de Genève, escribe el cuento "El tigre" y obtiene el "Premio Internacional para Jóvenes Autores Francófonos".

En 2009 Joël Dicker termina "Los últimos días de nuestros padres" y no logra editor para publicarla, por lo que la presenta en el certamen "Prix des Ecrivains Genevois", un premio que se entrega cada 4 años a novelas sin publicar.

Tras ser la ganadora del Premio, varios editores se interesan por su obra, siendo su segunda novela, "La verdad sobre el caso Harry Quebert" (2012), la primera en publicarse.

En 2015 aparece "El libro de los Baltimore", continuación de "La verdad sobre el caso Harry Quebert" y afianza a Joël Dicker como uno de los mejores escritores contemporáneos en lengua francesa.

Entre los numerosos premios que recibió, destaca el "Gran Premio de Novela de la Academia Francesa" (2012).

Libros destacados

  • La verdad sobre el caso Harry Quebert (2012)
  • Los últimos días de nuestros padres (2010)
  • El libro de los Baltimore (2015)

Libros de Joël Dicker »

Enlaces

Síguenos en