Frases de Jerome David Salinger

Lo que más me gusta de un libro es que te haga reír un poco de vez en cuando. El guardián entre el centeno

Frases de "El guardián entre el centeno" (1951) Frases de Reír


Confía en tu corazón. Eres un artesano digno de crédito. Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción

Frases de "Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción" (1963) Frases de Artesano


Si el sentimiento, en última instancia, no vuelve mentirosa a alguna gente, los abominables recuerdos seguro que sí. Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción

Frases de "Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción" (1963) Frases de Intolerable


Las mujeres. ¡Dios mío! Le vuelven a uno loco. De verdad. El guardián entre el centeno

Frases de "El guardián entre el centeno" (1951) Frases de Loco


¿No es el verdadero poeta, el verdadero pintor un vidente? ¿No es en realidad el único vidente que tenemos sobre la tierra? Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción

Frases de "Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción" (1963) Frases de Pintor


No sé por qué hay que dejar de querer a una persona sólo porque se ha muerto. Sobre todo si era cien veces mejor que los que siguen viviendo. El guardián entre el centeno

Frases de "El guardián entre el centeno" (1951) Frases de Querer


Los poetas se toman siempre el tiempo tan a pecho. Siempre están metiendo sus emociones en cosas que no tienen ninguna emoción. Nueve cuentos

Frases de Emoción


(...) Yo tenía veintiún años y era tan independiente como sólo puede serlo un escritor joven, inédito, novato. Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción

Frases de "Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción" (1963) Frases de Independiente


Estaba un poco nervioso. Empezaba también a excitarme, pero sobre todo tenía los nervios de punta. Si he de serles sincero les diré que soy virgen. El guardián entre el centeno

Frases de "El guardián entre el centeno" (1951) Frases de Virgen


Me latía el corazón como si fuera a escapárseme del pecho. Al menos me habría gustado estar vestido. Es horrible estar en pijama en medio de una cosa así. El guardián entre el centeno

Frases de "El guardián entre el centeno" (1951) Frases de Pijama


Supongo que ningún escritor jamás se deshace de sus viejas corbatas amarillo azafrán. Tarde o temprano aparecen en su prosa y maldito lo que puede hacer al respecto. Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción

Frases de "Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción" (1963) Frases de Corbata


Me alegro de que inventaran la bomba atómica: así si necesitan voluntarios para ponerse debajo cuando la lancen, puedo presentarme el primero. El guardián entre el centeno

Frases de "El guardián entre el centeno" (1951) Frases de Bomba atómica

Contexto histórico

Segunda Guerra Mundial

Influencia en las frases de Jerome David Salinger

Autores relacionados

F. Scott Fitzgerald Harper Lee John Steinbeck Kurt Vonnegut William Faulkner

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Estados Unidos

Jerome David Salinger


Frases de Jerome David Salinger: Escritor estadounidense de gran talento e inspiración, autor de "El guardián entre el centeno", obra que se convirtió en un clásico de la literatura moderna.

Nombres

AliasJ.D. Salinger

Biografía Jerome David Salinger

Jerome David Salinger fue hijo de Sol Salinger, un comerciante judío de origen polaco y de Marie Jillich, de nacionalidad escocesa-irlandesa, quien se convirtió al judaísmo al casarse.

De pequeño acudió a escuelas públicas en el West Side de Manhattan y luego, en 1932, la familia se trasladó a otra casa, y Jerome David Salinger entró en la escuela privada McBurney.

Participó en varias obras de teatro en el colegio, mostrando gran aptitud para el drama, pero su padre opuso a la idea de que Jerome David Salinger fuera actor.

Tras ser expulsado de la escuela por bajas calificaciones en 1933, Jerome David Salinger ingresó en la Academia Militar de Valley Forge, en Pensilvania, graduándose tres años después, en 1936.

En 1940 comenzó su trayectoria literaria, escribiendo relatos para las revistas "Story, Saturday Evening Post", "Esquire", y "The New Yorker", y publicando dos capítulos de lo que se conocería tiempo después como "El guardián entre el centeno".

Tras estallar la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Jerome David Salinger participó en el desembarco aliado en Normandía (1944) como soldado de infantería, donde fue testigo de los combates en algunas de las batallas más violentas, hechos que dejaron una profunda huella en su persona.

En 1945, Jerome David Salinger publicó su primera novela, "El guardián entre el centeno", logrando una enorme popularidad y numerosas controversias, dado su lenguaje provocador y el retrato sin tapujos de la sexualidad y la ansiedad adolescentes.

Posteriormente, Jerome David Salinger publicó las colecciones de relatos "Nueve cuentos" (1953), Franny y Zooey (1961) y Levantad, Carpinteros, La viga del tejado y Seymour: una introducción (1963).

En 1953, teniendo una enorme fama, Jerome David Salinger se traslado a Cornish (New Hampshire) y se convirtió en un ermitaño, apartándose del mundo exterior y protegiendo al máximo su privacidad.

Uno de los temas principales en la obra de Jerome David Salinger es la inocencia y la adolescencia, en contraposición a la falsedad de los adultos y del mundo en general, creando personajes con mentes poderosas pero perturbadas y llenas de conflictos y la capacidad redentora que los niños tienen en la vida de éstos.

Libros destacados

  • El guardián entre el centeno (1951)
  • Nueve cuentos (1953)
  • Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción (1963)
  • Franny y Zooey (1961)

Enlaces

Síguenos en